Reset Australia, una organización que trabaja para contrarrestar amenazas digitales, acusa a Facebook de permitir anuncios dirigidos a niños de entre 13 y 17 años sobre alcohol, apuestas, citas, perder peso de forma extrema y vapeo.

La organización creó una cuenta de noticias falsas, Ozzie News Network, para probar si la plataforma de publicidad de Facebook, Ads Manager, trata de manera diferente a los niños y a los adultos. El estudio revela que Facebook ofreció a la página la posibilidad de anunciar este tipo de contenidos a unos 740.000 niños australianos de entre 13 y 17 años.

Para poner a prueba el administrador de anuncios, Reset Australia, a través de su página falsa, intentó montar una campaña publicitaria con algunos de los siguientes parámetros inadecuados para menores de edad:

  • Fumar y vapear
  • Alcohol
  • Apuestas
  • Publicaciones y productos clasificados para mayores de 18 años
  • Pérdida y pérdida de peso extremas
  • Servicios de citas en línea
  • Publicaciones que promueven normas de género nocivas

Si bien Facebook no permite anuncios sobre alcohol y otros contenidos inapropiados a menores de 18 años, no impide que los anuncios sean dirigidos a niños que, según los datos recopilados por la red social, tienen ese tipo de intereses.

Reset Australia indica que Facebook rechazó dos de sus anuncios que mostraban cigarrillos tradicionales. Pero cuando volvió a enviar los anuncios que mostraban cigarrillos electrónicos, estos fueron aprobados. En concreto, una campaña orientada a 52.000 niños interesados en alcohol costaría 303 dólares.

La plataforma también permitió configurar anuncios dirigidos a 14.000 adolescentes interesados en los juegos de azar y apuestas por 11,24 dólares y sobre perder peso de forma extrema por 38,46 dólares. Anuncios dirigidos a 1.000 niños interesados en cigarrillos o vapeo costarían entre 138 y 210 dólares.

La red social también recopila datos de menores de edad

Foto por George Pagan III en Unsplash

El estudio de la organización no solo pone en escena el hecho de que Facebook permita anuncios inadecuados dirigidos a menores de edad, sino también señala que la red social recopila datos de los jóvenes de la misma forma que de los adultos.

Para crear campañas de publicidad dirigidas, Facebook crea perfiles de usuarios basados en datos como la ubicación, la edad y el género. Además, rastrea el comportamiento en línea en busca de intereses.

«Facebook parece usar los datos de los adolescentes de la misma manera que los adultos».

Chris Cooper, director ejecutivo de Reset Australia

La organización busca que el gobierno desarrolle un marco que regule cómo se pueden recopilar y usar los datos sobre los jóvenes. La organización entiende que debe haber un consentimiento expreso de los niños y los padres.

Según indica The Guardian, Facebook revisa todos los anuncios antes de que se publiquen. No obstante, un portavoz de la compañía dijo que algunos anuncios pueden revisarse después de su publicación.

“Contamos con medidas importantes para revisar todos los anuncios antes y después de que se publiquen, incluidos los sistemas automatizados y los revisores humanos», dijo el portavoz de Facebook.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.