El mando de Xbox es uno de los accesorios con mayor compatibilidad entre plataformas que existen. Asimismo, es conocido por ser uno de los que ofrece mayor ergonomía a los jugadores gracias a su forma y posicionamiento de botones. De esta manera, facilita las partidas en títulos de naturaleza competitiva. Por esto, es bastante probable que, en caso de poseer uno, quieras conectarlo a tu PC, móvil o tablet.

Una de las claves para la gran versatilidad de los mandos de Xbox es su conectividad. Estos accesorios cuentan con soporte para protocolo Xbox Wireless y Bluetooth. Por lo tanto, puedes estar seguro de que serán compatibles con casi cualquier dispositivo al que desees conectarlos.

Debajo encontrarás las siguientes instrucciones para emparejar tu mando de Xbox con cualquiera de los siguientes dispositivos:

  • PC con Windows.
  • Mac.
  • Móvil o tablet Android.
  • iPhone o iPad.

Cómo saber si mi mando Xbox es compatible con Bluetooth

Antes de comenzar a conectar tu mando de Xbox a cualquier dispositivo, primero tienes que verificar que sea compatible con la tecnología Bluetooth. Para saberlo, Microsoft ha ideado una forma sencilla para averiguarlo. No obstante, debes saber también que las últimas versiones de estos mandos —del Xbox One S en adelante— cuentan con Bluetooth integrado.

En caso de que quieras acabar de confirmarlo, solo tienes que revisar el plástico que se encuentra en la parte superior del mando de Xbox. En los mandos con compatibilidad Bluetooth, encontraremos que el plástico que rodea al botón Xbox tiene el mismo color y materiales que el resto del mando. En cambio, aquellos que no son compatibles con esta tecnología, tendrán el botón Xbox rodeado por plástico negro en acabado brillante.

Cómo conectar tu mando Xbox a PC con Windows

Microsoft es la responsable de Xbox y Windows; por esto, conectar tu mando a un ordenador que lleve este sistema operativo será un proceso extremadamente sencillo. De hecho, la compañía se ha encargado de desarrollar más de un método para conseguirlo, por lo que tendrás de dónde elegir. Asimismo, gracias a la compatibilidad entre ambas plataformas, no tendrás que mapear los botones, y garantiza su compatibilidad con gran parte de los juegos del mercado. Estos dos últimos puntos no suelen ser tan comunes en mandos de terceros, por lo que tener uno con el sello de Xbox siempre será la mejor opción.

Usando un cable USB

Esta es la primera opción, y también la más sencilla de las tres. En el caso de Windows 7 y 8.1, apenas conectes tu mando Xbox por cable USB a tu ordenador, se comenzarán a descargar los controladores para hacerlo funcionar correctamente. Si tienes Windows 10 u 11, tu accesorio será reconocido de forma inmediata gracias a la integración de ambos sistemas al ecosistema de Xbox.

Con un adaptador inalámbrico Xbox

Hace varios años que Microsoft incorporó el estándar Xbox Wireless. Este sistema puede encontrarse de forma nativa en algunos ordenadores, como los modelos Surface de la compañía. No obstante, si tu PC no cuenta con él, siempre puedes hacerte con un adaptador externo. Eso sí, si tienes pensado comprarlo, ten en cuenta que Microsoft lanzó dos modelos. Uno de ellos funcional para Windows 10 y 11, mientras que el otro solo es compatible con Windows 7 y 8.1.

Por medio de Bluetooth

Esta es otra ruta sencilla, y también la más económica. Con esta tercera opción no tendrás que comprar cables o adaptadores, solo necesitas un mando Xbox y una PC con Windows 10 en adelante. En versiones anteriores del sistema operativo no podrás hacerlo funcionar de esta forma.

Para conectar tu mando Xbox a tu ordenador mediante Bluetooth, solo tienes que seguir estos pasos:

  1. En tu PC, entra a Configuración.
  2. Aquí, ve a Dispositivos.
  3. Entra en Bluetooth, y actívalo.
  4. Selecciona Agregar Bluetooth u otro dispositivo y comienza a buscar tu mando.
  5. Pulsa el botón de enlace de tu Xbox cuando el ordenador te lo pida. Este botón se encuentra en la parte superior del mando.

Conecta tu mando Xbox a macOS

Conectar un mando de Xbox a un ordenador Mac es tan fácil como en PC. Solo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Presiona el botón de emparejamiento del mando (ubicado a un costado del conector superior).
  2. Abre Preferencias del Sistema en tu Mac.
  3. Ingresa a Bluetooth.
  4. Localiza el mando de Xbox en el listado derecho y da doble clic.

Así se sencillo.

Conecta tu mando Xbox a un dispositivo Android

El soporte nativo para mandos de Xbox llegó a Android desde su versión 5.1.1. Por supuesto, la compatibilidad con el sistema operativo de Google es únicamente mediante Bluetooth, por lo que necesitarás un mando de Xbox compatible con esta tecnología. Por otro lado, la experiencia entre cada fabricante es distinta, y dependerá también de la versión de Bluetooth y la optimización del terminal. El proceso es el siguiente:

  1. Enciende el mando de Xbox y presiona el botón de emparejamiento.
  2. Entra a Ajustes, y después a Bluetooth en tu móvil o tablet Android.
  3. En la lista de dispositivos selecciona el mando de Xbox. Sigue el proceso de emparejamiento y listo.

Ahora, puedes descargar una aplicación de la Play Store para mapear los botones de tu mando Xbox. Sin embargo, cientos de juegos ya vienen adaptados para funcionar de forma nativa con ellos, por lo que solo tienes que probar y ver qué te funciona mejor.

Cómo conectar tu mando Xbox a un iPhone o iPad

Desde iOS 14.5, Apple añadió la compatibilidad nativa para los mandos Xbox. El proceso de sincronización, a su vez, es bastante rápido y sencillo. Solo tienes que seguir el procedimiento y lograrás emparejar tu mando:

  1. Enciende tu mando y presiona el botón de emparejamiento.
  2. Entra a Ajustes en tu iPhone o iPad.
  3. Ve a Bluetooth.
  4. Entre la lista de dispositivos, selecciona el mando de Xbox cuando aparezca.
  5. Sigue los pasos en pantalla y termina de emparejarlo.

A su vez, el soporte de Apple para mandos Xbox se extiende al Apple TV. Solo necesitas que tu dispositivo tenga una versión de tvOS 13 o más nueva, y podrás sincronizar el control para jugar a títulos de Apple Arcade y otros compatibles.