Una de las particularidades de Raspberry Pi es que sirve para muchas cosas, en su mayoría para tareas para las que no necesitas acceder directamente a la Raspberry Pi. Al menos mediante ratón y teclado, porque lo empleamos para tareas para las que ya contamos con mandos a distancia, controles de videojuego o un simple interruptor.

Pero en ocasiones, queremos acceder a la Raspberry Pi. Y hacerlo conectando teclado, ratón y/o monitor puede ser un engorro. La solución, configurar un sistema de control remoto que nos permita hacer cambios o configurar la Raspberry Pi desde la lejanía, empleando un ordenador, tablet o hasta un smartphone.

De soluciones de control remoto hay muchas. Es más, en la ayuda oficial de Raspberry Pi ofrece varias opciones clásicas, como VNC, SSH o rsync. Pero en la mayoría de los casos, hay que acudir al terminal o línea de comandos para manejarlos. Como alternativa, te proponemos remote.it.

Control remoto y mucho más

Para empezar, puedes instalar remote.it en Windows, macOS y Linux. También en la nube, en concreto en AWS (Amazon Web Services). Y lo que nos interesa en esta ocasión, tiene instaladores para Raspberry Pi, en forma de paquete para Raspbian y en forma de imagen preconfigurada con SSH, VNC y todo activado por defecto.

También tiene versión para Android, iPad y iPhone para que puedas acceder a dispositivos a distancia empleando HTTPS, SSH, TCP, RDP, VNC, Samba y otros protocolos. Y lo mejor de todo es que podemos utilizar este software gratis para uso personal.

Simplificando, remote.it permite gestionar dispositivos mediante control remoto. Y para ello emplea conexiones seguras, ya que crea una red privada tipo VPN para evitar accesos no solicitados.

En la práctica, con esta solución puedes conectar un dispositivo cualquiera a tu Raspberry Pi. Tanto por internet como por conexión inalámbrica o a través de redes móviles. Empleando protocolos y estándares varios, podrás ver el escritorio de tu Raspberry Pi o enviar órdenes y comandos sin conectarte por cable al dispositivo.

Instalar y configurar al instante

El proceso de instalación de remote.it es relativamente simple. Como comenté antes, tiene varios instaladores en función de la plataforma. Para Raspberry Pi, puedes instalar una imagen ya configurada en una tarjeta SD o instalar el paquete si ya tienes un sistema operativo instalado en tu Raspberry Pi.

Una vez instalado, puedes configurarlo vía línea de comandos o desde una interfaz web a partir del enlace find.remote.it. Si tu dispositivo de control remoto y tu Raspberry están en la misma red local, aparecerá en esa página.

Siguiendo las instrucciones oficiales podrás configurar y activar los protocolos que necesites para conectarte a distancia a la Raspberry Pi.

En definitiva, con remote.it podrás ver el escritorio de Raspberry Pi a distancia, realizar órdenes y aplicar cambios o incluso enviar o recibir archivos sin cables de por medio. Una manera práctica de controlar a distancia tu dispositivo esté donde esté.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.