Los iPhone 13 están a la vuelta de la esquina. Todo parece indicar que la nueva gama de teléfonos de Apple será presentada oficialmente el próximo 14 de septiembre en un evento completamente online. De ellos, no obstante, hemos conocido diversos detalles durante las últimas semanas gracias a fuentes fiables del sector.

Uno de estos detalles es la capacidad de la batería de cada modelo de iPhone 13. Los datos los reveló L0vetodream, un leaker anónimo que publica habitualmente información sobre productos de Apple que todavía no han salido al mercado. Concretamente, dicha fuente indicó los siguientes tamaños:

  • iPhone 13 mini: 2.406 mAh (un 8% más que el iPhone 12 mini, que tenía 2.227 mAh).
  • iPhone 13: 3.095 mAh (un 10% más que el iPhone 12, que tenía 2.815 mAh).
  • iPhone 13 Pro: 3.095 mAh (un 10% más que el iPhone 12 Pro, que tenía 2.815 mAh).
  • iPhone 13 Pro Max: 4.352 mAh (un 18% más que el iPhone 12 Pro Max, que tenía 3.687 mAh).

Los incrementos, de ser ciertas estas cifras, serían de entre el 8% y el 18%. Y esto, sumado a la previsible mejora en eficiencia energética del procesador A15, debería traducirse en una mejor autonomía respecto a los modelos anteriores –sobre todo en el caso del iPhone 13 Pro Max–. Sin embargo, quizá no debamos emocionarnos tan deprisa.

Los iPhone 13 tendrán ProMotion y una pantalla siempre encendida, según los rumores

Los rumores más recientes procedentes de fuentes con un buen historial indican que los iPhone 13 –o, al menos, algunos de los modelos– tendrán dos mejoras importantes: pantallas siempre encendidas (always-on) y ProMotion. ¿En qué consisten?

  • Always-on. Es una tecnología que encontramos desde hace años en teléfonos de otras marcas, así como en otros productos como el Apple Watch. El funcionamiento es bastante sencillo: la pantalla del iPhone 13 nunca se apagará por completo al bloquearlo. Ciertos píxeles permanecerán iluminados para mostrar la hora, así como otra información relevante (tiempo, notificaciones, etc.).
  • ProMotion. Esta tecnología la conocimos hace muchos años con el iPad Pro, cuya pantalla alcanza una tasa de refresco de 120 Hz. Desde entonces, han sido muchos los móviles que la han incorporado, pero Apple, por alguna razón, ha esperado hasta este año para llevarla a su teléfono. ¿En qué beneficia esto al iPhone 13? Simple: hará que todas las transiciones se sientan mucho más suaves. El panel, además, podrá rebajar su propia tasa de refresco automáticamente en aquellos momentos en los que se esté mostrando una imagen estática –donde no se aprecia la diferencia entre 1 Hz o 120 Hz–. De esta forma, el sistema mantendrá a raya el consumo energético.

Estas dos novedades serán posibles gracias a los paneles OLED, que permiten iluminar los píxeles de una pantalla de forma individual, y a la tecnología LTPO. Esta última, también presente en el Apple Watch, es clave para poder adaptar dinámicamente la tasa de refresco del panel.

¿Y qué tiene que ver todo esto con la batería de los nuevos iPhone 13?

Foto por Tyler Lastovich en Unsplash

Simple: es probable que las citadas novedades eleven, en mayor o menor medida, el consumo energético promedio del teléfono. Si eso se confirmase, es posible que el esperado incremento del tamaño de las baterías sirva principalmente para compensar la mayor demanda energética del teléfono, no para extender su autonomía.

Para confirmar si ese es el caso habrá que esperar a la presentación oficial del iPhone 13, así como a las pruebas posteriores a su lanzamiento. Cabe la posibilidad de que el aumento del tamaño de la batería sea superior al incremento del consumo, lo que serían buenas noticias porque sí tendrían una mejor autonomía. También es posible que Apple haya mejorado la eficiencia energética de otro componente que compense el mayor consumo provocado por ProMotion y el sistema Always-On. Las variantes para esta ecuación, en realidad, son múltiples. Y, aunque lo ideal sería que sí, no en todas ellas una batería de mayor tamaño equivaldrá a una mejor autonomía. Toca esperar al 14 de septiembre.