El año pasado, la película Nobody Sleeps in the Woods Tonight sorprendió a la audiencia por su combinación grotesca de una trama de terror que respeta todos los códigos del género y el humor. Y aunque una mezcla semejante puede tener malos resultados, esta producción polaca co produccida por Netflix encontró la forma de equilibrar los momentos para crear una película de una solidez sorprendente. Logró encontrar el punto medio entre cientos de referencias de la cultura pop, una historia escalofriante, y algo más elaborado para sostener lo que al final fue un film que tuvo la capacidad de aterrorizar y hacer reír por partes iguales.

All My Friends are dead logra la misma tensión y el uso del recurso de la risa para distender los momentos más duros. Pero a diferencia de la anterior película— interesada en una revisión a momentos icónicos del cine comercial de terror de los ochenta — , esta tiene más interés en algo más siniestro. No por ello, el humor deja de ser una idea central. Pero lo que resulta audaz es la manera como el guion vincula la percepción de la muerte, la violencia y la gran incógnita de lo que pudo haber ocurrido en una fiesta de fin de año en la que aparentemente todo salió muy mal, con un refinado sentido del absurdo.

‘All my Friends are dead’, un título que da lo que promete

El guion del film es un pequeño mecanismo tramposo. Con todo tipo de argucias, juegos de tiempo, escalas y dimensiones confusas, la historia intenta guardar sus secretos durante la primera media hora y lo logra. Un truco interesante que parece destinado a lograr que la condición de toda película de terror de resultar un misterio llegue a un siguiente nivel. Todo gracias a la concepción del miedo como algo más que una reacción, un sobresalto o un peligro a cual enfrentarse. En All My Friends are Dead, la percepción de lo terrorífico es un diminuta red de aparentes casualidades, que llevan a adelante una idea trágica que se convierte en burlona y terrorífica.

Por supuesto, el film concentra su atención en el hecho que su mero título es un considerable anuncio de lo que vendrá. Pero en lugar de tratar de jugar con las interpretaciones, el director deja claro desde el primer momento que lo que se anuncia, ocurrirá. Utiliza el gore desde el primer momento y dedica especial atención a no dejar dudas que lo que sea que haya ocurrido horas antes, fue de una especial violencia y crueldad. Si algo sorprende en el film, es la forma en que el guion hace un especial acento en la travesía hacia el centro mismo de una historia que aun no se cuenta. Como si se tratara de una historia narrada desde un punto de vista inexplicable, el terror comienza incluso antes de mostrar el motivo, la sustancia o el sentido que llevó a sus desventurados personajes a un final atroz.

¿O no se trata de eso?

Uno de los ingredientes más interesantes a los Belcl recurre es la percepción del doble absurdo. A medida que la película avanza, es evidente que quizás lo que vemos en pantalla no es real, sino una ¿Alucinación colectiva? ¿Obra de las drogas? ¿Alguna fantasía retorcida de algún participante en la celebración?

El argumento no lo aclara y es esa cualidad doble de multiplicidad de realidades a través del recurso sencillo de la confusión, uno de los puntos más extraños y divertidos de la película. Poco a poco se hace más extraña la condición del miedo, de la perversión de lo violento y aunque los toques de humor siguen apareciendo aquí y allá, el film de pronto encuentra un núcleo oscuro inesperado.

Es entonces cuando All my Friends Are Dead, cambia de sentido y de forma. No abandona por completo la noción de lo satírico y la crueldad sugerida a través de todo tipo de situaciones cruentas, pero sí avanza hacia una concepción del miedo que termina por ser novedosa por el mero hecho de ser inclasificable. ¿Estamos viendo la recreación de lo ocurrido antes que todo — lo que sea que haya ocurrido — comenzara? ¿O en realidad avanzamos hacia algo peor pero sin que lo personajes los sospechen? Juega una carta audaz al brindar muy poca información sobre la forma en que su trama se desarrolla, pero hasta cierto punto esa condición del tiempo que se desdobla, solo para volver a unirse.

‘All my Friends are dead’: sangre por todos lados

Pero por supuesto, esta también es una película de terror y habrá una matanza. Si algo distingue a All my Friend are Dead es su capacidad para transformarse en varias percepciones del horror a la vez. Desde el terror corporal, hasta el Slasher en estado puro, pasando por sangre y trozo de piel que saltan en todas direcciones, la película termina por ser un carnaval grotesco. Pero sin perder el sentido de ese fino hilo que le une a la irrealidad.

¿Realmente ocurre todo lo que vemos? ¿Son pistas en falso de un escenario aun más violento y aterrador? Depende de como se mire, la película de Belcl sostiene un discurso acerca de lo terrorífico que le acerca mucho más a la burlona mirada a la oscuridad. ¿Qué está ocurriendo mientras lo más visible llena la pantalla? ¿Hay algo más en medio la salvaje carnicería que se muestra en pantalla?

¿El final?

En algún punto el film se torna confuso, y quizás el punto más bajo de la producción sea su incapacidad para mantener la tensión de los primeros minutos a través de todo el metraje. Para el tercer y último acto es evidente que la película tiene considerables problemas para seguir su en apariencia, intencionado planteamiento desordenado. Las escenas de asesinatos y flashbacks rápidos se hacen repetitivas y por último predecibles.

De modo que la línea que une a la serie secuencias que tratan de explicar lo que ocurre solo para contradecirse conducen a un final abierto que podría tener cualquier explicación.

Mientras la película transcurre, queda la inevitable pregunta de qué es lo que ha narrado. ¿Es una fantasía? ¿Un ritual? ¿Una puesta en escena? El guion no lo aclara y al final el film disfruta de crear un fresco de considerable interés sobre sus versión del terror.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.