Mientras la vacunación de la COVID-19 continúa, la fobia a las agujas se manifiesta. Es un problema para el que, por el momento, solo tenemos una forma de solucionar: mediante la exposición y el tratamiento psicológico. Sin embargo, ahora tres alumnos de Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Productos de la Universitat Jaume I han ganado el premio James Dyson Award nacional para España con su invento llamado Pinsoft. Pero ¿qué es la fobia a las agujas (también conocida fuera del ámbito psicológico como tripanofobia)? ¿Cómo ayuda Pinsoft a quienes la padecen?

El miedo a las agujas está contemplado en el MSD-V, el manual de cabecera de los psicólogos, como un trastorno fóbico específico. La fobia a las agujas, al igual que a la sangre o al daño, tienen que ver "con un estímulo concreto que nos da miedo", explica a Hipertextual la psicóloga Elena Montero. "Es decir, le atribuimos la percepción a un estímulo de que es peligroso cuando no lo es. Una inyección en sí misma no es peligrosa; pero si nuestro cerebro piensa que sí lo es tiene una reacción exagerada de miedo, como si nos estuviéramos enfrentando a algo que realmente hace correr peligro a nuestra vida".

La respuesta del cuerpo ante la fobia a las agujas

¿Y qué síntomas aparecen con la tripanofobia? Por lo general, las fobias actúan sobre nosotros de la misma forma: "El cuerpo ante el peligro se prepara para defenderse: el corazón late más rápido y lleva más sangre a las células, se respira más rápido...", indica desde el otro lado de la línea del teléfono Montero. Sin embargo, con la fobia a la sangre, inyecciones y daño no es así. "Las personas que tienen fobia a la sangre, a las agujas o a las heridas pueden llegar a desvanecerse realmente porque un reflejo vasovagal excesivo produce bradicardia e hipotención ortostática, cosa que no sucede en las personas que tienen otras fobias o trastornos de ansiedad", indica el MSD-V.

A diferencia de lo que sucede con otras fobias, las personas con tripanofobia pueden tener una respuesta vasovagal y llegar a desmayarse

"Esto quiere decir que aunque primero el cuerpo se acelera mucho, porque piensa que está ante una situación de peligro de la que se tiene que defender, se desmaya antes de que le pinchen", indica la psicóloga. ¿Y cómo se manejan este tipo de situaciones? "Normalmente la técnica más utilizada es tensarse físicamente; esto impide que se produzca la respuesta vasovagal. La persona se prepara para tensar los músculos para que sea incompatible con el desmayo", cuenta. "La tensión debe ser a nivel de musculatura; no de pensamientos".

Pero a nivel mental esa tensión no puede existir. Hay que racionalizar los pensamientos. "La evaluación que hay que hacer para ir tranquilo cuando te van a pinchar es racional: que todo va a ir bien, que es algo bueno para mi cuerpo, que el dolor es mínimo y no pasa nada", comenta Montero. "Y, por si acaso, mi cuerpo reacciona a nivel vasovagal lo que hago es tensar los músculos".

Pinsoft, ¿la solución para las personas con tripanofobia ?

Juan Carlos Espert tiene fobia a las agujas. Y esto fue lo que les motivó a él y a sus compañeras de carrera Sofía Aparicio Ródenas y Laura Martinavarro para desarrollar el concepto de Pinsoft. Por el momento, detalla a Hipertextual por teléfono, no hay un prototipo hecho; pero la idea ya ha ganado el premio James Dyson Award nacional para España y ahora competirán a nivel internacional.

Un premio de 3.000 euros y el reconocimiento de que han sabido encontrar una posible solución para un problema que es muy actual debido a la pandemia de COVID-19 y la necesidad de vacunarse; eso es lo que se llevan Sofía, Laura y Juan Carlos. Pero ¿en qué consiste Pinsoft? ¿Puede ser realmente de ayuda para las personas con tripanofobia?

Así es Pinsoft

Pinsoft es un objeto que cuenta con múltiples varillas en el que se oculta a la vista del paciente la aguja con la que se le va a poner la inyección. La distracción, con las múltiples varillas haciendo presión sobre la piel, parece clave para evitar el pánico a las agujas. No sabes dónde te van a pinchar; aunque sí sabes que habrá inyección.

"Estuvimos viendo algunos vídeos sobre el tema; nos llamó la atención el de un médico que distraía a un niño antes de vacunarle". La distracción del médico consistía en tocar con los dedos en varios sitios distintos del cuerpo mientras canta o hace sonidos con la boca. El ruido les distrae, pero el estímulo del dedo contra el cuerpo también es necesario porque es similar al que hará la aguja. "También nos hizo pensar mucho que hay personas con fobia a las agujas que no tienen ese mismo miedo al tatuarse", añade Espert. Quizás porque un tatuaje no lo perciben como algo peligroso mientras que, por ejemplo, que te saquen sangre sí. Todo esto fue lo que dio la idea que ha terminado siendo Pinsoft:

Sofía Aparicio Ródenas Laura Martinavarro y Juan Carlos Espert

¿Puede ayudar a las personas con fobia a las agujas?

"Hay que entender que un psicólogo es una ayuda para que uno se pueda enfrentar a la fobia"

Elena Montero, psicóloga

Pero ¿realmente puede ser una ayuda para las personas con fobia? Para Montero es una buena idea. "Puede ayudar. En la reacción de miedo ante la sensación de estar siendo herido o dañado, si no se percibe el estímulo (la aguja) entrando y el dolor que eso produce puede facilitar el enfrentarse a la situación". "Para superar una fobia, hay que enfrentarse a la situación y darnos cuenta de que realmente no es peligrosa", añade la psicóloga.

Y esto se debe hacer tanto a través de la exposición a la fobia como de un acompañamiento psicológico: "Recomiendo tratamiento psicológico para estos casos. Hay que entender que un psicólogo es una ayuda para que uno se pueda enfrentar a la fobia". Además, "debajo de las fobias de este tipo suele haber una sensación de vulnerabilidad; es decir, creo que mi cuerpo es más vulnerable y que puedo sufrir mucho e incluso perder la vida; siento que pueden atacar mi salud más fácilmente de lo que realmente es posible", indica.

En definitiva, mientras alguien se interesa por desarrollar Pinsoft y llega a los hospitales y centros de salud; la mejor manera para superar la fobia a las agujas es enfrentándose a ella. Y si puede ser con acompañamiento psicológico siempre será mucho mejor, porque cambiaremos las ideas que subyacen detrás de la tripanofobia.