Los usuarios cada vez gastan más dinero en las tiendas de aplicaciones, según un nuevo estudio del portal de finanzas Finbold. El reporte confirma que durante los seis primeros meses de 2021, los usuarios de iOS gastaron un total de 41.500 millones de dólares en aplicaciones de la App Store. Supone un crecimiento del 22,05% respecto al mismo periodo del año anterior, donde los usuarios gastaron un total de 34.000 millones en la tienda de aplicaciones de Apple.

Las personas con un smartphone o tablet Android gastaron 23.400 millones de dólares en compras dentro de Google Play durante el primer semestre del año. Crece un 30% más respecto al año pasado. El total entre ambas plataformas ha tenido un crecimiento de un 24,8%, con un total de 64.900 millones de dólares.

El crecimiento interanual de gasto en apps de Google Play Store es mayor respecto a la App Store. La tienda de aplicaciones de Apple, sin embargo, parece ser la favorita por los consumidores. Dobla, prácticamente, el número de gasto frente a la tienda de apps de Google.

Este aumento se debe, según la citada fuente, al estilo de vida adaptado por las restricciones de la pandemia. De hecho, la mayor parte de las compras de la App Store y Google Play Store provienen de los juegos, con gastos de más de 10.320 millones de dólares durante el primer semestre de 2021.

Las apps para el teletrabajo, los estudios y otras aplicaciones de entretenimiento, también parecen haber sido las causantes de este incremento de gastos por parte de los consumidores.

Los gastos en la App Store y Google Play: ¿buenas noticia para los desarrolladores?

El incremento del gasto en la App Store beneficia considerablemente a Apple y Google, pero también a los desarrolladores. El estudio se publica días después de que Apple anunciara nuevas medidas en la App Store que beneficiarán a los desarrolladores. Entre ellas, la posibilidad de que los creadores de aplicaciones informen sobre métodos de pago alternativos.

La compañía de Cupertino, además, ofrece una reducción de la comisión a aquellos creadores que publican una app y generan menos de 1 millón de ingresos. En este caso, los desarrolladores solo deberán pagar el 15% de comisión por compra dentro de cada app, y no el 30%.