La fiebre de RuPaul ha llegado a nuestro país. El pasado domingo 30 de junio llegó a Atresplayer Premium Drag Race España, el programa que en Estados Unidos ha marcado un hito desde 2009. Una veintena de Emmys y de ediciones que por ahora no han desgastado el fenómeno a cargo de la Drag Queen RuPaul. En la versión española, la maestra de ceremonias del reality es la artista Supremme de Luxe. Como jurado, Los Javis y la diseñadora Ana Locking. El programa ha sido una de las apuestas del servicio de streaming de Atresmedia, una decisión que no ha sido bien recibida por todos los seguidores de Drag Race España

El reality show quiere encontrar a la mejor superestrella Drag de nuestro país. Lo hará a través de las pruebas semanales, desde un desfile hasta lipsync, que llevarán a la ganadora a recibir el título, así como una compensación económica. Pero Drag Race España es mucho más que eso. Así como en sus otras versiones, sobre todo la capitaneada por RuPaul, el programa ha logrado visibilizar a la comunidad Drag Queen. 

En realidad, ha hecho mucho más: la ha llevado al mainstream. No solamente a las Drag Queens, también ha logrado visibilizar los problemas de la comunidad LGBTQ y la lucha por sus derechos, además de poner en el punto de mira la diversidad sexual y las manifestaciones artísticas de la comunidad queer. Por eso, algunos seguidores del reality critican que Drag Race España esté solamente disponible en Atresplayer Premium y no en la televisión abierta. 

'Drag Race España', un grito a la diversidad

'RuPaul's Drag Race', en Netflix

¿El contenido LGBT en la plataforma de pago y el conservador en abierto? Algunos piensan que es así. También porque Veneno, la serie de Atresplayer dirigida por Los Javis que resume la vida de la famosa vedette española, estaba solamente disponible en la misma plataforma. Las críticas van más allá de tener que pagar los 3,99 euros que cuesta la tarifa mensual del servicio de streaming de Atresmedia. "Celebro el comienzo de Drag Race España, por supuesto, pero me da pena que tenga lugar en un canal que casi nadie tiene, siquiera conoce, porque en un momento marcado por el retorno del odio hacia el colectivo LGTB, un show así puede erradicar prejuicios y hacer muchísimo bien", lamentó un usuario de Twitter el día del estreno.

Zafiro Blanco empezó a ser Drag Queen gracias a RuPaul. Ahora comparte la misma pasión que sus compañeras, pero también las dificultades para lograr el reconocimiento y para dedicarse totalmente a ser Drag. "En España, el panorama Drag estaba y está muy mal. Hay una variedad y una versatilidad increíble de Drags, algunas cantan y otras bailan, pero aquí parece que se marginó a un espacio nocturno en el que se relaciona el Drag solo con las drogas y la prostitución", explicó a Hipertextual.

'Drag Race España' tiene menos presión en cuanto a los índices de share y audiencia en comparación con los programas en abierto

Ser Drag Queen es un grito a la diversidad, al arte, pero también es reivindicación, es política, añadió Zafiro Blanco. Por eso, el hecho de que exista un espacio como Drag Race España es una forma de dar voz y de reivindicar la realidad de las Drag Queens, que van desde unas condiciones laborales que dejan mucho que desear hasta enfrentarse a constantes prejuicios. "Algunos me preguntaban si ser Drag Queen era ser prostituta. Si lo que hacía era vestirme de mujer para tener sexo con personas", lamentó. 

Ajenos a las presiones de la televisión en abierto

Visibilizar las condiciones de las Drag Queens es una de las fortalezas del programa. No la única. Una de las concursantes de Drag Race España es Inti, originaria de Bolivia pero que lleva en España más de 15 años. Se define como género no binario. En la temporada 13 de RuPaul’s Drag Race, Gottmik se convirtió en el primer hombre trans en formar parte de la competición. "Significa mucho para mí estar en el programa, especialmente siendo un chico trans. El movimiento trans se está volviendo tan grande, tan poderoso, tan fuerte. Estoy listo para participar en este programa y tratar de ganar esta corona para mi comunidad", dijo en su vídeo de presentación a finales de 2020.

Drag Race, en todas sus versiones, es capaz de romper estereotipos y por eso algunos creen que debería emitirse en la televisión en abierto. Pero, para Zafiro Blanco, que esté en una plataforma de pago como Atresplayer tiene sus ventajas. Una de ellas es que Drag Race España no tiene la presión de ser un programa tan mediático y seguido en comparación con los que están en abierto. Los índices de audiencia y share siguen siendo importantes, pero no tanto como lo sería si fuera un reality show de Antena 3. 

Los 3,99 euros que cuesta la suscripción de Atresplayer Premium también puede dar pie a que algunas personas recurran a la piratería para verlo. De hecho, en Twitter se compartieron algunos links de páginas pirata para ver el programa completo.

"El que no quiera pagar no lo hará pero como Drag yo creo que es importante apoyar a las compañeras y a Atresplayer que ha apostado por nosotros y por generar un contenido como este", dijo Zafiro Blanco en entrevista. 

"La vida de una Drag es mucho más que ‘Drag Race España’ porque también es necesario ir a ver a las Drag a sus espectáculos y apoyarlas. Precisamente por eso el programa va a hacer que haya mucho más trabajo y que todas podamos encontrar un hueco en un sector que también ha estado muy afectado por el coronavirus". 

