Parallels Desktop es una de las mejores herramientas de virtualización para los Mac con chip M1, dado que estos no pueden utilizar Boot Camp para ejecutar el sistema operativo de Microsoft. Con la llegada de Windows 11, el equipo de desarrollo del software prometió compatibilizar esta nueva versión con los dispositivos que integran macOS por defecto y, en concreto, con los Mac con ARM. La versión número 17 incluye estos cambios y otras novedades.

En concreto, la nueva versión de Parallels Desktop permite acceder a Windows 11 y todas las funciones del sistema operativo de Microsoft, tanto en ordenadores Apple con procesador Intel como en equipos con chip M1. Añade, además, compatibilidad con macOS 12 Monterey. Los usuarios pueden crear una máquina virtual de ambos sistemas operativos con tan solo ejecutar el programa y sin necesidad de reiniciar el sistema.

Las mejoras en el rendimiento son otras de las novedades que llegan con Parallels Desktop 17. La compañía destaca que las apps y los procesos son más rápidos, tanto en procesadores Intel como en chips ARM. En concreto, el software de virtualización es hasta un 38% más veloz a la hora de reanudar cuando se está utilizando Windows, Linux o macOS, mientras que el arranque y el rendimiento del disco en Windows 10 ARM es hasta un 33% y un 20% más rápido respectivamente.

Se optimiza, además, el rendimiento en los gráficos 2D, que son hasta un 25% más rápidos. Por otro lado, nueva versión integra un controlador de pantalla que mejora la respuesta y la sincronización con el vídeo y los juegos cuando se está utilizando una máquina virtual.

Parallels Desktop 17 incluye mejoras para los Mac con chip M1

Adicionalmente, la compañía desarrolladora ha presentado nuevas características exclusivas para los Mac con chip M1. Entre ellas, mayor compatibilidad con algunas de las opciones del sistema, como el estado de la batería del Mac, que permitirá al software de virtualización adaptar el funcionamiento para ahorrar autonomía. Se añaden, además, mejoras de seguridad gracias a un chip TMP virtual integrado en Windows 10 y Windows 11.

Por último, se ha mejorado el modo Coherence, función que permite utilizar apps de Windows en el escritorio de macOS. Con Parallels Desktop 17 el usuario puede minimizar la ventana del sistema operativo de Microsoft y seguir utilizando las apps de Windows 11 en macOS. Se integran, además, algunas opciones de sincronización, como la posibilidad de copiar, pegar o arrastrar elementos de macOS Monterey a Quick Notes.

Parallels Desktop 17 ya se puede descargar en los equipos compatibles. Los usuarios que cuenten con una licencia única pueden actualizar desde 49,99 euros.