Los teléfonos se crearon para comunicarnos. Y aunque los smartphones actuales son ordenadores de bolsillo que valen para todo, las aplicaciones más descargadas tienen que ver con la comunicación salvo contadas excepciones, como YouTube o Google Maps. Vamos, que casi todo el mundo tiene en su teléfono varias de estas apps para mandar mensajes de voz, vídeo o texto: WhatsApp, Facebook, Gmail, Instagram, Hangouts, Skype, Snapchat… ¿Y te suena Zello Walkie Talkie?

Mensajes de texto, videollamadas, mensajes de voz… Tenemos muchas maneras de comunicarnos a través de internet con nuestro smartphone. Bien a través del WiFi o empleando datos móviles. En público o en privado. Comunicación en estado puro. Tan importantes son estas aplicaciones en nuestro día a día que cada vez somos más exigentes en cuanto a su seguridad. Y es que a nadie le gusta que sus mensajes caigan en malas manos.

Precisamente, Zello Walkie Talkie se ganó el favor del público en dos frentes relacionados con la seguridad. Una app que en la actualidad cuenta con más de 150 millones de usuarios en todo el mundo y que alcanza picos de descargas muy altos cuando se suceden fenómenos naturales adversos como terremotos o huracanes. Además, millones de personas lo utilizan en países en los que las comunicaciones son intervenidas o interceptadas por sus gobiernos. ¿Cuál es la clave de este éxito?

El clásico walkie talkie en versión móvil

Parte de la popularidad de Zello Walkie Talkie es su semejanza con los clásicos walkie talkies, los dispositivos de radiofrecuencia que emplean policía, bomberos y servicios de emergencias en general. También los emplean empleados de seguridad privada, operarios de telecomunicaciones y encargados de infraestructuras como carreteras o instalaciones eléctricas. Incluso hay radioaficionados que se comunican empleando estos dispositivos.

Su funcionamiento es sencillo. Los walkie talkies facilitan la comunicación enviando voz en tiempo real a través de un canal o frecuencia que puede ser recibido por otros walkie talkies mediante radiofrecuencia. Pulsas el interruptor y hablas. Lo sueltas y escuchas. Sólo un walkie talkie puede emitir mientras el resto escucha. Y a pesar de la popularidad de los smartphones, los walkie talkies siguen siendo populares. Es más, hoy en día encontramos una variedad de modelos, analógicos y digitales.

El funcionamiento de Zello Walkie Talkie es idéntico. Emplea canales en vez de grupos o conversaciones individuales. No está asociado a un número de teléfono. Y para usarlo, tienes que mantener pulsado un botón virtual para hablar y que tus mensajes de voz lleguen en tiempo real al resto de participantes del canal. Canal en el que pueden haber hasta 6.000 usuarios a la vez.

Además, puedes confeccionar una lista de contactos favoritos, cambiar tu estado con un mensaje de texto como en WhatsApp, reproducir los mensajes de voz, subir imágenes a los canales y/o crear alertas de llamada.

Cuando la información es vital

Nacida en 2007 como Loudtalks y rebautizada como Zello o Zello Walkie Talkie en 2012, la popularidad de esta aplicación de mensajes de voz disponible para iPhone, Android y Web llegó a raíz de desastres naturales y de situaciones políticas protagonizadas por movimientos populares. Por ejemplo, en Turquía los manifestantes la usaron en 2013 para evitar la censura gubernamental. En 2014, también la emplearon manifestantes en Venezuela.

Y en 2017, se hizo muy popular ante el huracán Irma que asoló Estados Unidos en 2017 y que afectó a Florida y Puerto Rico, entre otras zonas del Pacífico. Precisamente, la BBC y otros medios de comunicación se hicieron eco de su éxito. Más de 6 millones de descargas para conocer en tiempo real la situación del huracán y sus consecuencias gracias a la información que aportaban los propios usuarios con su voz y con imágenes.

El motivo principal tiene que ver con la naturaleza de esta aplicación. Canales públicos y privados de hasta 6.000 usuarios a la vez. WhatsApp, por ejemplo, sólo admite 256 participantes. Esto significa que personas que viven en una zona concreta pueden comunicarse unos con otros e informar en tiempo real de lo que sucede. Esta fue la clave de la popularidad de Zello Walkie Talkie en situaciones adversas en las que estar al tanto de lo que sucede a pocos kilómetros de distancia es cuestión de vida o muerte.

Un walkie talkie que usa internet para funcionar

Una de las confusiones que se dio desde los inicios de esta aplicación es la idea de que Zello Walkie Talkie no requiere de conexión a internet para su funcionamiento. Lamentablemente, eso no es así. Los walkie talkies sí funcionan a través de la radiofrecuencia. Pero un smartphone emplea redes móviles o WiFi para funcionar. De ahí que esta app dependa de internet para hacer llegar sus mensajes de voz.

La buena noticia es que Zello Walkie Talkie emplea un protocolo de baja latencia que le permite funcionar y enviar mensajes de voz en tiempo real cuando la conexión a internet no es fiable o estable. Con todo, requiere de un mínimo de cobertura para acceder a su red, ya sea WiFi, 2G, 3G, 4G o 5G. Por lo demás, la aplicación es gratuita pero cuenta con una versión de pago que añade funciones tan útiles como el cifrado de la retransmisión empleando el algoritmo AES 256 bit.

Puede que en España no sea tan conocida como en otros países, donde la alternativa para comunicarse ha sido Telegram. Pero Zero Walkie Talkie se ha convertido en muchos lugares del mundo en una app a la que acudir cuando WhatsApp y otras aplicaciones de mensajería no están disponibles o no permiten compartir información en tiempo real con grandes cantidades de población en situaciones adversas.