Muy pronto el Asistente de Google recibirá una característica que aumentará su utilidad. De acuerdo con 9to5Google, Google se encuentra probando Memory, una función que la tecnológica describe como "una forma fácil y rápida de encontrar todo en un solo lugar".

La memoria del Asistente de Google puede almacenar una gran variedad de contenido entre los que se incluyen recordatorios, ideas, objetos, notas escritas a mano o alguna cosa que se encuentre en la pantalla. Para guardar las cosas en la memoria solo tendrás que activarla con un comando de voz.

Entre la lista de cosas compatibles con esta función se encuentran sitios web, libros, artículos, envíos, capturas de pantalla y más. Memoria puede almacenar algún contacto, evento o recordatorio, así como vuelos o reservaciones de hoteles.

Si alguien te recomendó una canción o película podrás guardarla también, junto con listas de reproducción. Como era de esperarse, esta característica se integrará con aplicaciones de Google como Docs, Sheets, Jamboard, Sites y archivos que puedan previsualizarse en Google Drive.

La Memoria del Asistente de Google será el nuevo hogar de tus recordatorios

La Memoria del Asistente de Google tendrá un acceso en la barra inferior junto a Snapshot donde podremos revisar lo que guardamos. El asistente las organizará cronológicamente en dos secciones: memorias de hoy y aquellas que almacenaste con anterioridad.

Tal vez lo más importante es que los recordatorios se almacenarán directamente en Memoria. La interfaz de esta opción se mostrará en forma de tarjetas y será posible insertar un acceso directo en tu pantalla de inicio por medio de un widget.

Por ahora la Memoria del Asistente de Google se encuentra en una fase de pruebas con empleados de la compañía. Se desconoce cuándo se ofrecerá a los usuarios finales o si esto se materializará. Recordemos que no todas las opciones en desarrollo terminan publicándose, por lo que es muy pronto para asegurarlo.

De aceptarse, la memoria sería una de las características más útiles del Asistente de Google. La diversidad del contenido que es capaz de almacenar facilitaría a los usuarios ocuparse de otras cosas en lugar de recordar.

El problema es que con esta opción le daríamos más datos a Google para crear un perfil con nuestra información y obtener millones gracias a la publicidad dirigida.