El Universo Cinematográfico de Marvel vuelve a estar en el centro de la polémica. Hace un par de años, varios directores encabezados por Martin Scorsese criticaron el auge del cine de superhéroes. E incluso el célebre realizador neoyorquino llegó a insinuar que se trataba de un tipo de cine que saboteaba a la industria. 

“Parecen más un parque de atracciones que cine”, comentó Scorsese al referirse a la fórmula de la franquicias. Insistió en que, además, “alejan la atención y las oportunidades de las películas más pequeñas”. Las declaraciones del legendario director propiciaron que otros tantos grandes nombres del cine expresaran opiniones parecidas al respecto. 

Ahora es Denis Villeneuve quien se une a las diversas voces críticas, luego de explicar en una entrevista que los films de la factoría Marvel eran de “cortar y pegar”. En declaraciones a El Mundo, periódico de España, el realizador insistió en que las películas de superhéroes “se parecen demasiado entre sí”. Como si lo anterior no fuera suficiente, agregó que la fórmula “corta y pega” que adjudica a las producciones han convertido al público “en zombis”. 

Contestando a las críticas de Denis Villeneuve

Pero en esta ocasión, la crítica a uno de los géneros más exitosos de la última década tuvo una respuesta inmediata. El escritor y director de Doctor Strange, Scott Derrickson, se pronunció con respecto a las declaraciones de Denis Villeneuve. Lo ha hecho a través de su cuenta personal en Twitter y con especial énfasis en las críticas a la diversidad y originalidad de los films.

“Cualquiera que critique las películas de Marvel por considerar que todas son iguales a) no las ha visto todas y, por lo tanto, no debería asumir que son todas iguales, o b) las ha visto todas porque, bueno, en realidad les gusta bastante ver películas de Marvel”, ha dicho.

Scott Derrickson también hizo un apropiado retweet a sus palabras de hace un año, cuando respondió a las críticas de Scorsese, también por Twitter: “Como director, no me burlo del trabajo de otros directores, incluso cuando no me gusta algo que han hecho. Este trabajo es bastante difícil para todos y nadie se propone hacer una mala película”.

Ambas opiniones, resumen una idea más grande. El cine de Marvel no solo es entretenimiento puro y duro. También es una oportunidad para experimentar con propuestas de todo tipo, que no suelen ofrecer otros géneros parecidos. Incluso el mismo Denis Villeneuve tuvo palabras de encomio para Chloé Zhao, directora de Eternals, el próximo estreno de Marvel. En la misma entrevista ofrecida a El Mundo, el director habló de que Zhao era una gran adición al equipo de la casa de las ideas. Y que espera que la refinada visión de la directora pueda dar otro “giro estético” a la propuesta del estudio. 

Marvel y la vieja discusión sobre el cine original 

GS | Flickr

Por supuesto, las palabras de Scott Derrickson son toda una declaración de intenciones. El realizador se separó de la dirección de Doctor Strange 2: El Multiverso de la locura en condiciones amigables. Pero estuvo dentro del sistema Marvel el suficiente tiempo para comprender la maquinaria que sustenta su fórmula. Y, en especial, para comprender que el cine del estudio ha evolucionado lo suficiente para abrirse a todo tipo de propuestas.

Si bien las primeras películas de la franquicia eran historias de origen más o menos semejantes al camino del héroe, la saga ha madurado a lo largo de la década. Y se ha hecho mucho más abierta a la creación y, en especial, a la forma en que desea mostrar sus historias. Con la adición de material televisivo —que amplia y profundiza en secundario de lujo— y una serie animada, Marvel demuestra su ambición. Pero también la manera en que el Universo Cinematográfico de Marvel ha crecido mucho más rápido de lo que podría suponerse. 

Se trata de un reto, el de la originalidad, que Marvel asume con buen pie. De hecho, el aclamado escritor y director James Gunn (Guardianes de la Galaxia, El escuadrón suicida) se ha unido a la discusión. Hace meses, Gunn dijo que los cineastas “deben innovar activamente y subvertir las expectativas para evitar que el género de superhéroes se vuelva aburrido”. Algo que Marvel se ha tomado más que en serio en su cuarta fase.