La autoridad de competencia y mercados del Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) podría bloquear la compra de la plataforma de búsqueda de GIF animados Giphy por parte de Meta (Facebook) en los próximos días, según The Financial Times. En caso de que esto ocurriere, sería la primera vez que este organismo regulador resuelve de esta manera un acuerdo relacionado con las Big Tech.

El periódico británico de negocios y economía, tomando como fuente personas relacionadas al asunto, asegura que la CMA está lista para revertir el acuerdo de 315 millones de dólares entre Meta y Giphy. La decisión del organismo regulador llega poco después de que este dictaminara provisionalmente que la compañía dirigida por Mack Zuckerberg estaría incurriendo en problemas de competencia.

Precisamente, la CMA dijo en agosto que Meta podría verse obligada a vender el Giphy, el mayor proveedor de imágenes GIF del mundo. En ese momento, el organismo sostuvo que el gigante de las redes sociales podría limitar el acceso de este tipo de contenido a sus rivales. Asimismo podría exigir a plataformas como TikTok o Snapchat a entregar más datos si no desean perder el acceso.

El acuerdo entre Meta y Giphy en peligro

La CMA también señaló que el mencionado acuerdo podría ayudar a suprimir un competidor de Meta en Reino Unido. Se trata de una compañía que ofrece anuncios digitales en la web, un área en la que Giphy no tiene presencia. No obstante sí la tiene la compañía matriz de Facebook, que domina entre el 40 al 50 % del mercado del Display Advertising.

Giphy, en cambio, ofrece servicios de publicidad pagada en los Estados Unidos. La CMA argumenta que, sin la fusión, la plataforma de imágenes animadas podría haber expandido ese servicio al Reino Unido, pero esto ha sido desmentido por la propia compañía. Meta, por su parte, acusó al organismo regulador de involucrarse en temas de "alcance extraterritorial".

Bajo esa posición, Meta intentó evadir activamente las consultas de la CMA. Esta en octubre consideró que la compañía estaba incurriendo en un "incumpliendo grave" al rehusarse a brindar información sobre sí misma y sobre el acuerdo con Giphy. El resultado fue una multa de 50,5 millones de libras (67,35 millones de dólares) en octubre pasado por violar las peticiones relacionadas a la investigación.

Lo cierto es que otros reguladores de la competencia, además del de Reino Unido, ahora parecen estar más preocupados por las llamadas "adquisiciones asesinas". Bruselas, por su parte, estaría buscando nuevas formas de examinar las fusiones para mejorar las condiciones competitivas dentro del territorio de la Unión Europea. Ahora solo resta esperar para conocer la postura final de CMA en relación al acuerdo entre Meta y Giphy.