El AI Day de Tesla ha dejado varias novedades. Sin lugar a dudas, lo que más ha provocado impacto ha sido la introducción del Tesla Bot, un robot que promete hacerse cargo de las tareas más arriesgadas que hoy afrontan los humanos. Pero también se conocieron más detalles sobre Project Dojo, el superordenador pensado para entrenar más rápidamente los sistemas de Autopilot y conducción autónoma total en los coches eléctricos de la compañía.

Si bien Project Dojo todavía no está terminado, Elon Musk confía en que estará operativo a partir del próximo año. Lo realmente interesante de esta impactante plataforma es que Tesla no pretende acaparar su uso, sino "compartir" la aplicación de su tecnología. A futuro, la supercomputadora se ofrecería como un servicio para entrenar redes neuronales de terceros.

Así lo mencionó el propio CEO de la compañía estadounidense, al ser consultado al respecto en Twitter. Lógicamente, la respuesta de Elon Musk fue escueta, pero ha dejado en claro hacia dónde apunta Tesla con el tremendo potencial de Project Dojo. Además, ratifica que, si bien se ha pensado para -en principio- potenciar los coches autónomos, existe un panorama mucho más amplio por explorar (y explotar).

Esto no se ha pensado para limitarlo a los coches Tesla. Aquellos de ustedes que hayan visto la versión beta de la conducción autónoma total pueden apreciar la velocidad a la que la red neuronal de Tesla está aprendiendo a conducir. Se trata de una implementación particular de la inteligencia artificial, pero creo que en el futuro habrá más aplicaciones que tendrán sentido", explicó el directivo al referirse a Project Dojo.

Una vez terminada, 'Project Dojo' será la supercomputadora más potente del mundo

Tesla está apostando muy fuerte en Project Dojo y su impacto promete ser revolucionario. El superordenador cuenta con 500 mil nodos de entrenamiento que se están desarrollando en simultáneo. Cada "mosaico" de 25 chips D1 es capaz de proporcionar 9 petaflops de cómputo y 36 terabytes de ancho de banda por fuera del mismo.

Más allá de los números y los tecnicismos, es una estructura capaz de ampliar drásticamente la capacidad de aprendizaje de los coches eléctricos de Tesla. Por ello, según explica Teslarati, los propietarios de los vehículos verán mejoras mucho más veloces en las características relacionadas al Autopilot y la conducción autónoma total, una vez que Project Dojo esté en marcha.

Sin dudas, Tesla sabe que tiene entre sus manos un verdadero game changer. Y también es consciente de que su potencial será incluso más valorado si la implementación excede los límites de la propia automotriz. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que veamos a Project Dojo entrenando redes neuronales de terceros? Eso todavía es una incógnita.