Cada vez falta menos para la llegada de Windows 11. Si eres uno de los usuarios que tiene marcado en su calendario el 5 de octubre, lo mejor es que la actualización no te tome por sorpresa y todo salga según lo esperado. En este artículo encontrarás las 7 cosas que debes tener en cuenta a la hora de sumergirte en el nuevo sistema operativo de Microsoft.

¿Cuáles son los requisitos del sistema?

Desde que se anunció Windows 11 hasta estas fechas, Microsoft ha realizado varios cambios en los requisitos mínimos del sistema. En este sentido es razonable que estés un poco perdido. Pero no te preocupes, las últimas especificaciones de hardware requeridas por los de Redmond son las siguientes:

  • Procesador de 1 GHz de 64 bits o más rápido con 2 o más núcleos.
  • 4 GB de memoria RAM.
  • 64 GB o más de almacenamiento disponible como mínimo.
  • Tarjeta gráfica compatible con DirectX 12 con controlador WDDM 2.0.
  • Pantalla de más de más de 9" en diagonal.
  • UEFI compatible con Arranque seguro.
  • TPM 2.0.
  • Conexión a Internet, únicamente para activar Windows 11 Home.

Respecto de los procesadores, Microsoft pide chips Intel Core de octava generación en adelante (también están soportados un reducido número de anteriores) y algunos modelos de la líneas Pentium, Celeron, Atom y Xeon.

En el caso de AMD, Windows 11 soporta procesadores Zen 2 (Ryzen 3) en adelante y algunos modelos de la línea Athlon. Y en el caso de Qualcomm el sistema requiere chips de las generaciones más recientes.

Si te apetece ver en detalle si tu procesador es compatible, puedes seguir uno de los siguientes enlaces que brinda el listado de chips soportados por Windows 11 según cada marca: AMD, Intel, Qualcomm.

Crédito: Microsoft

No podemos cerrar este primer punto sin antes hablar de TPM 2.0, el módulo de seguridad que tanto revuelo ha generado. La mayoría de los ordenadores modernos ya cuentan con él, aunque no todos los tienen habilitado.

Aunque si has armado tu PC por piezas puede que no tengas esta característica. En este artículo encontrarás lo que necesitas saber sobre este componente, cómo identificarlo y activarlo si es que lo tienes desactivado.

Y si no estás seguro si cumples con los requisitos para instalar el nuevo sistema, te recomendamos descargar e instalar la aplicación PC Health Check. Este es el modo más fácil para saber si tu hardware es compatible.

¿Tendré que pagar por Windows 11?

Windows 11 será gratis para todos los ordenadores con una licencia válida de Windows 10. De momento Microsoft no ha anunciado cuándo finalizará esta oferta de actualización gratuita, pero suponemos que permanecerá al menos durante el primer año. Por el momento los de Redmond tampoco han revelado el precio de las diferentes versiones de su nuevo SO.

¿Cómo podré actualizar?

Si tu PC cumple con los requisitos mínimos de hardware, Windows Update se encargará de todo el proceso. Este módulo de actualización de Microsoft te avisará, en algún momento entre el 5 de octubre de 2021 y mediados de 2022, cuando Windows 11 esté listo para ser descargado e instalado.

Eso sí, recuerda que para que Windows Update haga esto deberás contar con Windows 10 versión 2004 (mayo de 2020) o posterior. Por ello, si tu ordenador hace tiempo que no se actualiza, intenta ingresar en Configuración > Actualización y seguridad para bajar las actualizaciones pendientes.

¿Qué sucederá con mis archivos?

La actualización a través de Windows Update no debería afectar tus archivos, aunque siempre existe una posibilidad de que algo salga mal. Por ello te recomendamos que tengan una copia de seguridad de tus documentos.

Existen muchas soluciones de terceros que permiten resguardar tus archivos, aunque Windows 10 tiene una función incorporada dentro de Configuración > Actualización y seguridad > Copia de seguridad. Allí podrás crear una copia de tus archivos y restaurarlos si algo sale mal.

¿Podré actualizar si no cumplo con los requisitos mínimos?

Crédito: Microsoft

Como vimos anteriormente, Windows Update se encargará de todo el proceso de actualización. Por ello, si tu ordenador no cumple con los requisitos mínimos de hardware, Microsoft te negará la actualización a Windows 11 por razones de seguridad y estabilidad del sistema.

Sin embargo, existe la posibilidad de instalar el nuevo sistema en un ordenador no soportado a través de una imagen ISO. Esto significa hacer una instalación limpia, es decir, perder todos los datos y configuraciones almacenados (siempre existe la posibilidad de hacer una copia de seguridad).

Pero este es el más leve de los problemas. Microsoft ha tomado una postura tajante y asegura que quienes no cumplan con los requisitos e instalen el sistema con este método alternativo no recibirán actualizaciones de funciones, seguridad y controladores. En otras palabras, dejará al PC vulnerable.

Asimismo, no garantiza el buen funcionamiento del equipo, por lo que este, dependiendo del hardware, puede estar expuesto a una mayor tasa de fallos. En otras palabras, instalar el sistema en un equipo no soportado puede garantizarte unos buenos dolores de cabeza.

Si no me gusta Windows 11, ¿podré volver a Windows 10?

Después de haber actualizado desde Windows Update a Windows 11 tienes un período de 10 días para regresar a Windows 10. Sin embargo, vencido ese plazo tendrás que hacer una instalación limpia del antiguo sistema.

¿Y si no quiero actualizar a Windows 11?

La actualización a Windows 11 no es obligatoria y Windows 10 sigue siendo un buen sistema operativo que recibirá actualizaciones hasta octubre de 2025.