Aunque los ordenadores portátiles y algunos monitores integran cámara web, no siempre es posible contar con este periférico, tan útil hoy en día en tiempos de videollamadas a través de Zoom, Hangouts o Skype. Por suerte, siempre hay un plan B, como por ejemplo, aprovechar la cámara de tu smartphone, actual o viejo.

Con anterioridad hablé de varias herramientas en forma de software que permiten convertir tu smartphone o cámara digital en una cámara web para realizar videollamadas en alta definición. Tan simple como suena y aprovechando lo que tenemos en casa. Hoy vamos a destacar una de ellas, DroidCam.

DroidCam está disponible para iPhone y Android, por la parte de la cámara web, y para Windows y Linux, por la parte del ordenador que usará la cámara web. La app es gratuita por defecto y tiene una versión de pago bastante económica por si quieres obtener vídeo en alta definición.

Vigilancia, videollamadas y lo que quieras

Compatible con cualquier smartphone, ya sea el que utilizas para tu día a día o uno que abandonaste hace tiempo por uno mejor, DroidCam te ayuda a aprovechar la cámara integrada en el teléfono para que la uses en otro dispositivo, en este caso un PC con Windows o Linux. Además es compatible con cualquier aplicación de videollamadas, como Zoom, Microsoft Teams, Google Meet o Skype, entre otras.

Para ello tendrás que instalar la app en el smartphone y el software cliente en el PC. La conexión puedes hacerla mediante cable USB, la opción más simple y efectiva, o a través de la conexión WiFi disponible en la mayoría de dispositivos actuales. A cambio, obtendrás una cámara web que emite imagen y sonido. Con la versión de pago, incluso podrás conectar el teléfono al ordenador a través del navegador web si es Android. Encontrarás más información sobre todas las posibilidades de conexión en este enlace.

Entre sus particularidades, con DroidCam es posible elegir la cámara del teléfono a usar como cámara web. Normalmente la trasera es la que ofrece mayor calidad, pero tal vez quieras emplear la cámara frontal. También es posible conectar hasta tres dispositivos al ordenador y así ver imágenes de tres cámaras diferentes. Es más, si el teléfono es Android podrás usarlo con normalidad mientras hace las veces de cámara web.

Videollamadas en alta definición

La versión gratuita de DroidCam ofrece vídeo en definición estándar. Pero si tu cámara admite imagen en HD (720p o 1080p), puedes obtenerla empleando la versión de pago de la app, que en Android se llama DroidCamX y que en iPhone se activa con un pago dentro de la app.

Además de usar imágenes en HD o alta definición, con la versión de pago podrás girar e invertir el vídeo, ampliar o alejar la imagen, ajustar brillo, contraste y otros aspectos de imagen y audio. Otra posibilidad que ofrece es la de silenciar las llamadas mientras lo utilizas como cámara web.

Y si realizas streaming o vídeos a través de OBS (Open Broadcaster Software), con la app para Android DroidCam OBS podrás usar la cámara de tu smartphone para tus retransmisiones o grabaciones.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.