La compañía estadounidense Seagate acaba de confirmar su primer SSD M.2 totalmente compatible con la PS5. Se trata del FireCuda 530, una unidad que supera los requisitos mínimos de hardware establecidos por Sony para ampliar el almacenamiento de su consola de última generación.

“Con el diseño de la PS5, la ranura para tarjetas SSD es muy estrecha, por lo que no hay mucho espacio para montar la SSD. Sin embargo, con la FireCuda 530, incluso con el disipador de calor en la parte superior, permite que encaje”.

Seagate

El anuncio de Seagate llega poco después de que Sony habilitó la posibilidad de expandir el almacenamiento SSD de la PS5 a través de la beta más reciente del firmware. Precisamente, se trata de una posibilidad que no estuvo disponible al momento del lanzamiento y que su rival, la Xbox Series X, sí disponía —aunque con una tarjeta de expansión propietaria—.

Sony exige una velocidad de lectura mínima de 5.500 MB/s para los dispositivos de expansión de almacenamiento para la PS5. Asimismo, obliga a que la unidad sea una M.2 y PCIe 4.0 con "disipación de calor efectiva".

La unidad de estado sólido FireCuda 530 supera estos requisitos mínimos. Cuenta con una velocidad de 7.300 MB/s y conexión PCIe de 4ta. generación. Seagate dice que es dos veces más rápida que un SSD SATA tradicional.

Por otra parte, la FireCuda 530, según Seagate, ha sido diseñada para un "uso constante y jugar de manera acelerada". Debido a esto, y a que cuenta con su propio disipador de calor, se convierte una de las opciones ideales para ampliar el almacenamiento de la PS5.

Precio del Segate FireCuda 530 para PS5

La nueva consola de Sony acepta SSD M.2 entre 250 GB y 4 TB. En este sentido, las FireCuda 530 ofrecen una amplia variedad de opciones. Una unidad de 500 GB con disipador incorporado cuesta 169,99 dólares, según recoge VGC.

Por su parte, la unidad de 1 TB alcanza los 275 dólares, mientras que las variantes de 2 TB y 4 TB pueden ser tuyas por 570 dólares y 1.050 dólares, respectivamente. De momento, están los precios en moneda estadounidense, pero no deberían tardar en ser publicados en monedas locales cuando arriben a otros mercados.

Es preciso tener en cuenta que Sony ha enfatizado que la posibilidad de usar unidades SSD M.2 para ampliar el almacenamiento de la PS5 está limitado, de momento, a quienes instalen la última beta del firmware de la consola.

Para ello se recomienda atender la información que se describe en este artículo, como así también consultar la documentación oficial del fabricante. Cabe destacar que también es posible ampliar el almacenamiento a través de unidades externas USB, pero estas no permiten correr juegos de última generación.