Nissan seguirá el camino de otras automotrices y comenzará a abandonar el desarrollo de nuevos motores de combustión, según reporta Nikkei Asia. El objetivo principal de la compañía sería, desde luego, centrar su atención en la movilidad 100% eléctrica, un área donde siguen ganando experiencia. Además, tras esta significativa decisión, Nissan sería el primer fabricante japonés en despedirse del motor de gasolina.

El citado medio menciona que una buena parte de la decisión de Nissan se fundamenta en las regulaciones europeas sobre las emisiones. Emprender el desarrollo de una nueva generación de motores de combustión que cumpla con dicha reglamentación sería sumamente costoso. Por otra parte, no tendría sentido destinar tantos recursos en un sector que está destinado a morir.

Ahora bien, la despedida de Nissan del desarrollo de motores de combustión no será global. Nikkei afirma que la estrategia no afectará a los Estados Unidos, uno de sus mercados más importantes. La razón tiene que ver con que el consumidor norteamericano sigue demandando vehículos de combustión, sobre todo las famosas pickup. Por otra parte, en dicho país las normas en materia de emisiones no son tan contundentes como en Europa. Es decir, tienen más tiempo para planear su transición.

Nissan sigue los pasos de otras automotrices

Así pues, Nissan se sumará a otras automotrices que han abandonado el desarrollo de nuevos motores de combustión en la época reciente. Hyundai, el gigante surcoreano, dejará atrás casi 4 décadas de innovación en este tipo de motores para dar el salto a los coches eléctricos. "Ahora es inevitable convertirse a la electrificación. El desarrollo de nuestro propio motor es un gran logro, pero debemos cambiar el sistema para crear una innovación futura basada en el gran activo del pasado", mencionaron.

Audi, por su parte, dejó claro su intensión de dejar de desarrollar nuevos motores de combustión interna; lo anterior también a causa del reglamento europeo que entrará en vigor a partir de 2025. "Los planes de la Unión Europea para una norma de emisiones Euro 7 aún más estricta son un gran desafío técnico y, al mismo tiempo, tienen pocos beneficios para el medio ambiente. Eso restringe extremadamente el motor de combustión. Ya no desarrollaremos un nuevo motor de combustión interna, sino que adaptaremos nuestros motores de combustión existentes a las nuevas pautas de emisiones".