El pasado mayo, un accidente de avión cambió el curso de toda una iglesia. Remnant Fellowship, una congregación fundada por Gwen Shamblin Lara. La líder era una gurú de la pérdida de peso y las dietas que empezó con su programa Weigh Down Workshop y el libro The Weigh Down Diet, publicado a finales de la década de los 90. Este otoño iba a ser también la protagonista de una de las series de HBO Max, llamada The Way Down, sobre los orígenes de la iglesia que fundó Shamblin Lara, su funcionamiento y polémicas por sus tintes de secta. Su muerte lo ha puesto todo patas arriba.

El accidente ocurrido en Nashville, Tennessee, no solo acabó con la vida de la fundadora, también con la de su marido. William Lara era conocido por haber interpretado a Tarzán en una serie de televisión y en la película Tarzán en Manhattan. Con ellos, viajaban otros familiares del matrimonio, también líderes de Remnant Fellowship. En un comunicado, la iglesia anunció que a partir de ahora serán los hijos de Lara los que se pongan al mando de la congregación. Michael Shamblin y Elizabeth Shamblin Hannah, "tienen la intención de continuar el sueño que Gwen Shamblin Lara tenía de ayudar a las personas a encontrar una relación con Dios".

Un sueño que, según la página de Remnant Fellowship, se basa en ayudar a las personas a encontrar esperanza, un amor profundo y el propósito de poner en prácticas las enseñanzas de Jesucristo. Bajo una promesa de cambio, por supuesto. "Aumento de la criminalidad, problemas financieros, hogares rotos, abuso de drogas y alcohol (...). Parece que el mundo está creciendo lejos de Dios y Cristo, y los resultados son obvios. ¿Estás listo para poner un freno a este caos y encontrar respuestas verdades para a una relación feliz y renovada con Dios? ¡Prepárate para un cambio increíble!".

Remnant Fellowship, de congregación a la secta de las dietas

La iglesia de Remnant Fellwoship vende una imagen de felicidad de sus miembros: desde personas que han superado adicciones hasta matrimonios sanos que han conseguido superar crisis. Todos sonrientes. No por nada afirman en la página web que la filosofía de Gwen Shamblin ha ayudado a personas a cambiar sus vidas durante más de 30 años. Algunos ex miembros de la congregación discrepan, al menos los que han conseguido salir de la iglesia, y denunciaron prácticas de acoso a aquellas personas que querían abandonar Remnant Fellowship. Adquiría cada vez más una imagen de secta.

Más de uno lo denunció en el próximo de las series de HBO, como complemento a unas acusaciones ya conocidas en Estados Unidos. En primer lugar, por la base de su programa de dieta para adelgazar. Shamblin Lara, dietista de profesión, apostó por la "dieta cristiana" y alentaba a sus seguidores que estaban haciendo régimen a fortalecer su fe en Dios para perder peso. Entre otras cosas, instaba a sus seguidores a que comerían solamente cuando el hambre se convertía en necesidad. La oración haría el resto. Asimismo, llegó a describir el hecho de comer en exceso como un pecado de codicia y animó a las personas a leer la Biblia cuando sintieran ganas de comer.

Esta filosofía se hizo muy famosa entre congregaciones religiones en Estados Unidos, lo que la llevó, en 1999, a fundar la iglesia junto a su ex marido David Shamblin. El programa de Weigh Down Workshop ha seguido estando muy presente en la iglesia.

El peso y el físico, la obsesión de Shamblin

Wikimedia Commons

El cuerpo podría haberse convertido hasta en una obsesión para Gwen Shamblin y algunos ex miembros explicaron cómo fueron testigos de su cambio físico. En sus últimos años, la fundadora de Remnant Fellowship se convirtió en una mujer muy delgada y con un peinado que, como describió un artículo de The New York Times, crecía en proporción al poder que tenía.

En el documental de la plataforma, que será uno de los estrenos en series de HBO, se incluyen hasta acusaciones de que las personas que no conseguían perder peso con la dieta eran marginadas por la comunidad de la iglesia. Además, los líderes de la congregación instaron a algunos a dejar de tomar medicamentos recetados, como anticonceptivos e incluso medicamentos psiquiátricos. Otros comportamientos típicos de una secta apuntaban a un control sobre varios aspectos de la vida de los miembros de la iglesia, como la vida laboral, la forma de vestir o su entorno.

