A Elon Musk se le pueden criticar decenas de cosas, sin duda. Pero uno de los motivos más importantes por los cuales es tan exitoso como empresario y emprendedor, se basa en mantener una visión clara y coherente en sus proyectos, incluyendo a Tesla y SpaceX.

En el caso del fabricante de coches eléctricos, Elon Musk reveló el "plan maestro" para hacer rentable a la compañía. Fue un artículo publicado el 2 de agosto de 2006, donde explicaba la estrategia general de lo que en aquella época era una startup. En texto revela su intención: "Mi objetivo de financiar a Tesla es acelerar el cambio de una economía basada en hidrocarburos hacia una basada en energía solar, que debe ser la principal, aunque no la única solución sustentable".

Ahí también revelaba la estrategia de lanzamiento de coches que ha sido la misma hasta el día de hoy.

El plan maestro, en resumen, según explica Musk, es:

  • Crear un coche deportivo
  • Usar ese dinero para construir un coche accesible
  • Usar ese dinero para construir un coche aún más accesible
  • Hacer todo lo anterior con vehículo eléctrico cero emisiones

El coche deportivo fue el primer Rodaster, con el que se financió el desarrollo y ensamblaje del Model S. Luego vino el Model X. Con todos esos ingresos, investigación y desarrollo de Tesla, se creo el Model 3 y Model Y.

Más adelante Elon Musk publicaría en julio de 2016 el Plan maestro parte 2. En el que expandía las ambiciones de Tesla para el futuro:

  • Crear placas solares que se integren con las baterías desarrolladas por Tesla
  • Expandir la línea de producción de vehículos para desarrollar opciones para todos los segmentos
  • Desarrollar un sistema de conducción autónoma que sea 10 veces más segura que la conducción manual
  • Permitir que tu coche haga dinero mientras no lo usas

Seis años más tarde, esta segunda parte no ha terminado de funcionar ninguno de sus puntos. Las placas solares se venden, pero el negocio no ha despegado tanto como se esperaba. El segundo punto es el que más se ha desarrollado. Tesla ahora ofrece cuatro modelos de vehículos aunque aún queda mucho camino para abortar todos los segmentos.

El sistema de conducción autónoma total está en beta, funciona solamente en Estados Unidos y Canadá, a un grupo reducido de conductores. Y el permitir que el coche genere dinero mientras no se utiliza significaría activar la flota de robotaxis que es algo que, en mi opinión, no sucederá en menos de diez años.

Tesla Model 3 el coche más popular de la empresa fundada por Elon Musk

Elon Musk revela la primera parte del plan maestro parte 3

Aún así, Elon Musk ha anunciado en Twitter que está trabajando en la tercera parte del plan maestro para Tesla. Servirá como compromiso de desarrollo de algunas nuevas tecnologías y esfuerzos dentro de la compañía como ha ocurrido con versiones anteriores.

May probablemente el plan maestro parte tres, basado en las estrategias para la compañía, reveladas durante los últimos 18 meses por el propio Elon Musk, esté centrada en:

  1. Desarrollo competente de inteligencia artificial
  2. Utilizar esa inteligencia artificial para el Tesla Bot y la conducción autónoma total de sus coches
  3. Escalar la producción de vehículos eléctricos a un volumen mucho mayor que el actual

El tercer punto es lo que el CEO de Tesla ha revelado en parte en su cuenta de Twitter: "El enfoque principal será escalar a un tamaño extremo, que es necesario para alejar a la humanidad de los combustibles fósiles, y el desarrollo de la inteligencia artificial", explicó. "Además incluirá secciones sobre SpaceX y The Boring Company".

Escalar la producción de vehículos significaría vender uno barato

Para poder escalar la producción a un tamaño "extremo", según sus propias palabras, no solo implica aumentar significativamente las líneas de producción actuales o futuras. También pasa por lanzar un vehículo mucho más barato que multiplique la demanda de coches eléctricos.

Pero, aunque llegaron a anunciar un coche de 25.000 dólares, semanas atrás anunció que el proyecto de ese coche —conocido extraoficialmente como Model 2— se ha cancelado, o al menos pausado.

Aunque la segunda parte del plan maestro no ha terminado de cumplirse, la primera parte sí. Además, Elon Musk y Tesla tienen la mayor influencia en el mercado automotriz, en general. La industria no solo se enfrenta al fin de los coches de motor de combustión, también al reto de la electrificación total.

Los Tesla, aún con las subidas de precios recientes, siguen teniendo una demanda descomunal, y es parte del motivo por el cual a Elon Musk le urge que la producción de coches de la marca se multiplique. La inauguración de la Gigafactory en Berlín y Austin ayudarán en esto último, pero no será suficiente.

Veremos cómo lo abordará cuando haga la publicación final del plan maestro, parte tres para Tesla.