El Cid presenta este jueves, 15 de julio, su segunda temporada en Prime Video, la plataforma de streaming de Amazon. La serie española producida por Zebra y protagonizada por Jaime Lorente. En esta segunda temporada, a la que Hipertextual ha tenido acceso antes del estreno, se puede apreciar que todo va a más: más batallas, más intrigas palaciegas y más historia. De hecho, la serie de El Cid tiene en el rigor histórico su mayor cualidad.

En esta segunda temporada nos encontramos con que todo cambia. El rey Fernando I muere y, debido a las artimañas de su hija Urraca, el reino se ha dividido entre sus cinco descendientes. Sancho se queda con Castilla, Alfonso con León y García con Galicia. Urraca y Elvira, mientras no se casen, serán señoras de Zamora y Toro, respectivamente. Pero antes de llegar aquí, la serie de El Cid ya ha mostrado otras cosas con cierta base histórica. Por ejemplo, hay parte de verdad (y parte de licencia artística) en cuanto al linaje de Rodrigo Díaz. También en su amistad y lealtad hacia Sancho. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto que cuenta la serie de Prime Video? Comencemos por el principio: el padre de Rodrigo.

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas..

El padre de El Cid

Nada se sabe de la madre de Rodrigo Díaz; pero de su padre sí sabemos ciertas cosas. "Tenemos muy pocos datos de los primeros años de Rodrigo Díaz, cuatro datos, por no saber no sabemos ni quién es su madre", explica a Hipertextual David Porrinas, profesor de Historia en la Universidad de Extremadura y experto en la figura de El Cid. Su padre podría ser Diego Laínez, descendiente de "una rama secundaria de una familia leonesa muy importante, los Flaínez". De hecho, eran tan importantes que "eran condes de León", señala el experto. Es más, aparece uno de ellos en la serie encarnado por Carlos Bardem, que es uno de los protagonistas de la primera temporada.

Del padre de Rodrigo Díaz se sabe, además, que "guerrearía contra los pamploneses en la frontera del reino de Pamplona y en el condado de Castilla. Que su señorío no sería grande. Y que su hijo es enviado a la corte de Fernando I", cuenta Porrinas en videoconferencia.

Además, el historiador teoriza sobre por qué Rodrigo crecería en la corte: "Yo me figuro que fue enviado en calidad de rehén para tener controlado al padre. Porque los Flaínez estaban protagonizando rebeliones contra el rey y si el padre de Rodrigo había participado en alguna eso justificaría que se le destinara a la frontera entre Pamplona y Castilla. Y para tener al padre controlado al niño se le envió a la corte", explica el historiador. En esta parte, la historia de la serie y la teoría de Porrinas disienten. Sin embargo, eso no quita veracidad al relato ya que al final lo más importante es que Rodrigo creció en la corte.

De paje a caballero

Una vez en la corte, "se formaría al igual que los príncipes", indica Porrinas. "aprendería el arte de la guerra, también recibiría unas nociones de letras y leyes, porque sabemos que sabía escribir. Y, luego, con el rey Alfonso VI participaría como juez itinerante, impartiendo la justicia del rey", añade. Es decir, que a diferencia de lo que presenta la serie, El Cid tuvo una educación más allá de la formación como guerrero.

Otra de las pequeñas licencias artísticas es que la serie se inventa un escalafón en el camino a ser caballero. De paje se pasa a escudero y de ahí ya a caballero. Sin embargo, esa figura del paje es inventada, según explica Porrinas. En la primera temporada, Rodrigo asciende de paje a escudero de Sancho. Después de la muerte de Fernando I, Alfonso VI le ofrecerá a El Cid ser caballero a cambio de que se quede con él. Sin embargo, la lealtad de Rodrigo está clara y se queda con Sancho.