Gwen Shamblin Lara tuvo mucho poder desde que se convirtió en una figura pública en Estados Unidos. Llegó a acudir como invitada al show de Larry King, en el que expuso que no creía que la genética o el metabolismo por sí solos pudieran explicar por qué algunas personas son delgadas o tienen sobrepeso. Se refirió a la situación de los judíos en los campos de concentración nazis: "¿Por qué durante el Holocausto todas estas personas estaban realmente delgadas? Porque comieron menos". Unas declaraciones que no pasaron desapercibidas y que fueron foco de críticas.

Remnant Fellowship ha pedido la custodia permanente de los hijos de un matrimonio fallecido en el accidente de avión

No fue la única polémica; también un caso de muerte y abuso infantil en 2003. Una investigación policial arrojó que la iglesia encerró en alguna ocasión a niños con muy poco o nada de comida durante largos periodos de tiempo. Un canal estadounidense llegó a conseguir una grabación en la que Gwen Shamblin felicitaba a una madre por seguir estas prácticas. En uno de los casos, uno de los niños víctima de estas prácticas falleció después de que sus padres lo golpearan. Una de las hipótesis es que los padres intentaban renanimarlo después de que se desmayara. En 2007 fueron condenados por el asesinato de su hijo. Shamblin Lara, por su parte, negó cualquier implicación con este caso.

El último escándalo relacionado con la secta ocurrió después del accidente de avión. Jessica y John Walters fue uno de los matrimonios que fallecieron en el incidente. Remnant Fellowship decidió hacerse cargo de sus tres hijos y tomar la tutela temporal de los menores. Ha pedido a un tribunal la tutela permanente, a pesar de que no son los parientes más cercanos. La abuela de los niños ha iniciado ahora un proceso legal para que sea ella la que se encargue de sus nietos. Para poder costearlo, ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding. No sabemos si este último escándalo se incluirá en la serie de HBO.

Remnant Fellowship: la imposición de una obediencia ciega

Algunas de las prácticas de Remnant Fellowship se identifican como comunes dentro de las sectas. Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), explicó a Hipertextual que entre las actitudes grupales que denotan un claro proceso de persuasión coercitiva se encuentran la separación de los adeptos con respecto a familiares y amigos que no pertenecen al grupo.

"La presión que reciben los miembros para ajustarse a las normas de alimentación y de comportamiento, la imposición de una obediencia ciega (también en la educación de los hijos). También el control de todos los aspectos vitales y la amenaza de expulsión a los que se salgan de las férreas directrices de los líderes".

Santamaría añadió que tras el accidente de avión que acabó con la vida de Gwen Shamblin y de otros líderes de la congregación, más ex miembros han estado dispuestos a dar su testimonio para el documental que se convertirá en una de las series de HBO.

"Esto nos da una idea del miedo a hablar que permanecía en los adeptos que habían abandonado la Fraternidad Remanente, algo muy común en el fenómeno sectario. Muchas veces no es porque teman represalias por parte de los líderes, sino porque es corriente que permanezcan familiares en la secta, que cortarían todo vínculo con los 'desertores', que descenderían a una categoría peor a los ojos de los adeptos: difamadores o 'traidores'".

Luís Santamaría

Para mostrar el impacto de los comportamientos, Luís Santamaría hizo referencia a las declaraciones de un ex miembro de Remnant Fellowship a un medio estadounidense. "En muchos sentidos, soportar el abuso espiritual es algo similar a ser violado. La gente no lo entiende, te preguntan por qué lo soportaste y es una invasión increíblemente íntima de tu personalidad".

¿Qué pasará con el documental de HBO Max?

The Way Down, una de las nuevas series de HBO, iba a indagar en todos estos aspectos, hasta que el accidente de avión y la muerte de Shamblin puso todo el trabajo en jaque. A pesar de que ni la fundadora ni otros líderes de Remnant Fellowship aceptaron la entrevista de HBO, muchas personas relacionadas con la iglesia contaron sus experiencias en la secta. Nile Capello, uno de los periodistas que lleva investigando a la congregación de 2018 y que forma parte del equipo del documental dijo a The New York Times que estaba preocupado de que se "hubieran abierto heridas para nada".

No será así, al menos por ahora. La serie de HBO Max se estrenará el 30 de septiembre los primeros tres episodios de The Way Down. Habrá que esperar a principios de 2022 para poder ver los dos capítulos siguientes, en los que el equipo podrá dar un nuevo final a la historia de Gwen Shamblin Lara, su dieta cristiana, y la iglesia que cuenta con más de 1.500 miembros en todo el mundo.

El líder de la secta, 'indiscutible e incuestionable'

Foto por Luan Cabral en Unsplash

No es la primera vez que se forma en los Estados Unidos un grupo religioso de carácter sectario a partir de algo que, en principio, no lo era. Luis Santamaría, miembro de RIES, indicó que habitualmente es una buena forma de adquirir prestigio, llegar a más gente... "y conseguir importantes exenciones fiscales y otras ventajas al amparo de la libertad religiosa".

