El cambio climático ya no se puede negar. No solo por todos los datos que estamos recogiendo, sino porque estamos viendo cómo cada vez los fenómenos climáticos se van haciendo paulatinamente más extremos. Y también está todo el tema de los glaciares, por supuesto. Por desgracia, todos los años nos enteramos de un nuevo glaciar que o bien ha desaparecido o no tardará mucho en hacerlo. En Islandia incluso llegaron a celebrar el funeral del glaciar Ok por su desaparición.

Crear conciencia sobre lo que está pasando es muy importante. También tomar datos sobre lo rápido que puede desaparecer un glaciar. Por todo ello, varios investigadores de la Universidad de Dundee instalaron cámaras para monitorizar el Breiðamerkurjökull, un gigantesco glaciar de Islandia que provee de agua al famoso lago Jökulsárlón.

"Sabíamos que Breiðamerkurjökull está retrocediendo rápidamente, pero el deshielo que registramos en sólo seis semanas sorprendió incluso a los expertos"

Kieran Baxter, investigador experto en glaciares

Las imágenes se recogieron entre el 29 de julio y el 5 de septiembre de este mismo año en Islandia. Luego, los investigadores montaron un vídeo con las imágenes para mostrar los estragos del calentamiento global.

En parte es normal que con la llegada del verano los glaciares pierdan masa. El problema es que con el calentamiento global esa masa no se recupera. El glaciar se funde y lo hace de una forma sorprendente. Al año, puede retroceder entre 100 y 250 metros. "Sabíamos que Breiðamerkurjökull está retrocediendo rápidamente, pero el deshielo que registramos en sólo seis semanas sorprendió incluso a los expertos", comenta Kieran Baxter, uno de los investigadores que ha grabado estas imágenes. El timelapse, de apenas 32 segundos, se puede ver en YouTube o en el siguiente vídeo:

El hielo fundido pasa al mar, subiendo los niveles de los océanos. En el futuro las líneas de costa podrían ser muy distintas a las que conocemos hoy en día. Cuánto tarde esto en pasar solo depende de nosotros y de lo mucho que contaminemos.

Baxter y su equipo están recogiendo fondos para poder grabar el retroceso de varios glaciares. Y es que la desaparición de estas masas de hielo también nos habla sobre el clima del mundo, que con el cambio climático acechando es más importante que nunca saber en qué punto estamos.