Nuestras mascotas saben cómo encandilarnos muy bien. Y es que han aprendido durante miles y miles de años a llamar nuestra atención; por lo que han tenido tiempo de sobra para perfeccionar sus técnicas. Muchas veces tan solo tienen que mirarnos a los ojos para decirnos lo que quieren. Pero en ocasiones no sabemos por qué nuestro perro nos está mirando de esa manera a los ojos. Por eso, vamos a intentar dar respuesta a esta pregunta.

Entre las principales razones por las que tu perro puede mirarte fijamente a los ojos, según explican desde la web de la aseguradora Vetplan, está que te pida permiso, que necesite mimos o que tenga hambre.

Puede que tu mascota te esté pidiendo permiso, que quiera mimos o tenga hambre

En ocasiones los perros miran a los ojos de sus dueños buscando permiso. Permiso para correr, para ponerse a jugar con su pelota favorita o para saludar a otras mascotas. Si en cuanto le decimos que sí, se pone a hacer cualquier otra cosa es que buscaba tu permiso.

Otra opción por la que busque nuestra mirada es porque quiere salir a pasear o porque tiene hambre. Puede que te hayas retrasado con la hora del paseo o todavía no le hayas puesto la comida y te está pidiendo que lo hagas. ¡Tiene hambre! O ganas de salir a hacer un poco de pis. Por eso, si te mira fijamente a los ojos, echa un vistazo al reloj, quizás te está pidiendo pasear un rato o quiere comer.

Los perros también necesitan mimos y sienten curiosidad

Foto por John Price en Unsplash

Hay mascotas que necesitan también una dosis diaria de mimos y cariño. Por eso, en ocasiones nos mirarán con ojitos para que les hagamos unas caricias o les dediquemos un ratito. Ahora, además, como hemos pasado tanto tiempo en casa debido a la pandemia y el teletrabajo quizás se han acostumbrado a tenernos muy cerca y reclamar mimos y cariño en cualquier momento; incluso cuando tenemos las manos pegadas al teclado del ordenador. Quizás si has mirado el reloj y les has dado permiso para hacer lo que querían y no reaccionan, esto es lo que les pasa. Necesitan un poquito más de cariño.

Siempre se dice que "la curiosidad mató al gato"; pero los perros también son muy curiosos. Este es otro de los motivos por el que nuestra mascota se puede quedar mirándonos fijamente a los ojos. Y es que cuando hacemos cosas que les son extrañas, sienten curiosidad.

En definitiva, no sabrán hablar; pero mirándonos a los ojos fijamente, los perros saben decirnos muchas cosas. Esta es su forma de comunicarse con nosotros. Por eso, si tu mascota se te queda mirando, lo mejor es que pienses qué puede tratar de estar diciéndote. Es su forma de explicarnos que nos necesitan. Y tampoco lo neguemos: que nos miren así los hace aún más tiernos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.