Nothing, la startup liderada por Carl Pei (cofundador de OnePlus), ha hecho cierto ruido durante los últimos meses. La compañía intenta traer aire fresco a un sector, el tecnológico, repleto de productos bastante parecidos tanto técnica como estéticamente. Y su primera piedra en este camino son los Nothing Ear (1), unos auriculares true wireless con los que aspiran a competir con los AirPods Pro, pero a un precio significativamente inferior: 99 euros.

Por fuera, los Nothing Ear (1) llaman la atención por las transparencias tanto de su cuerpo como del estuche de recarga. Un rasgo que permite ver algunas partes de la circuitería y le da una estética diferente a la de otros auriculares del mercado. El formato de los mismos, eso sí, no difiere en exceso del que encontramos en los AirPods Pro o los Huawei FreeBuds Pro.

Los Nothing Ear (1) tienen controles táctiles que permiten cambiar de canción o regular el volumen de los mismos sin sacar el teléfono móvil. También tienen una abertura que regula la presión del interior del pabellón auditivo, lo cual, en principio, debería contribuir a un mayor confort cuando se utilizan los auriculares durante periodos prolongados de tiempo.

El sonido de los Nothing Ear (1) ha sido desarrollado junto a Teenage Engineering

En lo que a sonido se refiere, Nothing ha colaborado con la empresa teenage engineering, conocida por sus sintetizadores y productos de audio. Los Ear (1), además, tienen un driver de 11,6 milímetros y conectividad Bluetooth 5.2. Todo ello, en conjunto, ofrece un sonido excepcional, según la empresa londinense.

Los Nothing Ear (1), además, tienen cancelación de ruido activa. Para ello se apoya tanto en las almohadillas de silicona –que aislan el pabellón interior– como en los tres micrófonos situados en cada auricular. Estos captan los sonidos procedentes del exterior y, mediante una serie de algoritmos, generan una señal desfasada de características similares que anula los ruidos indeseados.

Los usuarios pueden escoger entre tres niveles de cancelación: un modo de cancelación leve, uno de máxima cancelación y el modo transparencia. Este último, como en auriculares de la competencia, permite escuchar los sonidos procedentes del exterior como si no llevases los auriculares puestos.

Nothing también hace énfasis en la precisión de los algoritmos que, junto con los micrófonos, captan nuestra voz mientras hablamos. La marca asegura que es capaz de filtrar incluso vientos de 40 km/h y amplificar nuestra voz.

Hasta 34 horas de autonomía y cancelación de ruido por menos de 100 euros

Cada auricular tiene una autonomía de hasta 5,7 horas (sin cancelación de ruido activa9, cifra que se eleva hasta 34 horas gracias al estuche de recarga (también sin la cancelación activa). Cifras que, si en la práctica se cumplen, superan a las de muchos auriculares de la competencia. Y, para recargar los auriculares, se puede utilizar tanto el puerto USB como un cargador inalámbrico Qi.

Los auriculares, por cierto, llegan acompañados de una aplicación desde la que se pueden ajustar diversos parámetros. Esta está disponible tanto en Android como en iOS. Los auriculares, además, son compatibles con Google Fast Pair, que simplifica el enlace con dispositivos Android.

Los Nothing Ear (1) llegarán próximamente a España con un precio de 99 euros. Este, eso sí, es solo el primer producto de la marca, que planea expandirse a muchos otros ámbitos de la electrónica de consumo en los próximos meses.