Qué mejor que una videollamada para contactar con la familia, los amigos o tus compañeros de trabajo mientras no puedes salir de casa o visitar a tus contactos más alejados de tu domicilio.

Hoy en día puedes realizar videollamadas de gran calidad gracias a las conexiones inalámbricas de gran velocidad. Y, además, las cámaras integradas ofrecen buena imagen. Pero si quieres el mejor resultado, tal vez prefieras aprovechar la cámara HD que integra tu teléfono inteligente o tu cámara digital DSLR.

En este sentido tienes dos opciones: realizar las videollamadas directamente con tu iPhone, iPad o Android empleando aplicaciones como Skype, Google Meet, Zoom o Jitsy Meet, o conectar tu dispositivo móvil al ordenador a modo de webcam o cámara web. Veamos cómo.

EpocCam + iPhone o Android

EpocCam es una práctica aplicación que funciona con Windows y macOS para que puedas usar tu smartphone como si fuera una cámara web. Lo mejor de todo es que puedes usarla por USB o por WiFi, es compatible con cualquier aplicación de videollamada que utilices, como Skype, Microsoft Teams o Zoom, y se instala en iPhone y Android.

Sus responsables dicen que poner en marcha el sistema te llevará como máximo tres minutos. Primer paso, conectar tu smartphone y tu PC o Mac bien a la misma conexión WiFi o bien por cable USB.

Segundo paso. Descargas e instalas los drivers de EpocCam para Windows y macOS. Y, para terminar, descargas e instalas la app de EpocCam para iPhone y Android. Y si tienes alguna duda, puedes resolverla con su guía oficial.

Para poner en marcha la cámara, tendrás que abrir la app móvil, y luego seleccionarla en las opciones de configuración de cámara web en la aplicación de videollamada.

EpocCam es gratuita por defecto, ofreciendo una calidad de imagen de 640x480. En la versión de pago puedes aumentar esa calidad a 1920x1080 así como obtener otras mejoras.

DroidCam + iPhone o Android

Segundo método para convertir tu smartphone en una webcam. En esta ocasión, con DroidCam, disponible para Windows y Linux y que puedes instalar en iPhone y Android.

Por un lado deberás instalar el cliente para Windows y, por otro, la app para iPhone y para Android, según qué plataforma utilices.

Para conectar tu smartphone con tu PC, puedes optar por un cable USB o por acceder a la misma conexión WiFi. Por lo demás, la app es gratuita, si bien en su versión de pago puedes realizar videollamadas de hasta 720p de calidad, así como personalizar ciertos ajustes.

La primera vez que abras el cliente de Windows deberás configurar la conexión. Si optas por el WiFi, tendrás que indicar la IP y decidir si quieres solo vídeo o también audio. Luego tendrás que indicar qué cámara usarás en la app de videollamada.

SparkoCam + Cámara digital

Si tienes una cámara digital en casa, ya sea una cámara DSLR Canon o Nikon, puedes usarla también a modo de webcam en tu ordenador. Para ello necesitarás de una herramienta intermediaria como SparkoCam o SparkoCam Virtual Webcam.

La app sirve para añadir efectos divertidos a tus videollamadas, compartir el escritorio y otras funciones, como grabar vídeo, etc. Y para lo que nos ocupa, convierte tu cámara DSLR en webcam. Una vez en marcha, aparecerá en la lista de cámaras compatibles en tu aplicación de videollamadas.

En la página oficial de SparkoCam hay una lista de cámaras compatibles. La lista es muy extensa e incluye varios modelos tanto de Canon como de Nikon.

Para la instalación, primero instala el programa, luego conecta la cámara por USB al PC, enciéndela y abre SparkoCam. En la pestaña Device deberás elegir la cámara conectada. Ahora ya estará disponible para cualquier aplicación que quieras usar para videollamadas o streamings.

👇 Más en Hipertextual