Del mismo modo que hay concebollistas y sincebollistas, el mundo se divide también en los que prefieren las vacaciones en la montaña y en los que optan mejor por la playa. Estos últimos suelen hacerlo por tomar el sol en la arena y nadar en el mar. Pero, en algunos casos, también por los masajes con barro.

De hecho, existen guías que indican cuáles son los mejores destinos si vamos buscando un poco de fangoterapia. El más conocido es el Mar Muerto, ya que a su barro, o incluso a su agua, se le confieren muchísimas propiedades. Pero también hay destinos de este tipo sin salir de España.

Ahora bien, ¿son realmente tan efectivos como prometen estos masajes con barro? No debemos olvidar que el fango no es precisamente algo estéril. En él viven todo tipo de microbios y, si tenemos alguna herida en la piel, pueden causarnos infecciones. ¿Vale la pena el riesgo? Veamos lo que dice la ciencia al respecto.

Masajes con barro en balnearios

Los amantes de los masajes de barro pueden optar por dos variantes. Directamente en la naturaleza o en balnearios y centros de estética. Según ha explicado a Hipertextual la dermatóloga Montserrat Fernández Guarino, de la Universidad de Alcalá y la Clínica Madriderma, en estos últimos se usa arcilla o barro que han sido testados y desinfectados, por lo que se eliminaría el riesgo de posibles infecciones. En estos casos, “un clásico es la arcilla verde para el acné, porque ayuda a retirar la grasa y secar las lesiones”.

En balnearios, son comunes también las terapias para tratar afecciones como la psoriasis o la dermatitis atópica. Sin embargo, Rosa Taberner, dermatóloga en el Hospital Son Llàtzer (Palma) y editora del blog Dermapixel, cuenta también en declaraciones a este medio que los tratamientos de cada institución “no están estandarizados, así que es complicado compararlos, porque varía la composición del agua, de las sales que contiene, los tiempos, la exposición al sol…”.

Ahora bien, más allá de ayudar a secar pieles demasiado grasas, uno de los motivos por los que son tan preciados los masajes de barro es que se ha publicitado que actúan sobre la microbiota de la piel, produciendo beneficios a nivel inmunitario. Sin embargo, en 2018 un equipo de científicos italianos llevó a cabo una revisión de cinco estudios sobre este tema, en la que se concluía que, si bien parece haber ciertos efectos beneficiosos a este nivel, será necesaria más investigación para caracterizarlos mejor.  

El preciado barro del Mar Muerto

Más allá de los balnearios, es muy preciado el fango del Mar Muerto. “El Mar Muerto es uno de los sitios de peregrinación más famosos en todo el mundo para personas con psoriasis, porque confluyen una serie de circunstancias que favorecen ese potencial beneficioso”, señala Rosa Taberner. “Está por debajo de 400 metros del nivel del mar y tiene una de las concentraciones de sales y minerales más elevadas (10 veces más que en mar abierto), pero es que además las altas presiones barométricas proporcionan un 10% más de oxígeno en el aire comparado con el del nivel del mar. Por otro lado, debido a su baja elevación, la radiación UV se atenúa, con mayores ratios de rayos UVA que UVB”.

Y también es importante la composición del agua y los barros del mar Muerto, ya que “contienen, además de mucha sal, azufre, microorganismos, algas y otros materiales bioactivos que contribuyen a sus potenciales beneficios en la piel”.

El barro del mar Muerto es posiblemente el más estudiado por reunir características muy especiales

Se reúnen, por lo tanto, cualidades muy interesantes, a veces demostradas en estudios científicos. No obstante, cabe destacar que algunos de ellos establecen que los efectos son muy escasos y que se necesita más investigación.

Por otro lado, Rosa Taberner nos recuerda que puede haber otros factores que afecten a los resultados de estas investigaciones. Por ejemplo, que la temperatura elevada de las aguas promueve la liberación de endorfinas, con efectos ya beneficiosos por sí mismas. Además, las terapias con aguas termales o del Mar Muerto suelen llevarse a cabo en periodos vacacionales, lo cual supone “una disminución del estrés”. Finalmente, tanto Taberner como Fernández Guarino recuerdan que la exposición a las radiaciones ultravioletas del sol también supone numerosos efectos beneficiosos. Siempre que se haga con protección, claro. En definitiva, no todo es consecuencia de los masajes con barro, sino más bien, en palabras de Fernández Guarino, “una conjunción de varios factores”.

Foto por Silas Hao en Unsplash

¿Qué pasa con las playas?

Algunas playas españolas, como la de Bolonia, en la localidad gaditana de Tarifa, o Las Charcas de San Pedro del Pinatar, en Murcia, son famosas por las supuestas propiedades curativas de sus lodos.

Las personas con dermatitis atópica son especialmente sensibles a las infecciones

Es muy normal ver a turistas y locales embadurnándose en el fango, dándose masajes con barro o incluso exfoliándose con él. Y aquí, desde luego, la cosa se complica.

En palabras de Taberner, no se pueden comparar los lodos de entornos naturales con los que se usan en los balnearios por cuestiones de “salubridad, higiene y seguridad”. De hecho, como ejemplo de sus consecuencias cita un estudio de 2019 en el que se analiza cómo afectó a la salud de un grupo de deportistas el contacto con el fango en carreras de obstáculos. Se observa que tuvo consecuencias perjudiciales, no solo para la piel. También a nivel respiratorios y gastrointestinal. Por lo tanto, los masajes con barro directamente en las playas pueden tener efectos negativos para nuestra salud. 

Por otro lado, la dermatóloga señala que, “si bien las pieles con psoriasis tienen un bajo riesgo de infecciones, no sucede lo mismo con las personas que padecen dermatitis atópica”. Esta es otra de las enfermedades que supuestamente se pueden tratar con masajes con barro. Por eso, a menudo estos pacientes acuden a ellos sin ninguna seguridad, exponiéndose a infecciones con la más mínima herida.

Para terminar, cabe destacar que algunos lodos, como los del Mar Muerto, pueden tener trazas de metales, como el níquel o el cromo, para los que existe una sensibilización en la piel bastante frecuente en la población. 

En definitiva, aunque las causas no estén totalmente claras, podría ser que los masajes con barro tengan algunas propiedades beneficiosas para algunos casos particulares. Además, nadar en el mar y tomar el sol es muy beneficioso para la piel. Pero no confundamos acudir a un balneario con frotar a conciencia nuestro cuerpo con el barro de una playa. Podríamos salir del fango mucho peor de lo que entramos en él. 

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.