Cuando Hailee Steinfeld tenía 14 años, fue nominada a un Oscar por su trabajo en True Grit (Ethan Coen y Joel Coen, 2010). Aquella interpretación, mientras ella tenía 13 años, le valió una lluvia de críticas positivas, como estar dentro de las 10 mejores actuaciones del año según la revista Time. Propios y extraños se sorprendieron con la joven, a la que quizá pocos habían visto en algunos cortometrajes o proyectos televisivos. Once años después del estreno de esa película, quizá Hailee Steinfeld llegó a uno de sus posibles sueños: encabezar proyectos y ser una figura de la industria del cine.

En la actualidad, Hailee Steinfeld protagoniza Ojo de Halcón junto con Jeremy Renner. Casi de la mano con el estreno de esta serie, también se lanzó Arcane, la serie inspirada en el juego League of Legends. En ella, Steinfeld da voz a una de las protagonistas, Vi. Por otro lado, repetirá como la voz de Gwen Stacy dentro de Spider-Man: Across the Spider-Verse. Se tratan de varios de los proyectos más ambiciosos de 2021, sino es que son los más destacados dentro de sus rubros, y ella es parte clave de esos relatos. Si bien las carreras actorales dependen más de la longevidad de lo versátil del intérprete, puede que la industria esté viendo a Hailee Steinfeld dar un paso clave para el resto de su trayectoria actoral. 

Habrá segunda temporada de Arcane. Kate Bishop irá más allá de Ojo de Halcón, reemplazando a Clint Barton dentro del Universo Cinematográfico de Marvel, y Gwen Stacy seguirá acompañando a Miles Morales en Spider-Man: Across the Spider-Verse. Son papeles clave, con resonancia comercial y cinematográfica, en especial cuando se piensa en la película animada sobre Spider-Man, ganadora de un Oscar. La sensación es clara: el futuro de Hailee Steinfeld pinta ilusionante.

Hailee Steinfeld:
una trayectoria plagada de proyectos

Hailee Steinfeld

Hasta el momento, Hailee Steinfeld participó en más de 25 proyectos, entre trabajos cinematográficos y otros para televisión. Dentro de ambos grupos, además de los mencionados, destaca su rol en Dickinson (Apple TV+) y en Bumblebee, como eje de las tramas que cada producción desarrolla. La abundancia en cuanto a opciones de trabajo y su juventud, con solo 24 años, son parte de las razones por las que se estima que la actriz puede ser uno de los rostros clave de la industria del cine durante los próximos años. 

Aunque ese volumen de trabajo podría dar pie a alguna confianza o certeza en relación con su profesión, la actriz no pierde el nervio. Al menos no lo hizo hasta el año 2020, cuando declaró en In the Envelope: The Actor’s Podcast lo siguiente:

“Cada vez que entro a un plató durante el primer día, siento que no sé nada. (...) Esos nervios del primer día entran en juego por completo y siento que es algo que nunca había hecho antes. Espero que ese sentimiento nunca desaparezca. No creo que lo haga. Creo que de forma constante entras en un territorio nuevo con gente nueva en entornos nuevos. Aunque todo es "rodar, acción, cortar", lo que hay en el medio siempre será diferente”.

Puede que por esa ilusión, en el programa citado agregara: "No sé si alguna vez me aburriré, no me sentiré desafiada o no me sentiré asustada".

Hailee Steinfeld
y el Universo Cinematográfico de Marvel

En su rol de Kate Bishop, Hailee Steinfeld sustituirá a Jeremy Renner dentro de la alineación de los superhéroes del Universo Cinematográfico de Marvel. Si bien ella no tiene poderes sobrehumanos, como tampoco Clint Barton, a ambos personajes los enlaza su sensibilidad. Bishop ve en Barton un modelo a seguir porque él le salvó la vida, sin saberlo; por su parte, Barton ha ido descubriendo en ella a una defensora con múltiples habilidades y valores. Ojo de Halcón no solo está construyendo la relación entre ellos sino que también está pavimentando su camino hacia Ant-Man y la Avispa: Quantumania, proyectada para 2023.

Por otro lado, lo más probable es que ella sea una a los Jóvenes Vengadores. Se trata de una agrupación con un grado de responsabilidad menor a Los Vengadores pero, sí, también compuestas por seres con habilidades especiales. Además de este detalle, hay otro que quizá sea más importante: quienes conforman ese grupo tienen alguna relación con un Vengador. Es el caso de Kate Bishop, como se ha podido ver a través de Ojo de Halcón. Lo más probable es que en las posteriores películas y series de Marvel y Disney se incorporen otros personajes que también pasen a formar parte de ese grupo.

Más allá de las cámaras

Si se trata de diversificar carreras profesionales, Hailee Steinfeld lo ha hecho. Además de la actuación, también dedica tiempo al modelaje y al canto, no solo como intérprete sino también como autora de sus canciones. Durante su paso por WIRED, la artista se refirió a este último apartado: 

“La música es una gran parte de mí. Me encanta utilizarla como un método de autoexpresión que no puedo hacer a través de la actuación. Soy mi música y cada vez se está volviendo más real. Estoy muy emocionada de que la gente escuche cuánto de mí hay en estas nuevas canciones”.

De momento, el trabajo musical de la artista se resume en EP’s y varios sencillos. La primera canción que publicó llevó el título de “Love Myself”. En WIRED también se refirió a su hermano mayor, a quien definió como quien podría ser “el mejor hermano mayor del planeta”. Se trata de Griffin Steinfeld, quien es piloto de carreras profesional. Sobre él, Hailee Steinfeld dijo: “Ha sido el mejor modelo a seguir en vida”. Griffin fue una de las principales influencias de ella para iniciar su camino en la actuación. En relación con su familia, como dato curioso es que a través de su mamá ella tiene ascendencia afro, inglesa, filipina, alemana, irlandesa, norirlandesa y escocesa.

Hailee Steinfeld Hawkeye Kate Bishop

Además de su carrera sobre escenarios, Hailee Steinfeld ha encabezado campañas de distintas marcas publicitarias. A su manera, se va convirtiendo en lo que podría ser, dentro de unos años, un símbolo de la industria cinematográfica. Puede que, entonces, ya no tengan un envase de groserías como el que tuvo durante la filmación de True Grit. Lo llenaba con 5 dólares de la persona que dijera alguna grosería.