Las heces valen dinero, al menos en Corea del Sur donde una universidad utiliza los desechos humanos como fuente de energía para uno de sus edificios y paga a los estudiantes con monedas virtuales cada vez que van al baño.

Esta combinación entre ecología y monedas virtuales es posible gracias a un singular inodoro diseñado por Cho Jae-weon, un profesor de de ingeniería urbana y ambiental en el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan.

Jae-weon explica que el inodoro ha sido llamado "BeeVi". Se trata de un acrónimo entre "abeja" y "visión". El aparato ecológico utiliza una bomba de vacío para reducir el uso de agua y enviar los desechos a un tanque subterráneo.

Una vez que los desechos humanos están metros bajo tierra, los microorganismos empiezan a descomponerlos. ¿El resultado? Se convierten en metano, que a su vez se convierte en una fuente de energía para la universidad.

Convierten tus heces en energía y te pagan en monedas virtuales

Foto por Stanislaw Zarychta en Unsplash

La energía producida por el inodoro ecológico, que es paga a través de monedas virtuales se utiliza en unos pocos artefactos de un edificio. Alimenta una estufa, una caldera de agua caliente y una pila de combustible de óxido sólido.

Este último es clave para generar electricidad. Se trata de un dispositivo de conversión electroquímico que produce energía eléctrica directamente de oxidar el combustible. Su coste es bajo y requiere poco mantenimiento.

Los cálculos de Jae-weon dicen que una persona promedio produce unos 500 g al de heces al día. Esto se puede convertir en 50 litros de gas metano para producir energía y en unos buenos créditos en monedas virtuales para los estudiantes.

Precisamente, 50 litros de gas metano pueden generar 0,5kWh de electricidad. Esto, según el ingeniero, podría usarse para conducir un automóvil aproximadamente durante 1,2 km.

"Si pensamos más allá, las heces tienen un valor precioso para producir energía y abono. He puesto este valor en circulación ecológica", dijo Cho, según recoge un artículo de BBC.

Para motivar a los estudiantes, la universidad ha puesto en funcionamiento unas monedas virtuales llamadas "Ggool", que significa miel en coreano. En promedio, los estudiantes que utilizan el inodoro ganan unos 10 Ggool al día.

Los créditos sirven para comprar diferentes productos del campus. Desde café hasta frutas, videos e incluso libros. Los pagos en Ggool se gestionan, básicamente, a través de códigos QR.