El nuevo Apple TV 4K HDR es en muchos sentidos exactamente igual a su predecesor, pero en otros es totalmente diferente. Se trata de una renovación necesaria de componentes internos para adaptarse a una época en la que cada vez más televisores soportan HDMI 2.1 y tenemos routers Wi-Fi cada vez más veloces en casa.

También ha sido una oportunidad para actualizar el procesador, de un A10 Fusion a un A12 Bionic. Viene bien para mantener rápida esa interfaz gráfica, las aplicaciones y los videojuegos que se pueden instalar. Este es el SoC que Apple ha puesto en el iPhone XR, iPhone Xs, iPhone Xs Max, iPad Air 3, iPad Mini 5 y iPad de octava generación. Les ha salido sumamente rentable.

Pero, sobre todo, el nuevo Apple TV 4K HDR es interesante porque trae el nuevo mando a distancia o control remoto apodado, simplemente, Siri Remote. Es un cambio significativo y, sobre todo, bienvenido.

A diferencia de la mayoría de mis análisis, una parte será un tanto técnica, porque lo requiere. Pero no se preocupen, también explicare mi experiencia de uso y, sobre todo, si vale la pena comprar uno.

Apple TV 4K HDR: igual por fuera, muy distinto por dentro

Físicamente, el Apple TV 4K 2021 es exactamente igual a sus predecesores. Mismo tamaño, peso, color... Pero en el interior tenemos nueva antena Wi-Fi, nuevo procesador A12 y nuevo puerto HDMI 2.1. Estas dos últimas mejoras son las más relevantes y, a nivel técnico, las más necesarias.

La última vez que se actualizó el Apple TV fue en 2017. La generación anterior del dispositivo tenía un A10X, que venía en el iPad Pro de 10,5 y 12,9 pulgadas, ambos lanzados ese mismo año. En mi opinión, un chip suficiente para la mayoría de usos en la actualidad, pero probablemente no lo sea para el futuro.

Y ese es el tema con este tipo de dispositivos, que son accesorios que están durante muchos años en nuestros hogares. Se necesita que "vivan" y mantengan relevancia y calidad de funcionamiento durante la mayor cantidad de tiempo posible.

Los geeks y los nerds tenemos que entender que esto no es un iPhone. Lo que compras hoy debería seguir funcionando bien —sin exagerar— en 2029. Aún tengo un Apple TV de marzo de 2012 que lleva nueve años funcionando sin problemas. Es de aquellos modelos que no funcionan con tvOS, pero probablemente sea más que suficiente para el uso que le damos.

De ahí la importancia de conseguir que estos dispositivos estén preparados para el futuro y de la actualización a un procesador A12 Bionic aunque consideremos que el A10 Fusion es más que suficiente.

Apple TV 4K HDR con HDMI 2.1

Pero la joya de la corona en términos de actualizaciones de hardware no es el procesador, necesariamente. Es un tema un poco más técnico, que no debería importarle a nadie, pero que los fabricantes de TVs nos han obligado a aprender: HDMI 2.1. Es el "nuevo" estándar, que fue aprobado en 2017, pero que hace un mundo de diferencia. El Apple TV 4K 2021 lo incorpora y tiene una inmensa cantidad de novedades. Entre ellas:

  • Resoluciones de hasta 10K.
  • Mayor tasa de refresco variable.
  • Soporte de 60, 100 y 120 Hz en todas las resoluciones.
  • HDR10, HDR10+, HDR Dinámico, Dolby Vision, HLG, entre otros.
  • Tasa de transferencia de hasta 48 Gbps.
  • Modo de latencia baja automático.
  • eARC, que permite estándares de audio como el DTS-HD Master Audio, DTS:X, Dolby TrueHD y, sobre todo, Dolby Atmos. Todo esto con tasas altas de bits, de hasta 32 canales de audio, sonido a 192 Khz y 24 bits, y canales 5.1 y 7.1 sin comprimir.

