El más reciente movimiento de Netflix podría ser visto como una estocada final a una marca que, durante muchos años, fue una de las principales referentes en la distribución de películas en formato físico. Nos referimos, por supuesto, a Blockbuster. De acuerdo a Deadline, la plataforma de vídeo en streaming dio luz verde a una serie de comedia sobre el último Blockbuster del mundo. No es ninguna broma.

Según el citado medio, la producción, titulada Blockbuster, estará protagonizada por Randall Park, a quien hemos visto en largometrajes como Aquaman y Ant-Man y la Avispa. En el mundo de las series tampoco se queda atrás, ya que participó en WandaVision y The Office, por mencionar solo algunos de sus trabajos más recordados.

La serie de Netflix, cuya producción será responsabilidad de Universal y tendrá un total de 10 episodios en su primera temporada, se grabará en la única sucursal de Blockbuster que se mantiene con vida. Esta se ubica en Bend, en el estado de Oregon. A mediados de 2020 atrajo algunos reflectores porque se transformó en un Airbnb para ofrecer una noche de películas y palomitas.

Netflix quiere contarte lo difícil que es mantener vivo al último Blockbuster del mundo

Credit: Stu pendousmat / Wikipedia

Blokbuster respetará la identidad visual de la marca e incluso los uniformes que usaban sus empleados. Básicamente, la historia nos contará cómo un grupo de personajes intenta sacar adelante un negocio que tiene todo en contra. Se sabe, además, que Vanessa Ramos (‌Superstore, ‌Brooklyn Nine-Nine) funge como showrunner de Blockbuster. Por su parte, David Caspe y Jackie Clarke se encargarán del guion y de la producción ejecutiva. En esta última se les unirán John Davis y John Fox en representación de Davis Entertainment.

"Cuando Vanessa y David llegaron por primera vez y compartieron esta idea para una serie de comedia, nos emocionamos de inmediato. Esta es la historia de un grupo de compañeros de trabajo con un gran corazón. Será evidente con el divertidísimo Randall Park fichado para ser el protagonista", declaró Tracey Pakosta, directora de contenidos de comedia de Netflix.

Sin lugar a dudas, la nueva apuesta de Netflix tiene sabor a venganza. ¿Por qué? En el año 2000, Reed Hastings, co-fundador y actual CEO de la plataforma, intentó vender la compañía a Blockbuster a cambio de 50 millones de dólares. Evidentemente, la propuesta fue rechazada. Vale la pena mencionar que, en aquella época, Netflix también distribuía películas en formato físico, pero a través del servicio postal.