Ubisoft vuelve a apoyarse en los relatos de Tom Clancy, y específicamente en Rainbow Six, para traernos una aventura que, al menos en su propuesta narrativa, no es muy común en los juegos de la mencionada franquicia. Sin embargo, la compañía no quería perder la oportunidad de subirse al tren de los juegos cooperativos en línea, y esta es la razón de existir de Tom Clancy's Rainbow Six Extraction. Eso sí, a diferencia de otros títulos que apuestan por la desgastada temática zombi, en Ubisoft siguen un rumbo ligeramente distinto.

En Tom Clancy's Rainbow Six Extraction nos enfrentamos al parásito alienígena Chimera, que un determinado día emergió de las profundidades del planeta para causar un desastre biológico —cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia—. Chimera, no obstante, es una amenaza mucho más peligrosa de lo que crees. Se conforma por criaturas de distintos tipos cuyo comportamiento suele ser agresivo. Ante los peligros que suponen, la humanidad se vio obligada a responder con un comando especial.

Rainbow Six Extraction nos presenta a REACT, una organización que tiene como objetivo estudiar y enfrentar a Chimera. Para la segunda actividad recurren a un grupo de agentes especializados que estará al frente de la línea de batalla. Es en este punto cuando comienza nuestra experiencia directa con el shooter, pues tendremos que ponernos en los pies de estos operadores para combatir la amenaza.

Desde ahora te puedo comentar que, a nivel narrativo, no esperes mucho de Rainbow Six Extraction. El juego se enfoca, sobre todo, en ofrecer una experiencia jugable muy rica en posibilidades. Por lo tanto, su historia no es compleja ni mucho menos, pero no le hace falta. La introducción es suficiente para entender lo que está pasando y, conforme vayas descubriendo nuevos apartados del juego, verás algunas cinemáticas que sirven para dar contexto a la actividad que estás por aprender.

El primer apartado al que tiene acceso es un complejo entrenamiento, donde podrás aprender las mecánicas básicas de Rainbow Six Extraction; incluyendo el sistema de combate, el uso de habilidades y los objetivos a completar. Una vez que los dominas, estás listo para adentrarte en una incursión (misión) "real".

Toda la acción del juego se concentra en una docena de mapas que se ambientan en tres regiones de Norteamérica: San Francisco, Nueva York y Alaska. A su vez, cada mapa se divide en 3 zonas cuyo diseño, en la gran mayoría de los casos, es muy distinto entre sí. Lo anterior tiene una razón de ser: cada zona propone un desafío y objetivo completamente distinto, y el juego adapta muy bien el escenario en función de la actividad a desempeñar.

En Rainbow Six Extraction, una incursión puede extenderse en las tres zonas del mapa, o concluir tan solo en la primera de ellas; la elección depende de ti. Te explico por qué: cuando completas el objetivo principal que ofrece la primera zona, tienes la opción de solicitar una extracción y asegurar todos los objetos recolectados y la experiencia ganada hasta ese momento. O bien, puedes continuar hacia la siguiente zona. Lo interesante, sin embargo, es que la próxima es más desafiante que la anterior.

Al tener un objetivo de mayor complejidad, y con parásitos claramente más peligrosos cruzándose en el camino, el título te otorga una mayor recompensa una vez que concluyes otra zona satisfactoriamente. Eso sí, si caes durante la incursión, perderás el progreso acumulado hasta entonces. Es decir, antes de decidir entrar a la siguiente zona, será mejor que evalúes si tú y tus compañeros del escuadrón están listos para afrontar el reto. Es las dificultades más elevadas se vuelve una decisión crucial.

Ya describí cómo transcurre una incursión, ahora es el turno de hablar de los elementos que tienes a tu disposición para abrirte paso en los peligrosos mapas. Previamente mencioné a los agentes, que son los personajes jugables de Rainbow Six Extraction. Debes saber que cada uno tiene su propio equipamiento y habilidades, y su influencia varía sustancialmente durante una incursión.

Por lo tanto, antes de iniciar tu aventura en un mapa, tendrás la libertad de elegir entre casi una veintena de agentes. Pero ojo, primero hay que leer los objetivos a realizar durante la incursión y, basado en esto, elegir al agente adecuado. Es clave coordinarse con tus otros compañeros del escuadrón para que cada uno, con sus respectivos agentes, realmente aporte lo necesario en el desarrollo de la misión.

Sus habilidades únicas son de los más variadas. Uno de los agentes, por ejemplo, puede llevar un martillo para aturdir a los parásitos o destruir paredes —sí, hay algunos elementos destructibles en los mapas para sorprender a los enemigos o simplemente para poder ingresar a otro lugar—. Otro de ellos puede cumple la función de médico porque tiene la capacidad de reanimar a los colegas que están gravemente heridos.

Por cierto, si un agente cae en combate, se quedará atrapado en la zona hasta que lo rescates en otra incursión. Por consiguiente, no podrás seleccionarlo hasta ser rescatado. Rainbow Six Extraction tiene mecánicas muy entretenidas, y que requieren trabajo en equipo, para poder salvar a un agente "desaparecido en acción". Si estás en esta situación, un agente tiene la habilidad para detectar de forma rápida la ubicación de los colegas caídos.

En un juego que depende en gran medida del combate, no podía omitir hablar del gunplay. En general, el sistema de disparos y combate cuerpo a cuerpo funciona de manera adecuada; si bien noté que algunos movimientos de los agentes se sienten ligeramente torpes. Cuestión de acostumbrarse. Respecto a los enemigos, me hubiera gustado que su diversidad fuera más amplia y que la inteligencia artificial tuviera un mejor desempeño. Eso sí, la variedad de armas y sus mejoras, así como los gadgets que puedes obtener mediante el sistema de progresión, es muy amplia.

Quizá te preguntes si Rainbow Six Extraction facilita jugar en solitario. Tienes la posibilidad de hacerlo, sí, pero no lo recomiendo. Hacer incursiones solo es muy, muy aburrido. El juego fue diseñado para jugarse, de ser posible, en escuadrones de hasta tres jugadores. Esto se debe a que la cooperación y comunicación son vitales para cumplir objetivos, más aún porque tienes límite de tiempo. Podrás formar al equipo con amigos o recurriendo al habitual matchmaking, por lo que no hay pretexto para jugar sin la compañía de otras personas.

Para finalizar, el apartado técnico de Rainbow Six Extraction prioriza el rendimiento por encima de la calidad gráfica. Al ser un título multijugador que incluso integra una propuesta competitiva, era de esperar que la tasa de fotogramas por segundo tuviera prioridad. Así pues, en PlayStation 5 y Xbox Series X tendrás una resolución 4K a 60 FPS, mientras que en PC puedes elevar la segunda cifra hasta los 120 FPS.

¿Vale la pena Rainbow Six Extraction? Si estás dispuesto a jugarlo como se debe, en modo cooperativo, puedes estar seguro que pasarás un momento divertido y agradable en compañía de tus colegas. Sin embargo, también debo decirte que la experiencia puede volverse un tanto monótona. Lo anterior puede ocurrir con el pasar de las horas y tras haber completado las misiones en todos los mapas. La buena noticia es que tienes un endgame esperándote y que en el futuro llegará más contenido.