YouTube ha estado mostrando anuncios de grandes compañías en vídeos que muestran escenas de crueldad contra los animales, pese a que muchos de ellos violan sus políticas de contenido, según una investigación de la organización para el bienestar animal de California (Estados Unidos) Lady Freethinker y Business Insider.

This story also appeared in Business Insider

Spots comerciales de compañías como Disney+, la tableta Portal de Facebook, Land Rover, la cadena de bricolaje estadounidense Lowe's, Amazon Prime Video, la marca de aspiradoras Dyson, la aseguradora veterinaria Nationwide Pet, o Peloton han sido encontrados por Lady Freethinker insertados en vídeos que mostraban a animales bajo condiciones de estrés severo, dolor e incluso muertos en un caso.

Esta organización ha compartido los resultados de su investigación con Business Insider, que incluye hasta 30 vídeos de abusos sobre animales, algunos de ellos con millones de visionados, habían tenido anuncios entre el 9 y el 19 de marzo.

Varios de los vídeos identificados durante la investigación pretendían mostrar animales como cachorros de perro o gato que eran "rescatados" por un humano de la amenaza de un animal peligroso, como una serpiente o un cocodrilo. Sin embargo, esta organización defiende que esas situaciones eran fingidas. Los creadores de estos contenidos solían usar los mismos animales en múltiples vídeos de supuestos "rescates".

Por ejemplo, en varios vídeos que supuestamente pretenden mostrar un "hombre primitivo" salvando un cerdo, una tortuga o una familia de patos de teóricos ataques de serpientes aparecen anuncios de la empresa estadounidense de alojamiento web Squarespace. Uno de estos vídeos ha superado los 4,7 millones de visionados.

Business Insider se puso en contacto con todas las empresas anunciantes nombradas en este artículo. La aseguradora veterinaria Nationwide respondió: "Estamos confirmando que ese vídeo ha sido eliminado de la plataforma, y al mismo tiempo hemos contactado con YouTube para detener todos los anuncios hasta que no tengamos la seguridad de que los filtros de YouTube están en línea con nuestros valores".

Por su parte, Facebook asegura que está investigando estas reclamaciones con sus socios. El resto de marcas no han respondido hasta el momento.

La automatización de la publicidad digital provoca que los anunciantes no suelen elegir exactamente dónde aparecerán. Los anuncios que se muestran en YouTube están personalizados respecto a cada usuario, en función de datos demográficos, de localización o de comportamiento de búsqueda, lo que quiere decir que los anuncios que reciben los miembros de la organización Lady Freethinker en Estados Unidos son diferentes de los que han visto los reporteros de Business Insider en el Reino Unido, aun tratándose de los mismos vídeos.

Las políticas de contenido de YouTube afirman que los vídeos que "inflijan un sufrimiento innecesario o daño deliberado a un animal" están prohibidos en la plataforma. Lady Freethinker ha seleccionado los vídeos en los que los animales recibían un daño deliberado, a través de escenas crueles de luchas entre animales, tortura, animales que son comidos vivos o supuestos rescates fingidos de animales.

Esta organización, fundada en 2013, es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja para exponer y prevenir la crueldad contra los animales. Lleva investigando la responsabilidad de YouTube respecto a los vídeos de abusos contra animales que están publicados en la plataforma desde abril de 2020.

Algunos de los vídeos que han encontrado esta organización han sido eliminados o marcados como privados antes de que Business Insider contactara con YouTube. No obstante, aunque estos vídeos no estén ya en la plataforma, las averiguaciones de esta organización siguen arrojando dudas sobre por qué YouTube estaba monetizando estos vídeos.

"Nuestra política de contenidos contra la violencia prohíbe que haya vídeos que muestren un daño innecesario o deliberado a los animales o que les pueda causar angustia", asegura Ivy Choi, portavoz de YouTube, a través de un comunicado. "Ya habíamos eliminado cuatro de los canales denunciados por Business Insider de acuerdo con esta política, y de acuerdo a ella, hemos eliminado otros seis. Al resto de vídeos se les ha quitado la monetización, según nuestra política de respeto a los anunciantes", añade.

El tema de la protección de imagen de marca en YouTube se ha convertido en un elemento recurrente durante los últimos cuatro años, con decenas de marcas importantes dejando de anunciarse en la plataforma después de que se hayan conocido informaciones que apuntan a que se han mostrado anuncios en vídeos ofensivos, algunos con contenidos vinculados al terrorismo. Otros anunciantes recortaron su gasto en 2019 después de que un creador de contenido alertara de que se estaba utilizando la plataforma para difundir "contenido pedófilo suave", a lo que YouTube respondió borrando cientos de canales.

YouTube ha intentado aliviar las preocupaciones de los anunciantes añadiendo más controles para ayudarles a elegir el tipo de contenidos en los que no quieren que se muestren sus anuncios. La compañía ha mejorado su tecnología de reconocimiento automático de vídeos y asegura que emplea a más de 10.000 personas en detectar y eliminar contenido que viole sus políticas.

El mes pasado, los progresos de YouTube en protección de imagen de las marcas le valieron una acreditación de la organización Media Rating Council, que agrupa a las principales cadenas y anunciantes de Estados Unidos. También trabaja con otras empresas que ayudan a los anunciantes a registrar dónde aparecen sus spots y a gestionar los canales para monitorizar lo que la industria denomina "idoneidad de marca" (brand suitability), un concepto que se refiere a si el entorno en el que la marca se expone es el más adecuado.

