El Chromecast o Google Chromecast es un dispositivo diminuto pensado para reproducir contenido por streaming en tu televisor. Desde su presentación original en 2013 hemos visto cuatro generaciones de Chromecast. Tres de ellas se enfocaron en enviar contenido de tu ordenador o smartphone al televisor, mientras que la cuarta generación, conocida como Chromecast con Google TV, va un paso más allá y cuenta con un mando propio. Pero, ¿qué es un Chromecast exactamente?

Básicamente es un dispositivo de streaming. Un gadget que te permite reproducir música y vídeo en tu televisor incluso si este tiene varios años. Basta con conectar el Google Chromecast a tu TV mediante un cable HDMI y, desde tu smartphone u ordenador, podrás enviar contenido de YouTube, Prime Video o Netflix, entre muchos otros. También podrás compartir el contenido de tu teléfono u ordenador. Incluso puedes mostrar páginas web desde Google Chrome.

Entre las muchas ventajas de este dispositivo destaca su reducido tamaño, por lo que puedes conectarlo al televisor sin que moleste –apenas se ve–. Además, tiene un precio al alcance de cualquier bolsillo, por lo que, por un módico coste, conviertes tu televisor en un televisor inteligente. Tras esta breve introducción, veamos en detalle qué es un Chromecast, qué modelos existen y cómo funcionan.

Tres versiones del mismo dispositivo

Las tres primeras versiones de Google Chromecast destacan por ser dispositivos muy sencillos de usar. Su sistema operativo está pensado para recibir contenido vía Wi-Fi desde otro dispositivo conectado, como un smartphone, una tablet o un ordenador. Es decir, no tiene aplicaciones propias instaladas ni cuenta con mando físico.

Otra de las cosas que debes saber sobre qué es un Chromecast es que, para controlarlo, debes instalar la aplicación Google Home, disponible para iPhone, iPad y Android. Con ella puedes enviarle contenido, configurar el dispositivo, reiniciarlo e incluso hacer que trabaje junto a otros dispositivos inteligentes que tengas en casa.

El Chromecast se conecta al televisor mediante un cable HDMI y obtiene la electricidad para funcionar con un cable USB conectado a un alimentador de corriente. Tan solo tiene un botón que permite forzar un restablecimiento de fábrica en caso de que surja un problema.

En el momento de escribir estas líneas puedes adquirir dos modelos de Google Chromecast. El más simple es el Chromecast de tercera generación, que ofrece una resolución máxima de 1080p o Full HD, se puede conectar a dispositivos Android, iOS, Mac y Windows y es compatible con Wi-Fi 802.11ac. El otro modelo disponible es el Chromecast con Google TV, del que vamos a hablar en el siguiente apartado.

Qué es un Chromecast con Google TV

Lo primero que debes saber sobre qué es un Chromecast con Google TV es que esta nueva versión es capaz de operar de manera independiente. No necesitas conectar ningún smartphone para manejarlo o enviar contenido. Tiene su propio mando a distancia y puedes instalarle aplicaciones al contar con Google TV. Entre las disponibles destacan YouTube, Netflix, Prime Video, Disney+, Dailymotion, Twitch, Vimeo, Spotify, DAZN y otros.

A nivel de hardware, el Chromecast con Google TV destaca por soportar una resolución 4K y HDR (tanto HDR10 y HDR10+ como Dolby Vision). Todo ello manteniendo su simplicidad: ocupa poco espacio y sólo tienes que conectarlo por HDMI al televisor y por USB-C al alimentador de corriente.

Otra particularidad del mando es que permite control por voz empleando el Asistente de Google. De esta manera, además de usar los botones para moverte por los menús de Android TV, también podrás darle órdenes, hacerle preguntas, etc.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.