Circula en redes un anuncio donde se puede obtener el popular robot de cocina de Lidl por 1,99 euros. A priori, una oferta de Black Friday muy interesante, sobre todo teniendo en cuenta que el conocido como Monsieur Cuisine Connect, de SilverCrest (marca del supermercado alemán), es uno de los robots de cocina más populares del mercado por su bajo coste y su parecido con la Thermomix. La Guardia Civil, sin embargo, alerta de que esta promoción no es real, se trata de una estafa.

El fraude ha aparecido a través de Facebook y camuflándose como un anuncio de la cadena de supermercados alemana. La publicación, en concreto, alerta de que el "nuevo" robot de cocina de Lidl está en oferta por 1,99 euros y que para conseguirlo es necesario acceder a una web. Este portal, que presenta una estética muy similar a la tienda online de Lidl, solicita información personal (dirección, número de teléfono, etc.) y datos bancarios que se utilizan para poder adquirir el robot. Sin embargo, estos se recopilan para posteriormente activar un servicio de suscripción de 33 euros al mes durante 14 días.

Son muchos los motivos para desconfiar de este tipo de anuncios. En primer lugar, la publicación no muestra la imagen corporativa de la compañía, sino una fotografía del robot de cocina de Lidl. La cuenta, además, tampoco está verificada y la URL de la web no es, ni tan siquiera, parecida a la del portal del supermercado. El precio, por otro lado, está excesivamente rebajado. Otro detalle muy importante es que el llamado Monsieur Cuisine Connect se retiró del mercado por violar una patente de Thermomix y su venta está prohibida en España.

El robot de cocina de Lidl no es la única: qué hacer para evitar estafas durante el Black Friday

Foto por Pickawood en Unsplash

La estafa del robot de cocina de Lidl, de hecho, no es la única. Según Newtral, también se han visto publicaciones suplantando la identidad de Mediamarkt, quien supuestamente ofrece patinetes eléctricos de Xiaomi a un precio idéntico. De nuevo, con el mismo modus operandi; el de acceder a una web, rellenar los datos y activar silenciosamente una suscripción. Lo cierto es que en la letra pequeña de la web aparecen los términos y el cobro mensual de 33 euros cada 14 días. No obstante, las prisas por no quedarte sin el producto rebajado pueden hacer que aceptes las condiciones inconscientemente, sin leer la letra pequeña.

La Oficina de Seguridad del Internauta recomienda a aquellos usuarios que han picado en la campaña de phishing sobre el robot de cocina de Lidl que contacten con su entidad bancaria para explicarles lo ocurrido. La web también solicita datos personales, por lo que es importante comprobar si estos han sido publicados, así como vigilar las promociones que llegan a través de SMS o e-mail, dado a que podrían utilizar estas vías para intentar otras estafas.

Frente al Black Friday, y más allá de la estafa sobre el robot de cocina de Lidl también es importante tener en cuenta algunas medidas de protección. Entre ellas, desconfiar de los precios excesivamente bajos, comprobar las condiciones de envío y devoluciones o asegurarse de que la web utiliza una conexión encriptada. Es importante, además, guardar los recibos de compra o facturas, dado a que pueden ser útiles si es necesario realizar una reclamación.