"Pueden ofrecer todas estas funcionalidades, tecnologías y soluciones para la seguridad de marca, pero el reto al final siempre será la escala", apunta Michael Schwalb, director de datos y publicidad de JW Player, una compañía de streaming de vídeo. "No es posible monitorizar todos los contenidos todo el tiempo, 24/7, siempre existe el riesgo de que vayas a acabar en algo controvertido", añade.

Con más de 2.300 millones de usuarios en todo el mundo, la audiencia de YouTube es un destino muy atractivo para los anunciantes. Pero con el número siempre creciente de vídeos que acoge y publica cada día, siempre hay un riesgo de que los anuncios puedan aparecer junto a contenido inapropiado. YouTube ha asegurado que cada minuto se suben 500 horas de contenido a su plataforma.

Las marcas cada vez más buscan empresas que generen "listas de inclusión" en las que se destaquen cuáles son los que tienen un contenido más adecuado para que sus marcas aparezcan en él. Sin embargo, esas restricciones reducen el número potencial de vídeos en los que pueden anunciarse, lo que supone un reto para YouTube: conseguir más contenido "seguro para las marcas" (brand safe) para mantener su nivel de gasto publicitario.

YouTube ha intentado recientemente aumentar el número de vídeos en su plataforma que pueden llevar anuncios. En noviembre, la plataforma proclamó que los anuncios comenzarían a aparecer en vídeos "seguros para las marcas" que no forman parte de su programa de creadores, en el que compensa a los creadores con una parte de los ingresos publicitarios que se derivan de sus vídeos. La plataforma explicó que esta decisión ayudaría a los anunciantes a "aprovechar responsablemente el alcance completo de YouTube". Su matriz, Alphabet, reveló que los ingresos publicitarios de YouTube batieron un récord de 6.900 millones de dólares en el último trimestre de 2020, un 46% más que el mismo periodo de 2019.

La portavoz de YouTube no respondió directamente una pregunta de Business Insider sobre si alguno de los canales denunciados por Lady Freethinker ha recibido algún pago por los ingresos publicitarios generados por sus vídeos como parte del programa de asociados de la plataforma.

Los anuncios siguen apareciendo en vídeos de YouTube que muestran crueldad contra los animales

YouTube eliminó o retiró la monetización de los vídeos denunciados por Business Insider el 22 de marzo, pero la situación no se acabó inmediatamente.

Ese mismo día, Lady Freethinker identificó 16 vídeos monetizados en YouTube que mostraban escenas de rescate de animales o peleas entre animales fingidas. Estos vídeos incluían anuncios de marcas como eToro, GoDaddy o Doordash. Algunos de ellos, incluyendo uno de un hombre que supuestamente rescata a un animal de una cobra real, había alcanzado decenas de miles de visualizaciones. El 23 de marzo, Business Insider entregó a YouTube una nueva lista con más vídeos monetizados, sobre la que espera respuesta.

Un portavoz de eToro explica que la compañía tiene controles para asegurarse que sus anuncios se dirigen a una audiencia apropiada y relevante que no está asociada con este tipo de vídeos, como los que muestran abusos o contenido para adultos.

"Nuestro equipo de marketing está investigando sobre esto, pero sospechamos que como estos vídeos vulneran las políticas de servicio de YouTube, no están clasificados de una forma que nos permitan excluirlos de nuestros anuncios con los controles que YouTube da a las marcas", asegura el portavoz de la compañía de inversión, que añade que eToro está trabajando para que se retiren sus anuncios de los vídeos encontrados por Business Insider. GoDaddy y DoorDash no respondieron a las peticiones de comentario.

Lady Freethinker puso en marcha entre abril y julio de 2020 una investigación que encontró más de 2.000 vídeos en YouTube que mostraban a animales en situaciones estresantes, según informó The Guardian en diciembre. Al menos 500 de esos videos fueron eliminados, pero otros continuaron durante meses, con algunos de ellos superando los millones de visionados, explica a Business Insider la directora de la organización, Nina Jackel.

"Lo que hemos visto hasta ahora es que YouTube elimina los vídeos que les denunciamos, pero no habla de ir proactivamente a la raíz del problema", afirma. "Hay muchos vídeos idénticos a esos", añade.

YouTube está probando un sistema "hipersensible" para grandes anunciantes

Al mismo tiempo, la plataforma está probando un nuevo sistema de control de vinculación de anuncios para darle a los anunciantes una mayor seguridad de que sus anuncios no aparecerán junto a contenido peligroso, según varias agencias de medios que han visto la herramienta a través de sus contactos en Google.

Denominado como "Modo Hipersensible", esta funcionalidad pretende ser más restrictiva que el actual "modo limitado" que permite asegurarse que los vídeos que contienen contenido sexual o blasfemias no formen parte de las listas a las que se asocian los anuncios. YouTube lleva probando esta opción desde el verano, según estas fuentes.

Las agencias de medios consultadas aseguran que el "Modo Hipersensible" solo está disponible para anunciantes que cumplan unos criterios: que no hayan pausado sus campañas y no utilicen listas de restricción de vídeos.

YouTube asegura que siempre está probando formas para mejorar la experiencia de las marcas y que considera que tiene una eficacia de al menos el 99% en garantizar la seguridad de las marcas en la colocación sus anuncios en YouTube, independientemente de las preferencias de idoneidad de los anunciantes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.