Microsoft está literalmente sumergiendo sus servidores como método de enfriamiento. La corporación compartió un detallado informe sobre el proceso de "enfriamiento por inmersión en dos fases". El mismo se aplicó en un centro de datos a orillas del río Columbia, y el dato peculiar es que el líquido utilizado está "hirviendo" debido al calor generado por los servidores.

"Los correos electrónicos y otras comunicaciones enviadas entre empleados de Microsoft literalmente hacen que el líquido hierva dentro de un tanque de almacenamiento de acero repleto de servidores informáticos", dice el reporte firmado por John Roach. Rápidamente deja en claro, sin embargo, que no se utiliza agua en este procedimiento, sino un fluido no conductor e "inofensivo para equipos electrónicos" que está basado en fluorocarbono.

De acuerdo con Microsoft, el líquido en cuestión fue diseñado para hervir a 50° C. Esto significa que requiere la mitad de la temperatura para alcanzar el punto de ebullición, si se lo compara con el agua. ¿Y esto cómo beneficia al enfriamiento? Cuando el calor generado por los componentes se transfiere al fluido, este se evapora y aleja el calor. Evidentemente, dicho proceso se facilita porque la ebullición se alcanza en una temperatura menor a la habitual.

La ebullición a baja temperatura permite que los servidores de Microsoft funcionen continuamente "a potencia plena, sin riesgo de fallas por sobrecalentamiento". Ahora bien, ¿cómo se logra ese funcionamiento constante si el líquido se evapora? Es aquí donde interviene un sistema de circuito cerrado.

Los servidores de Microsoft funcionan en un sistema de circuito cerrado

Con los racks de servidores de Microsoft sumergidos, dentro del tanque se genera un sistema de enfriamiento de circuito cerrado. Esto es posible porque el vapor generado por el fluido en ebullición llega a un condensador enfriado, ubicado en la tapa del dispositivo de almacenamiento. De esta manera, el vapor se convierte en líquido y cae de nuevo sobre los componentes en proceso de refrigeración.

Microsoft asegura que la industria de las criptomonedas fue pionera en la utilización de este tipo de sistemas de refrigeración a base de líquido. Estudios internos indican, además, que el enfriamiento por inmersión en dos fases es capaz de reducir el consumo energético de cualquier servidor hasta un 15%. Y esto ha sido viable, incluso, para equipos dedicados a tareas de alto rendimiento relacionadas con inteligencia artificial.

El objetivo de Microsoft es que los data centers sean sostenibles. Pero para ello considera que no dependerá sólo de sumergir sus equipos, sino de administrar los recursos -energía, refrigeración o mantenimiento- apoyándose en el aprendizaje automático. Asimismo, la compañía está investigando otras opciones, como el potencial de las celdas de combustible de hidrógeno para reemplazar a los generadores diésel que brindan energía de respaldo a los centros de datos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.