Sony anunció la compra de Bungie por 3.600 millones de dólares, una noticia que ha caído como una bomba para la industria de los videojuegos; como en su momento la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft. Sin embargo, una parte de la comunidad no encuentra explicación a un punto en particular que rodea a tan importante movimiento. La pregunta que más se replica en estos momentos es: ¿por qué PlayStation permitirá que Bungie siga lanzando juegos multiplataforma?

En su comunicado fueron claros al expresar que Bungie se mantendrá como un estudio independiente y que seguirá publicando títulos más allá de la plataforma PlayStation. Sin duda alguna, la industria ha quedado sorprendida por el actuar de Sony. Y es que, en una época donde las compañías intentan reforzar su catálogo con juegos exclusivos, PlayStation ha preferido alejarse de ese camino y apostar por una estrategia más "amigable" con sus competidores directos.

Sí, podría parecer una locura pagar 3.600 millones de dólares y no convertir Destiny y las futuras propiedades intelectuales de Bungie en experiencias exclusivas de PlayStation. No obstante, analizándolo a profundidad, tiene todo el sentido lo que verdaderamente pretenden lograr en Sony.

En la búsqueda de un "juego como servicio"

A mediados de 2021, te conté que las asociaciones de PlayStation con estudios como Firewalk Studios y Deviation Games tenían un objetivo clave: crear el Warzone/Fortnite de PlayStation. ¿Por qué? A diferencia de otras compañías, Sony no tiene un título multijugador que pueda ofrecer entretenimiento continuo. Es decir, un "juego como servicio".

¿Por qué es importante tener un "juego como servicio" en la actualidad? Principalmente, porque son una fuente constante de ingresos para las empresas. La mayoría de estas experiencias se ofrecen como Free-to-Play (gratuitos) y apuestan por un modelo de negocio con microtransacciones para que sean rentables a través de contenidos adicionales. Vender Pases de Batalla y skins de personajes/armas/vehículos son solo algunas maneras de propiciar que el jugador abra su cartera.

Sony, al no tener ni una sola experiencia compitiendo en este mercado, se vio obligada a acelerar sus esfuerzos para crearla. Firewalk Studios y Deviation Games, aparentemente, trabajan en propiedades intelectuales que se alinean con la visión de PlayStation. Además, rumores apuntan a que Sony Santa Monica (God of War) e Insomniac Games (Spider-Man) igualmente tienen la mira puesta en proyectos multijugador.

Con la compra de Bungie, entonces, PlayStation da un paso clave para consolidar su estrategia en los "juegos como servicio". No solo se trata de asegurar la propiedad de una franquicia como Destiny —y las IPs que vengan más adelante—, sino también de apoyarse en los conocimientos y habilidades de Bungie en este sector. Por su parte, Bungie puede aprovechar el expertise de PlayStation Studios para seguir creciendo. Todos ganan.

Un "juego como servicio" difícilmente triunfará estando en una sola plataforma

Ahora bien, para que un "juego como servicio" logre trascender, necesita llegar a la mayor cantidad de público posible. Esta es razón por la que PlayStation decidió mantener a Bungie como un estudio multiplataforma; y la misma por la que Call of Duty: Warzone no será exclusivo de Xbox y PC...

Previamente mencioné que, para las empresas, el motivo primordial de ofrecer un "juego como servicio" es tener una fuente de ingresos recurrentes. Por lo tanto, poner a Bungie a trabajar en proyectos únicamente exclusivos era renunciar a una cantidad estratosférica de dinero proveniente de Xbox y PC. Dicho en otras palabras: dispararse al pie.

En una entrevista con GamesIndustry.Biz, Jim Ryan, CEO de Sony Interactive Entertainment, declaró con lo siguiente en relación a la compra de Bungie:

"Lo primero que hay que mencionar es que Bungie seguirá siendo un estudio y editor independiente y multiplataforma. Pete [CEO de Bungie] y yo hemos hablado de muchas cosas en los últimos meses; esta fue una de las primeras conclusiones a las que llegamos juntos, y en realidad la más fácil y directa. Todos quieren que la enorme comunidad de Destiny 2, independientemente de la plataforma en donde se encuentren, pueda seguir disfrutando de sus experiencias de Destiny 2. Y ese enfoque se aplicará a futuros lanzamientos de Bungie. Eso es inequívoco."

JIm Ryan

El año pasado, las vacantes disponibles en Bungie confirmaron que su nueva IP volverá a ser una propuesta enfocada en el multijugador. Con la experiencia obtenida en Destiny, estamos casi seguros que será un "juego como servicio" ambientado en un mundo completamente diferente. Eso sí, te puedes olvidar de verlo como un título exclusivo de las consolas PlayStation. "Filosóficamente, no se trata de llevar cosas al mundo de PlayStation. Se trata de juntos construir nuevos mundos enormes y maravillosos", dijo Jim Ryan.