"En la serie aparece la figura de paje, que no está documentada en la época, se habla de escuderos y caballeros; pero eso no quiere decir que no existiera algo así. Al final Rodrigo era un pupilo que estaba aprendiendo en la corte del rey de León. Y que se relaciona con sus hijos porque entrenan juntos, viven juntos y se establecen esas relaciones de compañerismo. En este caso, por afinidad de caracteres, tuvo más relación con Sancho, que también aparece reflejado en la serie. Le ascienden de paje a escudero. La aspiración de Ruy y sus compañeros es llegar a ser caballero, tener un título nobiliario, sus propias tierras y una renta con la que poder mantener no solo el equipo propio del caballero, que era muy caro, sino el de otros que se sumarían a la hueste del rey". 

Prime Video

El Cid como figura histórica reflejada en la serie

El Cid es una figura histórica que parece intocable; pero es muy interesante por las diferentes etapas que vivió. Rodrigo fue vasallo de Sancho II de Castilla y de Alfonso VI de León. Pero tras su primer destierro se convirtió en mercenario. "Durante un tiempo de su vida, actúa como comandante mercenario al servicio de la taifa de Zaragoza. Pero tras esos cinco primeros años de destierro, que los comienza siendo mercenario, va ascendiendo en consideración dentro de la propia taifa y se convierte en una especie de ministro de Guerras. Es el máximo responsable de la organización militar y de los ejércitos de esa taifa. Entonces ha pasado de ser un mercenario a un experto en guerras. Era un mercenario porque, al final, luchaba para alguien a cambio de dinero, y eso es lo que hizo en esos cinco años de destierro", cuenta Porrinas.

Pero no siempre fue un mercenario. De hecho, después de su segundo destierro llega incluso a ser señor de Valencia. "Después del primer exilio es perdonado, por lo que vuelve a ser vasallo de Alfonso VI y es nombrado protector de Valencia, para asegurar en el trono a una figura inestable que había puesto allí. Pero vuelve a ser desterrado y declarado traidor, por lo que el rey confisca sus tierras e, incluso, apresa durante un tiempo a la familia de Rodrigo; a su mujer y sus hijos".

"A partir de ese momento, Rodrigo se convierte en un señor de la guerra independiente, ya no le debe fidelidad a nadie", señala Porrinas. "Deja de ser un señor de la guerra para convertirse en el único rey de taifas cristiano que existe. Durante cuatro años, Rodrigo gobierna como lo haría un musulmán: respeta la ley y el culto islámico; los pesos, medidas y monedas; la idiosincrasia es la misma. Porque él lo que tiene es un ejército y necesita gobernar un reino", añade.

Prime Video

La figura de 'El Cid' en la serie no es la de la literatura

"El Cid de la serie es el único que se ha basado en el lado histórico del personaje"

Sobre si la historia que se cuenta en la serie de El Cid de Amazon Prime Video es o no histórica, Porrinas lo tiene claro: "El Cid que aparece en la serie es el único que se ha basado en el lado histórico del personaje más que en la leyenda que conocemos de la literatura. Es verdad que hay licencias poéticas, porque esto no es un documental ni un libro de historia. Es una serie y tiene que tenerlas. Por ejemplo, tiene personajes inventados y tramas que no son históricas, pero que podrían haberlo sido, lo que pasa es que no tenemos registros de que así fuera. Y con eso juega la serie", ilustra.

"En definitiva, la serie muestra lo que conocemos a nivel histórico del personaje en ese momento y hasta ahora eso no se había producido. Se han hecho películas, pero en ellas se ve a un Cid mitificado, como en la película de 1961 de Anthony Mann, protagonizada por Charlton Heston".

Conocer a El Cid histórico

"Creo que la gente tiene derecho a conocer a El Cid histórico, que es incluso más interesante que el literario, que es el que se estudia en los colegios. El literario es una suma de tópicos, añadidos y arquetipos; pero el histórico es un personaje muy original y muy interesante", concluye el historiador.

Por tanto, además de las batallas, las intrigas palaciegas e, incluso, las historias de amor, la serie de El Cid de Prime Video es, ante todo, rigurosa con la historia. A partir de los hechos, los creadores y guionistas recrean lo que pudo pasar a nivel emocional entre los personajes. Y ese acercamiento a la figura de Rodrigo Díaz es muy buena. Toca desmitificar al personaje literario para conocer al histórico.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.