Algunas de estas mejoras ya estaban disponibles en HDMI 2.0 —y actualizaciones puntuales del HDMI 2.0a o HDMI 2.0b—, pero quedan totalmente afianzadas y "agrupadas" en el nuevo estándar HDMI 2.1.

Nota importante: ya que el HDMI 2.1 incrementa significativamente el ancho de banda para hacer posible resoluciones tan altas como por ejemplo 8K a 120 Hz, es necesario el uso de un cable HDMI Ultra High Speed. En caso contrario, no se sacará el máximo partido al Apple TV 4K 2021 junto a una TV que soporte 4K con HDR y/o tasa de refresco variable.

El Apple TV 4K 2021 no soporta tasas de refresco de 120 Hz, al menos no de momento. Ya que tiene HDMI 2.1 es posible que lo permitan por medio de una actualiación futura, pero de momento, el máximo es 60 Hz.

Apple Siri Remote: al fin

El primer Apple Remote, lanzado en 2005

Apple ha rediseñado por completo el mando a distancia o control remoto del Apple TV. Deja de ser pequeño, delgado y sin forma de saber su orientación tan solo con el tacto. Deja de usar un cristal que se quiebra si lo tiras al piso. Y también deja de ser minimalista en el número de botones.

Se mantiene extremadamente alejado de los mandos a distancia "tradicionales", pero el nuevo diseño es muy bienvenido. Es, de nuevo, un placer usarlo. Soy de aquellos que echa de menos el Apple Remote original, el de 2005. El que funcionaba con el Apple TV, pero también con cualquier Mac. Pequeño, pero lo suficientemente grueso, era fácil de orientar tan solo con el tacto y muy pero muy funcional.

No solo lo era cuando se usaba con el Apple TV, también para presentar con el Mac. Entre 2009 y 2013 algunos equipos, como el MacBook Pro venían con con uno de estos mandos en la caja.

Posteriormente Apple lo rediseñó, con aluminio y lo hizo un poco más grande. Seguía siendo igual de útil, aunque demasiado largo y demasiado fino para mi gusto. Pero siempre fue infinitamente mejor que el primer y segundo Apple Siri Remote.

A este nuevo mando a distancia le podría escribir una larga carta de amor. Combina lo mejor de dos mundos: vuelve el pad direccional en cuatro direcciones con un botón central, pero toda esa superficie también funciona como un touchpad. Esto permite que moverse entre elementos de forma más tradicional, presionando botones hacia arriba, abajo, izquierda y derecha o, si prefieres, deslizar el dedo en la dirección deseada.

Además, trae consigo un nuevo gesto: si pausas un contenido y dejas el dedo presionado sobre la rueda direccional puedes moverlo en forma circular para adelantar o atrasar. ¡Como un iPod!

¡También vuelve a ser fácil orientarlo con el tacto! Algo que desde el punto de vista de una empresa tan enfocada en el diseño como Apple no se entendía que se hubiese perdido con el mando de la generación anterior. Adeás, se siente bien al tenerlo en la mano, tiene un poco más de peso y está fabricado con un material agradable. Si se cae, no tiene cristal que pueda quebrarse con el golpe.

Apple también le ha integrado nuevos botones que son bastante útiles: regresar, silenciar y uno pequeño en la parte superior derecha para encender y apagar el Apple TV (que a su vez apaga la TV y cualquier amplificador de sonido conectado vía HDMI).

El botón que invoca a Siri queda, de forma natural, ubicado en el borde derecho. El micrófono es tan bueno como en generaciones anteriores del accesorio. No he tenido un solo problema al usarlo para pedirle cosas al asistente de voz de Apple.

No quiero volver nunca más al Siri Remote de anterior generación. La pregunta que debería contestar en unos meses será: ¿siento esto porque el nuevo mando es genuinamente mejor o siento esto porque lo comparo al anterior?

Si tienes un Apple TV 4K de 2017, tampoco tienes por qué seguir usándolo. El mando a distancia es retrocompatible y se puede comprar de forma separada por 59 dólares, 65 euros o $1.499 pesos mexicanos.

