Aunque los medios de comunicación ven a Internet como una amenaza, gracias a la red de redes han evolucionado. Prensa escrita, radio y televisión, son hoy irreconocibles gracias al online. En el caso de la radio, un medio que parecía relegado al pasado, vive una segunda juventud gracias al fenómeno de los podcasts. Piezas de audio periódicas que puedes escuchar cuando quieras y donde quieras. E incluso puedes crear tú mismo. ¿Te interesa ser podcaster y hacer podcasting? En ese caso te resultará útil conocer Zencastr.

Si la televisión tradicional se está viendo amenazada por plataformas como YouTube o Twitch, que permiten que todo el mundo tenga su propio canal de difusión online, el equivalente a la radio son los podcasts. Cualquiera puede ser podcaster, ya que a diferencia de la radio tradicional, no necesitas obtener una licencia de difusión. Hay decenas de plataformas en las que publicar tus audios y difundirlos por todo el mundo.

Así que parece que lo complicado no es publicar un podcast sino grabarlo. Pues nada más lejos de la realidad. Un micrófono, tu ordenador o smartphone, y una herramienta de grabación. Para empezar, prueba a usar el micrófono integrado de tu computadora. Y para grabar tus podcasts, puedes empezar con Zencastr.

Videollamadas convertidas en podcasts

Los podcasts de más éxito son conversaciones entre dos o más personas. Esa naturalidad con las que un grupo de amigos se pone a hablar de cualquier cosa es lo que siempre ha gustado, en radio y en el mundo del podcasting. Y hoy en día, para salvar las distancias, las videollamadas o llamadas VoIP se han convertido en una manera de hacer posibles esas conversaciones. ¿Por qué no grabarlas y convertirlas en un podcast de audio o, ya puestos, de vídeo?

Zencastr facilita la grabación de podcasts como si de una llamada o videollamada se tratara. Además, para ponértelo más fácil, permite tomar anotaciones para la edición posterior o incluso comunicaros con un chat interno mientras estáis grabando el podcast. Y al ser online, no importa que uses Windows, Mac o Linux. Tan sólo necesitas una conexión de al menos 5 Mbps (se recomienda más de 10 Mbps), un navegador compatible con Chrome como Brave, Google Chrome o Microsoft Edge y más de 10 GB de espacio en disco.

Una vez puestos a grabar, la aplicación online graba en local para evitar cortes o pérdidas de calidad. Es más, graba cada voz o usuario en una pista separada. Así te será más cómodo hacer cortes si vas a eliminar fragmentos de cara al podcast que vas a publicar. Cuando finaliza la grabación, los audios se cargan a la aplicación online para su edición y producción. Luego podrás descargar el podcast ya editado y/o guardar una copia en Google Drive o Dropbox.

Grabar tu propio podcast en siete pasos

Para empezar a grabar podcasts con Zencastr tan solo necesitas crear un nuevo episodio desde el Dashboard de la aplicación. Le ponemos nombre, nuestro idioma y confirmamos que vamos a grabar el podcast. Puedes usar audio y vídeo, solo audio pero mostrando el vídeo durante la grabación o, solo audio y sin ver el vídeo.

Segundo paso. Invitamos a nuestros colaboradores a la grabación. Cada uno desde su dispositivo conectado. En el momento programado, iniciaremos la charla en la página de grabación. Su aspecto es como el de una videollamada online, con un apartado dedicado al chat interno para enviaros mensajes escritos, otro apartado para notas durante la grabación y la línea de tiempo.

Tras comprobar que todo está bien en la configuración, audio, cámara, auriculares, ya podemos empezar a grabar. Tras una cuenta atrás de tres segundos, dará comienzo la grabación de los podcasts. Ahora todo depende de ti y de tus invitados. Si algo falla, puedes parar la grabación o pausarla temporalmente. Nada sale bien a la primera, así que las primeras veces tal vez necesites algún ensaño y error hasta que todo vaya como la seda.

Cuando Zencastr finaliza la grabación, puedes descargar los audios para editarlos por tu cuenta. También puedes subirlos a Google Drive o Dropbox. O si lo deseas, prueba con la edición de la propia aplicación, que de manera automática harás los cambios pertinentes para que los niveles del audio sean los adecuados. También combinará los audios que hemos grabado por separado para que los una en un único archivo.

Grabar podcasts en un estudio profesional

El lema de Zencastr es “podcasting de alta fidelidad”. En su web dice algo así como “graba tu podcast con calidad de estudio”. Vamos, que no necesitas desembolsar una enorme cantidad de dinero para montar un estudio de grabación en casa. Solo hay que ver las instalaciones de streamers y youtubers. Comparadas con los estudios profesionales, son más económicas. En el mundo del podcasting ocurre igual.

Puedes empezar con un micrófono integrado o aventurarte con uno de calidad media o media alta a un precio relativamente asequible. Un buen guión, ganas de hablar, y una herramienta para grabar como la que brinda Zencastr, una plataforma de grabación de podcasts online que ofrece mucho por muy poco.

Para amateurs y recién llegados, Zencastr permite grabar podcasts gratis sin límite de tiempo. Con calidad MP3 de alta calidad. Además, podrás incluir hasta cuatro colaboradores en tus podcasts y mezclar audio pagando por separado. Y en fase de prueba, también puedes grabar tus podcasts en vídeo en calidad 1080p y coordinar podcasts con más de cinco invitados. Y si das el salto al podcasting profesional, por una suscripción mensual o anual podrás grabar sin límites audio y vídeo, obtener podcasts con calidad WAV 16-bit 48k, mezclar audio y/o vídeo (hasta 10 horas por mes) y editar el audio en tiempo real durante la grabación.

En definitiva, con esta herramienta online podrás despreocuparte de los aspectos técnicos del proceso de grabación de un podcast. Su funcionamiento es similar a una app cualquiera de videollamadas. Y cuando termines de grabar podrás hacer los cambios de postproducción que quieras con editores de audio de tu elección. O dejarlo tal cual.