Google anunció en 2020 su intención de poner fin a las cookies de terceros en Chrome. El objetivo es ofrecer una mayor privacidad al impedir que los anunciantes recopilen datos precisos de los internautas que naveguen por las diferentes webs. La compañía confirmó en aquel momento que el bloqueo de cookies de terceros comenzaría en 2022. Sin embargo, en un comunicado, han anunciado su intención de retrasar su muerte hasta 2023.

La nueva hoja de ruta ha sido publicada en su blog oficial. Según la compañía, Chrome eliminará las cookies de terceros de forma escalonada. La primera etapa comenzará a mediados de 2023 y terminará a finales del mismo año. Supone, por lo tanto, un año de retraso con lo que anunció Google en 2020.

"Esto permitirá tener suficiente tiempo para debatir públicamente sobre las soluciones adecuadas, mantener un compromiso continuo con los reguladores y que tanto los editores como la industria de la publicidad migren sus servicios. Esto es importante para evitar que queden en peligro los modelos comerciales de muchos editores web", explica la compañía. "Proporcionando tecnologías que preservan la privacidad, nosotros, como industria, podemos ayudar a garantizar que las cookies no se reemplacen con formas alternativas de seguimiento individual", continúa.

"Para Chrome, específicamente, nuestro objetivo es tener las tecnologías clave implementadas a finales de 2022 para que la comunidad de desarrolladores comience a adoptarlas", menciona Vinay Goel, Director de Ingeniería de Privacidad de Chrome.

Google ya tiene cuatro propuestas en pruebas para reemplazar a las Cookies de terceros

Las cookies de terceros son, mayoritariamente, utilizadas por los anunciantes. El objetivo es rastrear los datos de los usuarios para, posteriormente, mostrar anuncios relacionados con las búsquedas. El problema de este tipo de cookies es que recopilan datos muy precisos de los usuarios. Esto, por lo tanto, puede suponer un importante riesgo de privacidad. Navegadores como Safari o Mozzila o Microsoft Edge, ya han bloqueado este tipo de cookies.

Google, en paralelo, ha desarrollado e implementado en Chrome opciones alternativas como FLoC, que permite ofrecer publicidad personalizada preservando la privacidad de los usuarios. Sin embargo, esta propuesta ha sido rechazada por diversos actores del sector.