El mundo atraviesa la escasez de chips más grande de su historia. La falta de componentes está dificultando encontrar algunos productos como la PlayStation 5 y la Xbox Series X. Además, el problema también está afectado a la industria de los smartphones. Xiaomi, por ejemplo, asegura que los costos de los suministros están aumentado y, eventualmente, esto podría trasladarse a los consumidores.

Según recoge Reuters, el CEO de Xiaomi, Wang Xiang, explicó a los accionistas cómo la crisis mundial de semiconductores podría generar que sus productos aumenten de precio. Sin embargo, aclaró que trabajarán para que eso no suceda.

"Continuaremos optimizando los costos de nuestros dispositivos de hardware, eso es seguro", dijo. “Para ser honesto, haremos todo lo que podamos para ofrecer el mejor precio posible a los consumidores. Pero es posible que tengamos que trasladar parte de la subida de costos al consumidor en diferentes casos", agregó.

La escasez de chips no solo afecta a Xiaomi

En 2020 se presentaron una serie de factores que afectaron considerablemente al sector de la tecnología. El confinamiento derivado de la crisis sanitaria del coronavirus provocó que aumentara la demanda de productos electrónicos para cumplir con el teletrabajo o simplemente para entretenerse en el hogar.

No obstante, cuando la demanda se incrementó, algunas plantas dejaron de trabajar a máxima capacidad, precisamente por la pandemia, y los fabricantes de chips empezaron a tener problemas para cumplir los pedidos. Qualcomm, por ejemplo, que suministra chips a muchos de los fabricantes de smartphones del mundo, entre ellos Xiaomi, está luchando para cumplir con los pedidos.

Y si bien la industria automotriz fue la primera en sufrir las consecuencias, el problema no tardó en expandirse a todo tipo de productos electrónicos, incluidos los teléfonos inteligentes de Xiaomi.

La gravedad de la situación de los semiconductores es tal que Estados Unidos y la Unión Europea podrían intervenir para intentar dar una solución. Entre las opciones sugeridas se propone construir nuevas fábricas, sin embargo, no es algo tan sencillo.

Según el analista de Counterpoint Research, Richard Windsor, "se necesitan entre 18 y 24 meses para abrir una planta después de comenzar a construirla. Incluso una vez que la has construido, debes ajustarla para aumentar la producción, lo que también lleva un poco de tiempo".

Ahora que las vacunas se están aplicando en gran parte del mundo y se espera que las restricciones se alivianen en los próximos meses, el suministro de los semiconductores podría empezar a normalizarse, no obstante, aún es pronto para saber qué sucederá. Wang, por su parte, dijo que Xiaomi "siente presión, pero por ahora están bien".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.