La historia de Elizabeth Holmes y Theranos resulta desconcertante por sus implicaciones en el mundo del emprendimiento y la tecnología. Se trata del ascenso fulgurante hacia el éxito de una mujer que se convirtió en símbolo de la voluntad y la ambición contemporánea. A la vez, de su caída en el desastre al descubrirse que Holmes, había manipulado, mentido y convertido a su empresa Theranos en un fraude colosal. Entre ambas cosas, la percepción sobre el poder y el ámbito criminal se convierten en un escenario complicado. Uno que la serie The Dropout (disponible en Star+ y Disney+) explora de manera eficaz, brillante y pulcra. 

La serie, además, tiene la rara habilidad de combinar la ficción y la realidad en un relato compacto que asombra por su calidad. Por eso motivo resultó desconcertante que la creadora del show, Elizabeth Meriwether, admitiera que el argumento es obra de un cuidadoso trabajo. Para sorpresa de buena parte de la crítica y la audiencia, el programa es una combinación de habilidad narrativa e instinto periodístico. Meriwether adaptó la historia sin tener la más mínima comunicación con Elizabeth Holmes.

¿Cómo logró la escritora un relato de alta factura sin recurrir a su fuente principal? The Dropout es en realidad una combinación de técnicas de análisis de discurso y un cuidado método de investigación.

O al menos, eso explicó Meriwether, al explicar que el punto de partida de la ficción fueron los numerosos titulares de periódico sobre el caso. Además, el análisis concienzudo del caso como un suceso informativo mayor. Un muestra prodigiosa de habilidad que permitió a la serie encontrar un necesario punto de verosimilitud, a pesar de no tener contacto con Elizabeth Holmes. 

Paso a paso en The Dropout para narrar una historia inquietante 

Para Meriwether se trató de un trayecto que comenzó con su personal interés sobre la historia. Para la creadora de The Dropout, la circunstancia de un empresario caído en desgracias en medio de una situación inexplicable era digna de ser narrada en ficción.

En una entrevista para FastCompany.com publicada en marzo del 2022 admitió que no entrevistó a Holmes. 

Meriwether deja entrever que se trató de una forma de mirar a Holmes desde un punto de vista nuevo

Y aunque no explicó de manera clara el motivo por el cual no lo hizo, es evidente que se trató de una decisión con un objetivo concreto. Más adelante, en la misma entrevista, Meriwether deja entrever que se trató de una forma de mirar a Holmes desde un punto de vista nuevo. Y eso implicaba brindar importancia a otras voces y versiones sobre la historia.

De hecho, ese punto de vista parece confirmarse desde lugares distintos. En el Podcast The Dropout, la exgerente de productos de Apple Ana Arriola contó un episodio específico que se incluye en la serie. Según Arriola, Holmes bailaba cuando creía que nadie la veía.

Ese espacio de intimidad se incluye en The Dropout. Meriwether utilizó la anécdota para sostener una visión sobre su personaje más allá del ojo público. También, una forma en que la audiencia podría comprender al Holmes desde un aspecto más íntimo.

Date de alta en Star+ y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como Alien, Los Simpson, X-Men y The Walking Dead. Incluye las producciones locales Star Originals y todo el deporte de ESPN, como LaLiga, la Champions o la NBA.

Star+ solo está disponible en Latinoamérica

El recurso permitió a The Dropout alejarse del relato de registro documental e incorporar la idea que era algo más que una sátira del mundo empresarial. Las diferentes versiones sobre cómo se comportaba Holmes, la muestran como un ser humano. Y en especial, uno alejado de su caracterización, demonización o sublimación. Para Meriwether era de considerable importancia brindar sustancia “humana” a una personalidad controversial de la que no hay una versión única.