Remnant Fellowship tiene varios indicadores que lo asemejan a una secta. El grupo ha sido incluso criticado por parte del entorno evangélico por su proselitismo. "No se conforman con enseñar una dieta y dar consejos supuestamente saludables a los creyentes que se acercan a sus talleres y seminarios, sino que los atraen para que abandonen sus comunidades cristianas y pasen a formar parte de la comunidad", explicó Santamaría.

A pesar de que supuestamente la congregación se basa en la Biblia, el grupo acaba identificando la voluntad de Dios, continuó el experto en sectas, con la voluntad del líder, indiscutible e incuestionable. Para ello, interpretan los textos bíblicos y los manipulan a su conveniencia. No es de extrañar, por lo tanto, que Remnant Fellowship considere que todas las iglesias cristiana son falsas y que la única traducción válida de la Biblia es la que hacen ellos mismos.

Luis Santamaría no ha visto indicios de que la comunidad esté presente en España. No está inscrito ni en el Registro de Entidades Religiosas (del Ministerio de Justicia) ni en el Registro Nacional de Asociaciones (del Ministerio del Interior). No obstante, alertó de que eso no es suficiente para descartar su implementación y que es posible que haya seguidores de la dieta; incluso de la secta a distancia.

Remnant Fellowship, en primera persona

Hipertextual se ha puesto en contacto con una persona que ha vivido en sus propias carnes lo que supone tener a un familiar dentro de Remnant Fellowship. Dean vio, en pocos meses, cómo su suegra se convertía en otra persona; para él no hay dudas del carácter sectario de la congregación.

"Lo primero de lo que me di cuenta es que empezó a ser muy combativa y agresiva como padre y como figura autoritaria con sus hijas e incluso conmigo. Cuando antes había sido un amor, cariñosa con todos, se convirtió en una persona obsesionada con los defectos que percibía que tenían los demás", explicó a este medio desde Estados Unidos.

"Empezó a utilizar lo que ella sabía de la Biblia y escrituras para apoyarla a ser de esa manera. Empezó a citar versos para explicar o justificar su comportamiento, o 'probar' a otros a su alrededor que estaban equivocados. No solo sobre comida y salud, en todos los aspectos de la vida"

Dean

El yerno de la mujer que todavía hoy está dentro de la secta confirmó la fama de Gwen Shamblin a raíz de su programa de dieta. También que ganó cientos de adeptos con su mensaje de que una persona podía perder peso solamente con escuchar lo que Dios dice sobre la comida. A pesar de que no recuerda que su suegra empezara una dieta específica después de unirse a Remnant Fellowship, sí guarda en su memoria cómo los miembros de la congregación iniciaron una especie de competición para ver quién aguantaba más tiempo sin comer; solo lo hacían cuando estaban "espiritualmente obligados", explicó Dean. En el caso de su suegra, "picaba algo en las comidas familiares, pero después rara vez la vi comer ni siquiera la mitad de una comida".

Dean empezó a investigar con su ex pareja las prácticas de Remnant Fellowship. Entre otras estrategias, reconocieron las explicadas anteriormente en este artículo como ridiculizar y avergonzar a las personas que no perdieran suficiente peso. Asimismo, identificaron otras prácticas como abrumar a los recién llegados para captarlos y alejarlos miembros de sus familias.

La secta que casi rompe una familia

Este último aspecto fue uno de los más duros para la familia política de Dean. Recordó para Hipertextual que su otrora suegra le dio un ultimátum a su marido. Ella se iba a mudar a Tennessee, la sede de la secta, y él "podía vender el negocio familiar y unirse a ella o quedarse atrás". Dean estuvo semanas repasando escrituras de la Biblia con su suegro para preparar un discurso que lograra convencer a la miembro de la congregación que su comportamiento era una locura. "Creíamos en ese momento que la podíamos convencer con sentido común".

Con el tiempo, sin embargo, su marido se unió a ella para no perder a su familia. Además de llevar a su marido hasta Tennessee, la ex suegra de Dean planeaba hacer lo mismo con sus tres hijas. "Ese periodo de tiempo fue tan traumático que lo recuerdo como si fuera hace una semana, aunque hace muchos años", lamentó el estadounidense.

Hasta donde Dean sabe, su antigua familia política no ha dejado la secta. Tanto el matrimonio como dos de sus tres hijas son actualmente líderes de Remnant Fellowship. La única que no se unió a la secta fue su ex novia la que, a pesar de todo, sigue manteniendo contacto con su familia.