Aunque la educación ha cambiado mucho en los últimos años, tomar apuntes sigue siendo clave para aprobar una asignatura. Más allá de lo que dice el libro de la materia, las palabras del profesor merecen ser tenidas en cuenta de cara al examen. Y si un día no asistes a clase, no queda otra que pedir esos apuntes a un compañero o amigo de confianza. O así era antes de que internet lo cambiase todo con propuestas como El Rincón del Vago. El equivalente de los apuntes a lo que Wikipedia es al conocimiento, salvando las distancias. Hoy, la alternativa de moda es Wuolah: apuntes bonitos para descargar.

Internet está repleta de memes y comentarios de quienes recordamos lo difícil que era hacer según qué cosas para la escuela o instituto antes de internet. Yo soy de la generación que vio copiar la enciclopedia Encarta de manera discriminada. Incluso llegué a ver el disclaimer del copyright en trabajos de clase. Por desgracia, llegué tarde a la Wikipedia, más accesible y fácil de copiar y pegar. También llegué tarde a El Rincón del Vago, una página en la que estudiantes de habla hispana, primero en España y luego en todo el mundo, podían subir sus apuntes bonitos y limpios de clase por el bien del resto de estudiantes.

Criticado por padres y profesores, El Rincón del Vago tenía un propósito encomiable. Otra cosa es que sus usuarios se limitaran a copiar el contenido de esos apuntes bonitos y pasados a limpio para ahorrarse el esfuerzo en redacciones y trabajos de clase. Algo que reforzaba el nombre de este portal, en especial el concepto de vago. Con todo, la idea funcionó hasta el punto de ser adquirida por empresas de telecomunicaciones como Retevisión u Orange. Y lo mejor de todo es que hoy sigue en pie.

Rincón del Vago

Según reza la propia Wikipedia, Rincón del Vago nace en 1998 en Salamanca, España. Sus responsables, Javier Castellanos y Miguel Ángel Rodero. Su popularidad llegó a toda la península y hoy sigue siendo consultada en prácticamente todos los países de habla hispana. Para bien de los estudiantes y para mal de profesores que encuentran plagios y copias indiscriminadas desde hace más de 20 años. Y servirá de inspiración para proyectos similares como Wuolah.

En la actualidad, este portal sigue ofreciendo apuntes bonitos y trabajos de clase de materias varias como derecho, filosofía, electrónica, física o biología. Encontrarás material de otros usuarios y tú mismo podrás aportar tus tareas o apuntes. El contenido se clasifica en trabajos y apuntes. Además, indica el nivel de conocimientos para diferenciar aquello pensado para la universidad o para estudios anteriores. Con todo, hoy en día la mayoría de material es para universitarios.

Pero como todo dentro y fuera de internet, cuando algo funciona, surgen alternativas. El éxito de Rincón del Vago hizo que otras propuestas similares surgieran por doquier a lo largo y ancho de la internet hispanohablante. Aquí van varios ejemplos.

Patatabrava / Docsity

Llegar a cierta edad tiene sus inconvenientes pero también sus ventajas. Una de ellas es estar ahí cuando algo importante pasa. En mi caso personal, cuando empecé a estudiar en la UAB (Universitat Autònoma de Barcelona), vi nacer una página llamada Patatabrava (2002). La idea era simple. Compartir apuntes de clase. Estaba organizada por carrera universitaria, asignatura e incluso por profesor. Así podías descargar los apuntes de tal profesor y no asistir a sus clases si no podías o si preferías estar en el bar de la facultad. En su momento hasta tenía un chat donde hablar con otros estudiantes. Gracias por tanto a Andreu Caritg, Oriol Solé y David Tardà, sus creadores.

Si el Rincón del Vago empezó para satisfacer las necesidades de estudiantes de colegio e instituto, Patatabrava se especializó en los estudiantes universitarios. Y su éxito fue tal que en 2017 este portal fue comprado por una empresa italiana, Docsity. En 2019 se consolidaba la compra. Desaparecía el nombre original y pasaba a ser en adelante Docsity.

Como reza en su página web, ofrece contenidos para universitarios de diferentes carreras. En concreto, más de 5 millones de documentos: apuntes, pruebas, tests… Y en su faldón dice colaborar con universidades de todo el mundo. Es más, puedes buscar contenido desde el buscador o buscar directamente la universidad en la que estudias, la asignatura o incluso el profesor que imparte la materia. En español, ofrece contenido para universitarios y estudiantes de España, México, Argentina, Colombia, Perú, Venezuela y Ecuador. También hay contenido en otros idiomas: italiano, inglés, polaco, ruso, portugués, francés y alemán.

Unybook / StuDocu

Otra alternativa interesante a El Rincón del Vago fue Unybook. Su propuesta era bastante curiosa. Además de los apuntes disponibles, podías obtener contenido específico pidiéndolo al resto de la comunidad. A cambio, debías pagar una cantidad simbólica para evitarte la publicidad incluida. En la actuallidad, este portal se llama StuDocu y sigue el modelo de las páginas antes mencionadas.

Disponible en varios idiomas, como español, catalán, inglés y varios más, puedes buscar apuntes y documentos de institutos, escuelas superiores y universidades. Vamos, que además de para universitarios, es una buena opción para estudiantes de etapas más tempranas.

Resúmenes, apuntes, material de estudio, soluciones a exámenes antiguos… En StuDocu encontrarás un buen compañero para complementar lo que aprendas en clase y para que tus apuntes sean más completos. Y es que este portal afirma contar con material de más de 19.000 universidades, más de 82.000 libros y más de 547.000 preguntas de examen. Es más, cuenta con su propia app para iOS (iPhone y iPad).

Wuolah

A los portales antes mencionados hay que añadir una de las alternativas más recientes, Wuolah. Nacida en Sevilla en 2015, sus fundadores son cuatro universitarios sevillanos: Jaime Quintero, Enrique Ruiz, Francisco José Martínez y Javier Ruiz. Según indica su página oficial, tienen más de un millón de usuarios registrados y más de 5 millones de documentos de 365 universidades y más de 5 millones de institutos y 8 millones de colegios de habla hispana.

El modelo de Wuolah es similar a El Rincón del Vago y a las propuestas que han venido después: subir y compartir tus apuntes con otros estudiantes, buscar apuntes y descargarlos gratis. Como aliciente, hay contenido tanto para universitarios como para estudiantes de instituto y de etapas anteriores. Pero hay un elemento que lo ha convertido en un portal de referencia donde encontrar apuntes bonitos y prácticos. Y es que si subes apuntes, obtienes dinero a cambio. No te harás millonario, pero al menos obtendrás una recompensa por tu duro trabajo en clase.

Tal y como indica la propia página, los apuntes vienen ordenados por facultad, grado y asignatura. No tiene pérdida. Por lo demás, está disponible en inglés, español, catalán e italiano. Y desde su versión web puedes consultar los apuntes online o descargarlos para disfrutarlos sin conexión, si así te es más cómodo.

Otro aspecto interesante. Si vas a presentar a las pruebas de selectividad, hoy llamadas EBAU, PAU y otros acrónimos, Wuolah te recomienda usuarios y apuntes que te serán útiles según en qué comunidad autónoma vivas. Y si no encuentras los apuntes que necesitas, cada universidad y/o facultad tienen un tablón donde publicar comentarios pidiendo ese material.