Los rumores sobre Spider-Man: Sin camino a casa se han salido de control desde hace algunas semanas. Más aún cuando el segundo tráiler no aclaró la mayor duda que existe en torno al largometraje. Nos referimos, claro, a la supuesta aparición de Tobey Maguire y Andrew Garfield. Aunque Marvel ha preferido guardar silencio al respecto, recientemente Tom Holland hizo explotar el fandom de Marvel con una publicación en su cuenta de Instagram.

A través de una historia, el mencionado actor compartió un meme que se ha popularizado en internet durante el periodo de preventa de Spider-Man: Sin camino a casa. En la imagen se puede ver a Tobey Maguire usando usando el primer traje de Spider-Man, aquel que Peter Parker confeccionó para poder inscribirse al torneo de lucha libre en la película de 2002. Sí, solo eso ha ocasionado un alboroto en internet.

No nos sorprende, porque los millones de fans están atentos a cualquier pista que refuerce sus esperanzas de ver a Tobey Maguire y Andrew Garfield en Spider-Man: Sin camino a casa. Además, si esta pista proviene del mismísimo protagonista, era cuestión de tiempo para provocar una avalancha de reacciones en redes sociales. ¿Por qué compartir una imagen de Maguire sabiendo la locura que se viene actualmente? Solo Tom Holland lo sabe.

Más allá de la historia publicada por el actor, esta semana ha surgido una filtración que muchos fans consideran clave. Sabemos que múltiples fabricantes o distribuidores de juguetes están ultimando sus productos de Spider-Man: Sin camino a casa, pero algunos de ellos están mostrando más detalles de lo autorizado. Un empaque de Barkbox, por ejemplo, claramente muestra al Spider-Man de Tobey Maguire.

Los cines no resisten la preventa

Son precisamente este tipo de filtraciones las que han disparado la expectación a niveles nunca antes vistos en el Universo Cinematográfico de Marvel. La preventa de boletos, que colapsó las webs de muchos cines alrededor del mundo, es una muestra del fenómeno que es Spider-Man: Sin camino a casa actualmente. La gran mayoría de fans pretendía conseguir entradas para el estreno con el fin de evitar los molestos spoilers. Por desgracia, no todos lo lograron.