Usa tu iPhone para calibrar colores del Apple TV

Uno de los nuevos trucos que incorpora el Apple TV 4K 2021 —que también lo ofrece el Apple TV 4K de 2017 y el Apple TV HD de 2015 por medio de una actualización de sistema— es usar la cámara frontal de un iPhone con soporte de Face ID para calibrar el color de la TV.

Tras probarlo, funciona bien y, dependiendo de la calibración previa de la TV, el color puede mejorar significativamente. La realidad es que la configuración de colores en una televisión moderna es uno de los aspectos más difíciles y más frustrantes para el consumidor, por lo que este tipo de integraciones son muy bienvenidas.

El nuevo Apple TV 4K tiene Soporte de Thread

Este es otro aspecto técnico que potencialmente tiene un impacto profundo para el consumidor. El Apple TV 4K 2021 es compatible con Thread, un nuevo estándar para la conexión de aparatos por medio de HomeKit.

Introducido con el HomePod mini, Thread permite que cualquier accesorio que lo soporte, repita la señal de conexión inalámbrica, creando una red mesh o malla. En hogares grandes o con largos pasillos donde las conexiones Wi-Fi se complican, es especialmente útil. De esa forma los accesorios más alejados al router no deben esforzarse para conectarse a este. Sino que mantienen su nexo obteniendo la señal desde otros dispositivos con soporte Thread que estén más cercanos.

No todos los accesorios HomeKit tienen soporte de Thread. Antes de comprar uno, es mejor informarte con el fabricante y las especificaciones para asegurarte que lo tiene.

Tan solo 32 o 64 GB de espacio

Mi crítica negativa principal con el Apple TV 4K 2021 tiene que ver con el espacio. 32 o 64 GB máximo no es suficiente si Apple quiere convertir este dispositivo en una máquina de videojuegos. El dispositivo soporta la conexión de mandos de Xbox y Playstation u otras marcas, se pueden descargar miles de títulos, muchos disponibles en Apple Arcade.

Pero la decisión de venderlo con un espacio máximo de 64 GB limita significativamente lo que se puede desarrollar para la plataforma. Apple ha limitado el espacio máximo de las apps en tvOS a 4 GB que pueden extenderse a 24 GB por medio de descargas extra.

Entre la política de espacio máximo para un videojuego y los 64 GB máximos del Apple TV, es difícil que se convierta en una plataforma real para videojuegos que no sean casuales. Una pena, considerando que los procesadores que la compañía está desarrollando son tremendamente potentes y al mismo tiempo eficientes.

¿Merece la pena comprar el Apple TV 4K 2021?

Creo que el Apple TV es el mejor dispositivo para consumir contenido en una televisión. Tiene la mejor interfaz gráfica, es sumamente flexible gracias tvOS como sistema operativo, hay miles de apps de todo tipo que pueden ser instaladas y finalmente tiene un muy buen mando a distancia.

Pero no es un dispositivo económico y durante el último año su precio ha empezado a ser difícil de justificar. Sobre todo porque cada vez más TVs incorporan la app de Apple TV+, tienen soporte de AirPlay 2 y pueden estar dentro de la red HomeKit. Adicional a eso, las interfaces gráficas de las TVs inteligentes cada vez son un mejores y tienen más apps disponibles para instalar.

Pero también es cierto que los sistemas operativos de las TVs inteligentes se actualizan poco, un buen número de aplicaciones para estas plataformas son de mala calidad y en muchas ocasiones, simplemente dejan de ser desarrolladas.

Si estás dentro del ecosistema de Apple, necesitas un buen dispositivo para consumir contenido en la TV, te viene bien tener un concentrado para HomeKit y eres consciente que usarás el dispositivo por 5 años o más, me parece una buena compra.

Si ya tienes el Apple TV 4K de 2017 y no quieres invertir en uno nuevo, puedes adquirir el nuevo mando a distancia por separado. Nada mal.