Autor: Abraham Andreu.- La crisis sanitaria a nivel mundial ha obligado a los sistemas sanitarios a modernizarse rápidamente y ofrecer soluciones para frenar su avance, así como a implementar el trabajo telemático allá donde fuera posible.

Todas estas medidas tienen un aliado en común, la tecnología, esa herramienta al servicio de las personas que pretende mejorar la calidad de vida de la sociedad.

En este sentido, según Deloitte, durante este año crecerán un 5% las consultas virtuales en los centros de salud, frente al 1% de 2019, un dato que muestra el paradigma al que se enfrentan los sistemas sanitarios.

Además, el valor de las aplicaciones temáticas sobre salud alcanzará los 211 millones de euros en 6 años, lo que supondrá un incremento del 33% respecto al año actual.

"El sector sanitario lleva años aplicando la tecnología en su día a día, pero hasta ahora esa adopción ha avanzado lentamente. Asimismo, la telemedicina ya se anunciaba como una de las próximas grandes transformaciones sociales de los próximos años pero, sin duda, la pandemia ha acelerado esta tendencia a un ritmo imparable", ha explicado Nacho Gines, CPO de masvoz, compañía especializada en comunicaciones para empresas.

Ya se conocen algunas aplicaciones que giran en torno a la medicina virtual, como pueden ser las relacionadas con la asistencia psicológica online o aquellas encargadas de monitorizar el coronavirus, lanzadas por la propia Administración Pública.

Es decir, que estas aplicaciones no solo se relegan al marco de gestión pública, sino que otros organismos y empresas privadas ya están innovando en el ámbito de la telemedicina.

En este sentido, masvoz ha ofrecido 4 claves que explican el avance tecnológico en la telemedicina en las consultas virtuales, así como la transformación a la que se está enfrentando el sector sanitario.

Procesos más rápidos y atención de emergencias

Tal y como asegura Forrester Research, las visitas a las urgencias han caído un 42% con el inicio de la pandemia. Además, dichas visitas a ambulatorios se han reducido en un 35%, mientras que la propia atención hospitalaria ha disminuido un 22%.

En este contexto, el sector sanitario ha sabido ver este decrecimiento de las visitas físicas, a causa del coronavirus. De esta forma, por ejemplo, gobiernos y empresas privadas lanzaron al mercado la app Radar Covid, para rastrear los contagios y la propagación del virus.

Más allá de esta conocida aplicación, el sector sanitario ha ofrecido otras soluciones vinculadas a la tecnología, como la atención telefónica, videollamadas, chats o mensajes por Whatsapp, lo que ha facilitado la asistencia a pacientes que no pueden acudir físicamente o la monitorización de algunos tratamientos en enfermedades crónicas.

Nuevas tecnologías para la detección precoz de enfermedades

Aunque pueda parecer ciencia ficción, ya existe inteligencia artificial encargada de diagnosticar a un paciente que no puede desplazarse a un centro de salud por cualquier motivo.

De esta forma, dicha inteligencia artificial o el conocido como aprendizaje automático son capaces de auscultar a distancia a cualquier paciente que se encuentre en su hogar, a través de estetoscopios o relojes y pulseras inteligentes que monitorizan la actividad y las constantes vitales del paciente.

Un gran inversor en la cardiología deportiva digital en remoto a través de inteligencia artificial es Iker Casillas, quien apostó por Idoven, una startup española especializada en este ámbito, tras sufrir un infarto de miocardio en 2019.

"El sector sanitario tiene la oportunidad de aprovechar tecnologías clave, como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático o la robótica, para mejorar muchos de sus procedimientos y seguir mejorando así en la atención sanitaria de todo tipo de patologías", ha señalado Gines.

El uso de robots para cirugías menos invasivas

El mercado de los robots en el sector sanitario aún está en crecimiento y no está muy consolidado, aunque se prevé que supere los 16 billones de euros para 2023, tal y como aseguran los datos de Credence Research.

Este hecho supondrá una reducción de la tasa de mortalidad tras una cirugía, un avance que no pasa desapercibido, ya que, según el Instituto Nacional de Investigación de la Salud de Reino Unido, 4,2 millones de personas en todo el mundo pierden la vida cada año en el mes siguiente a una intervención quirúrgica.

En este sentido, los robots parecen ser la solución para reducir la mortalidad, con la utilización de visión en 3D o instrumentos articulados de intervención que ofrezcan alternativas quirúrgicas menos invasivas, más allá del simple diagnóstico médico.

Una gran oportunidad para la salud mental

En el ámbito de la atención sanitaria, la relación médico-paciente adquiere especial relevancia, ya que las conversaciones directas con el médico son de vital importancia para un correcto diagnóstico.

De esta forma, la teleasistencia, y las consultas virtuales, ha favorecido que esta relación no se pierda, con un seguimiento continuo de los tratamientos, con la posibilidad de establecer una fecha para citas cara a cara.

Más allá de estas visitas virtuales al médico de cabecera, la salud mental se ha convertido en un punto clave en el centro de la crisis sanitaria, con el aumento del estrés, la ansiedad y otros trastornos psicológicos.

Como ejemplo de esto, la Comunidad de Madrid ofreció a sus ciudadanos la posibilidad de recibir asistencia psicológica a través de un número gratuito, el cual contó con la tecnología de masvoz.

Tan solo en la primera semana, el mismo recibió 2.163, con una media de 309 consultas virtuales por día, un dato alarmante y que muestra la necesidad de que la telemedicina siga avanzando para ofrecer soluciones al conjunto de la sociedad en un contexto en el que la distancia social es la primera línea de combate para frenar la expansión del coronavirus.

[atribucion-bi url=https://www.businessinsider.es/revolucion-tecnologica-sanitaria-robots-salud-mental-800787]

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.