Zafiro Blanco

El streaming de Atresmedia, una estrategia entre muchas otras

Foto por Ian Smith en Unsplash

Las plataformas de streaming como Netflix han apostado en varios casos por visibilizar luchas sociales e incluso romper estereotipos, como en el caso de la serie Pose. Estas iniciativas han tenido en la mayoría de casos una buena acogida. La misma RuPaul’s Drag Race es un buen ejemplo. Pero no hay que olvidar que esta solo es una parte de las herramientas para fomentar la lucha por los derechos LGBT y otros colectivos. 

"No se puede olvidar que los contenidos culturales, sobre todo los de corte más comercial, son solo una parte de todo el activismo LGBT que existe, que tiene una base social fuerte y que sigue siendo el principal impulsor de los cambios políticos a favor de las personas son orientaciones e identidades diversas", indicó a Hipertextual Dafne Calvo, doctora en Comunicación y miembro de la Asociación para la Diversidad Afectivo-Sexual y de Género en Ciencia, Tecnología e Innovación Prisma.

Las plataformas de streaming pueden ser a pesar de todo un buen aliado, así como la televisión tradicional. Por eso muchos seguidores han criticado que Drag Race España no forme parte de la programación.

La respuesta a la pregunta "¿El contenido LGBT en la plataforma de pago y el conservador en abierto?" es para algunos afirmativa. Pero las cosas han cambiado en los últimos años. 

"La televisión española ha comenzado a dar más cabida a la diversidad, por ejemplo, en series de producción nacional que incluyen personajes LGBT que visibilizan su realidad y la normalizan".

Dafne Calvo, miembro de la Asociación Prisma

Por su parte, Elena Neira, autora de Streaming Wars: La nueva televisión, añadió que las plataformas han sido una pieza clave en la normalización del colectivo LGBT, muy especialmente dentro de la ficción. "La libertad que otorga el on demand a la hora de contar historias de nicho (frente a la televisión comercial, que necesita apelar a una audiencia más generalista) ha permitido no solo romper estereotipos, sino también apostar por contenidos directamente dirigidos a esta comunidad", indicó a Hipertextual.

'Drag Race España' es el centro de todas las miradas

Atresplayer ha apostado por Drag Race España. Y los buenos resultados han hecho subir todavía más las apuestas. La cadena emitirá esta noche el primer episodio en abierto, después de la serie La cocinera de Castamar.

La decisión se basa en el éxito del primer programa emitido en Atresplayer Premium. Fue lo más visto ese día en la plataforma y recibió más de 5 millones de interacciones. Durante la semana, ascendieron a 10 millones y se convirtió en trending topic en España.

Antena 3 emitirá este jueves el primer episodio de 'Drag Race España' en abierto

No hay duda de que los seguidores de RuPaul’s Drag Race esperaban con ansia la llegada de la versión española y Atresmedia quiere ampliar todavía más el público emitiendo el programa en abierto.

Eso sí, será solamente este jueves y los siguientes capítulos seguirán estando solamente disponibles en la plataforma de pago. Esta es la misma estrategia que utilizaron con la serie Veneno para captar un mayor índice de audiencia. 

Más allá de la emisión de Drag Race España este jueves en Antena 3, la cadena ha iniciado en los últimos días una campaña para promocionar el programa. La presentadora del programa, Supremme de Luxe, ha ido como invitada a El Intermedio con Gran Wyoming y a Zapeando para hablar sobre la versión española del reality show de Ru Paul. 

Los Javis, el as en la manga de Atresmedia

Atresmedia ha llevado Drag Race España a su plataforma de pago pero sabiendo que juega con ventaja y que más de uno se sumará al servicio de streaming para seguir el reality. En primer lugar, porque el éxito de Ru Paul’s Drag Race ha traspasado de lleno las fronteras las fronteras estadounidenses y ha sido una sensación también en España. Pero también porque han apostado por una versión española en la que hasta los que no conozcan el programa de RuPaul pueden sentirse atraídos.

Para eso han contado con la colaboración de Los Javis, la pareja de directores, guionistas y actores que han logrado acaparar una parte importante de la televisión española. 

Jurado de Mask Singer, profesores de Operación Triunfo y directores de Paquita Salas y Veneno. Además de colaboradores de muchos programas de la televisión española. Los Javis son el elemento perfecto para llamar la atención de los espectadores, sobre todo para aquellos que no estén familiarizados con el fenómeno RuPaul.

Una decisión lógica

La decisión de Atresmedia tiene, por lo tanto, mucho sentido. "Me parece que ha sido una decisión plenamente alineada con el espíritu de la plataforma. Atresmedia tiene muy claro que el usuario de este servicio está muy alineado con este tipo de contenidos (ahí el precedente de Veneno ha sido clave), y se puede beneficiar de todo el hype que está generando para conseguir nuevas altas", opinó Elena Neira.

Además, continuó, la emisión en abierto es mucho más compleja porque el perfil de audiencia de la televisión es mucho más heterogénea-. Con un contenido de nicho, según la autora de Streaming Wars: La nueva televisión se corre el riesgo de que las audiencias no sean tan potentes como con la programación más generalista. "Al final, Atresmedia vive de la publicidad y, por eso, su decisión tiene toda la lógica del mundo".