web3, la versión descentralizada de internet que promete no depender de tecnológicas como Amazon, Facebook o Google para el control de datos de los usuarios, tiene dos grandes enemigos. Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX; y Jack Dorsey, antiguo máximo responsable de Twitter. El reciente gran interés de un concepto del que todavía conocemos pocos detalles, ha servido de impulso para que los dos directivos compartan su opinión a través de la red social cofundada por el propio Dorsey. Pero, ¿por qué están arremetiendo contra este sistema basado en blockchain?

Tanto Elon Musk como Jack Dorsey han compartido un punto de vista diferente sobre el concepto de web3 que conocemos actualmente, aunque ambos coinciden en que no es algo que vaya a beneficiar a los usuarios, como sí prometen aquellas empresas y una gran cantidad de inversores que están constantemente promoviendo esta versión de internet descentralizada. El CEO de Tesla ha asegurado en varias publicaciones que web3 es, más bien, un plan de "marketing". Dorsey, por otro lado, asegura que los dueños de este sistema son "las compañías de capital de riesgo y sus socios limitados", y no los usuarios como estas quieren hacer creer.

Elon Musk, por ejemplo, compartió recientemente una publicación en Twitter burlándose de la web3 con el mensaje "¿Alguien ha visto web3? No la encuentro". Haciendo clara referencia a que las empresas que están detrás están vendiendo algo que —al menos, por el momento— apenas existe. Jack Dorsey respondió a ese mismo tweet. "Está en algún lugar entre la a y la z". Menciona sutilmente a 'a16z', la empresa de capital de riesgo Andreessen Horowitz, compañía que también parece mostrar un gran interés en la web3.

Jack Dorsey continuó compartiendo publicaciones con su opinión sobre el también conocido internet descentralizado. Los tweets, de hecho, hicieron que Marc Andreessen, inversor y uno de los principales promotores de web3, bloqueara al exCEO de Twitter en la propia red social. Por supuesto, Dorsey se lo tomó con humor "Estoy oficialmente baneado de web3", comentaba en una publicación.

El problema no es web3 en sí, sino los que están detrás de esta idea

Jack Dorsey

Ahora bien, ¿cómo es posible que dos empresarios tecnológicos que muestran constantemente su interés sobre las monedas y los NFTs, estén en contra de web3? Realmente, no se han posicionado en contra de la idea de un internet descentralizado basado en blockchain —precisamente, misma tecnología que se utiliza para las criptos y los tokens no fungigbles—. Sino del concepto de web3 que quieren implantar las VCs (empresas de capital de riesgo) para su propio beneficio.

Balaji Srinivasan, un popular emprendedor e inversor, respondió a uno de los tweets de Jack. Sugiere, en concreto, que Twitter también comenzó como una idea descentralizada, pero que los incentivos corporativos llevaron a la red social al control y la censura. El actual CEO de Block (Square), desmintió las acusaciones respondiendo que la compañía que confundó comenzó como una corporación, con incentivos "desde el primer día". "web3 tiene los mismos incentivos corporativos, pero los esconde bajo "descentralización", asegura.

Dorsey, de hecho, ha dejado claro en múltiples ocasiones que para que web3 funcione, es necesario que estas tecnologías estén realmente bajo el control de los usuarios, y no de "individuos o instituciones".