Durante las primeras escenas de Them, de Amazon Prime Video, es difícil saber qué historia cuenta. ¿Se trata de una trama de violencia o una sobrenatural? La cámara mira con cuidado a los personajes en su vida diaria, y sin avisar abre el espacio a un diálogo terrorífico e inexplicable. El guion no ofrece información sobre el sentido ni la dirección del enfrentamiento entre los personajes. Al final, la incógnita prevalece y se hace más densa. 

La serie de Amazon Prime Video utilizará el mismo recurso en varias ocasiones. Eso provoca que Them dependa de su capacidad para captar la atención de inmediato. Y lo logra a medias con una cuidada producción y un guion elegante en el que destaca una inquietante ambigüedad.

De la misma manera que el éxito Lovecraft Country, con la que es inevitable establecer paralelismos, la serie reflexiona sobre el mal interior. Elabora una idea novedosa sobre la discriminación, que encarna una deformación social hacia lo maligno como entidad. 

‘Them’: lo misterioso en búsqueda del tiempo

Entre los años 1916 y 1970, la comunidad afroamericana protagonizó un éxodo a través de Estados Unidos en busca de oportunidades. Se trata de un fenómeno histórico que se ha analizado pocas veces en el cine o la televisión.

Este gran movimiento migratorio, espontáneo y de complicadas consecuencias, sirve de base al argumento de Them. Pero más allá de eso, es un recorrido a través de una Norteamérica llena de tinieblas sociales, que resulta terrorífica por su aspecto de normalidad. 

Por supuesto, la producción creada por Little Marvin y producida por Lena Waithe, llega en un momento complicado. Get Out, de Jordan Peele, creó un tipo de terror crítico y socialmente implicado que sorprendió por su eficacia. Pero cuatro años después, la fórmula parece agotada e incluso destinada al clichéUs también usó la tensión social y elaboró una concepción nueva del estereotipo, que resultó efectiva aunque no tan impactante.

Prueba Amazon Prime Video totalmente gratis durante 30 días y disfruta del catálogo completo de la plataforma sin límites. Solo con darte de alta tendrás acceso instantáneo a las mejores películas y series, además de envíos gratis en Amazon y otras ventajas..

¿Cuántas tantas veces puede utilizarse la misma fórmula sin que pudiera desgastarse? La pregunta pareció responderse con Lovecraft Country, otra serie de Amazon Prime Video, en la que el racismo se convirtió en un monstruo de rostro familiar. La combinación entre el argumento del libro homónimo de Matt Ruff y algo más elaborado causó sensación. 

No obstante, la serie recibió críticas por su potencial desperdiciado en beneficio del acento político. El programa no logró conservar el cuidadoso equilibrio entre el subtexto, el símbolo y terminó por desplomarse en sus últimos capítulos. 

El misterio dentro del misterio en ‘Them’

Podría decirse de Them que se fundamenta en la tensión social para encontrar sus fotos más terroríficas. Pero la primera temporada, titulada apropiadamente Covenant, es una sucesión de pequeñas secuencias de tensión sin resolución. La historia sigue con una familia negra de clase media en 1953 en medio del tránsito a la prosperidad. Pero de inmediato, la serie toma la imagen idílica y la reinterpreta en subterfugios ingeniosos. 

Si en Get Out y Us se logra el diálogo entre lo sobrenatural y lo asombroso, Them decae al intentarlo

El racismo se convierte en un monstruo al acecho para cada uno de sus miembros. Pero, ¿qué les amenaza en su propia casa? La serie no brinda información inmediata sobre el tema, y durante los primeros capítulos la incógnita lo es todo. 

A medida que transcurre el argumento, es evidente que el guion no las tiene todas consigo para explorar el miedo y la discriminación. No al menos como lenguajes análogos. Hay una ruptura incómoda en el ritmo que el programa no logra superar. Si en Get Out y Us se logra el diálogo entre lo sobrenatural y lo asombroso, Them decae al intentarlo. 

A pesar de que la serie de Amazon Prime Video utiliza los códigos del género de terror para narrar una situación cultural, falla al tratar de equilibrar ambas cosas. De hecho, en varios de sus últimos capítulos, la sensación obvia es que el programa es incapaz de mantener la tensión.

Los miedos en lo cotidiano 

El choque frontal entre los vecinos blancos y la familia afroamericana parece una excusa para mostrar tensión. La atmósfera se hace irrespirable y el guion no avanza más allá. Tampoco pretende hacerlo. Es evidente que el argumento busca explorar pequeños espacios de terror obvios mientras descuida los más sutiles. 

Desde el uso racista de canciones hasta la quema de muñecos, la historia mira con atención el miedo. Uno de naturaleza cultural y social. Pero cuando se añade el trasfondo sobrenatural, la sensación es que es un elemento sin peso. Artificial y mal construido, la percepción de lo terrorífico termina por ser ambigua y floja, sin llegar a ser siniestra. 

Por ese motivo, los mejores episodios de Them son los primeros. En ellos, el recorrido a través del estado mental entre sus personajes es más preciso y brillante. Pero a partir de que la producción toma la decisión de perder el sentido de la amenaza inminente, cae en sus propias grietas. Como si se tratara de una mirada simple que intentó ser compleja, para el último capítulo decae en una promesa de tensión que no puede cumplir. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.