Desde hace años, Apple pone el foco sobre la privacidad de sus productos, sean dispositivos o servicios en línea. Esto no significa que la empresa se encuentre exenta de polémicas. De hecho, este año ha transitado uno de los períodos de mayor escrutinio público por sus nuevas medidas de protección infantil, que ahora han sido demoradas. Sin embargo, se debe reconocer que los de Cupertino han sido de los primeros en darle un lugar primordial a la privacidad. Y Steve Jobs ha sido el gran responsable.

Para obtener una muestra cabal de ello tenemos que remontarnos a la edición 2010 de la conferencia All Things Digital. En la que posiblemente haya sido una de sus últimas grandes entrevistas públicas como CEO de Apple, Jobs se habló sobre la privacidad y el enfoque que tenía su compañía alrededor de esta. Los conceptos del por entonces director ejecutivo de la firma de Cupertino son realmente interesantes, pues exponen una postura bastante adelantada para la época.

Steve Jobs hablando sobre privacidad

Silicon Valley no es monolítico. Siempre tuvimos una mirada diferente a la de nuestros colegas en cuanto a la privacidad. Nos tomamos la privacidad con extrema seriedad. Por ejemplo, nos preocupamos mucho por la ubicación en los teléfonos; y nos inquieta que un niño de 14 años sea acosado y pase algo terrible por culpa de nuestro teléfono. Por eso, antes de que las apps accedan a tus datos de ubicación –y no hacemos una regla que diga que tiene que mostrar un aviso y preguntar, porque sabemos que podrían no cumplirla–, se comunican con nuestros servicios de ubicación, y somos nosotros quienes mostramos el aviso que dice “esta app quiere usar tus datos de ubicación, ¿estás de acuerdo?” cada vez que quieran utilizarlos.

Hacemos muchas cosas de este tipo para asegurarnos de que la gente entienda qué están haciendo estas apps. […] Hemos rechazado gran cantidad de aplicaciones de la App Store que quieren tomar muchos de tus datos personales y enviarlos a la nube. Mucha gente en Silicon Valley cree que somos anticuados, y tal vez lo seamos, pero nos preocupan este tipo de cosas.

Steve Jobs

Una postura adelantada para la época

Lo dicho por Steve Jobs podría considerarse una respuesta estándar para cualquier compañía importante que procese información personal de sus usuarios en la actualidad, en pleno 2021. Por ello es importante remarcar que lo dijo en 2010, en un momento en que el todavía no existía una conciencia colectiva real sobre qué implicaba la recolección de datos personales.

Tomemos en cuenta que, en ese entonces, apenas habían pasado tres años del lanzamiento del iPhone, y Android era aún más joven en el mercado. Claramente, los smartphones como los conocemos hoy en día todavía no se habían masificado globalmente. Incluso era incipiente el mercado de tablets, con la primera generación del iPad apareciendo en escena ese año.

Esto quiere decir que las principales interacciones con la web eran a través de un ordenador, y para muchos el concepto de “privacidad” implicaba simplemente tener una buena contraseña de correo electrónico, en Facebook o en Twitter.

Sin embargo, Steve Jobs y Apple coincidieron en que existían muchos otros aspectos sobre los cuales era importante trabajar, en especial al comenzar a ofrecer más servicios basados en la nube. Y lograr el consentimiento explícito de los usuarios era otra de las preocupaciones del cofundador de la firma de la manzana.

Privacidad significa que la gente sepa a qué se está suscribiendo, con palabras claras, y repetidamente. Soy optimista y creo que las personas son inteligentes, y algunas quieren compartir más información personal que otras. Pregúntales. Pregúntales cada vez. Haz que te digan que pares de preguntarles, si están cansados de que les preguntes. Hazles saber con precisión qué vas a hacer con sus datos. Eso es lo que nosotros pensamos.

Steve Jobs

Una apuesta por la privacidad, antes de que se hablase de la privacidad

Como dijimos anteriormente, Apple no ha quedado exenta de problemas o polémicas en torno a la privacidad. Lo que planteamos aquí no es una cuestión de ser infalibles, sino de atenerse a un ideal. Steve Jobs vio un valor agregado en la privacidad, en un momento en el que nadie hablaba sobre el tema.

Con aciertos y errores, los de Cupertino pueden decir que tuvieron un panorama más claro y adelantado en comparación directa con la competencia. Cuando muchos empezaron a prestar atención al uso y abuso de los datos personales de los usuarios tras el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica, Apple llevaba una importante ventaja en el área.

A 10 años del fallecimiento de Steve Jobs, los de la manzana tienen la tranquilidad de haber aprovechado la visión de su principal figura para hacer de la privacidad una marca registrada.