La espera ha terminado. Apple Pay, el sistema de pagos móviles, llega a México seis años después de su presentación original en Estados Unidos.

Durante la pasada madrugada, algunos clientes encontraron en la aplicación Wallet de sus iPhone una nueva opción que permitía configurar tarjetas bancarias, lo que dejó entrever que el lanzamiento de Apple Pay era inminente. Horas más tarde, la compañía confirmó la noticia mediante una nota de prensa.

Por el momento, Apple Pay es compatible en México con las tarjetas American Express y Mastercard emitidas por Citibanamex y Banorte. En las próximas semanas, según explicó Apple, también se sumarán a esta lista las tarjetas de Inbursa.

Apple Pay se puede utilizar para realizar pagos en cualquier comercio que tenga un TPV con tecnología NFC. No obstante, Apple destaca en su página web comercios como 7-eleven, Chili’s, Domino’s, MacStore, Petco o The Cheesecake Factory. También cita aplicaciones como Fancy, HotelTonight y Rappi.

Cómo configurar Apple Pay en un iPhone, iPad, Apple Watch o Mac

Para utilizar Apple Pay es necesario tener alguno de los siguientes dispositivos compatibles:

  • iPhone. Todos los modelos con Face ID o Touch ID, exceptuando el iPhone 5s.
  • iPad. Todos los modelos de iPad, iPad Pro, iPad Air o iPad mini con Face ID o Touch ID.
  • Apple Watch. Todos los modelos.
  • Mac. Todos los Mac con Touch ID. También se puede utilizar Apple Pay en los Mac presentados de 2012 en adelante si se tiene un iPhone o un Apple Watch compatible con la plataforma de pagos.

En segundo lugar, es necesario tener una tarjeta bancaria compatible con el servicio, un Apple ID correctamente configurado en el dispositivo y la versión más reciente del sistema operativo.

Si cumples con los requisitos anteriores, el proceso de configuración es bastante simple. En el iPhone, basta con entrar en la aplicación Wallet, presionar el botón «+», escanear la tarjeta bancaria con la cámara del teléfono y completar el proceso de verificación requerido por tu banco –generalmente, mediante SMS–.

En el Apple Watch, el proceso es similar, aunque es necesario acudir a la aplicación Watch del iPhone para completarlo. En el caso del iPad y el Mac, la configuración de Apple Pay se ha de realizar desde la aplicación de ajustes.

¿Cómo funciona?

Si tienes un iPhone, puedes utilizar Apple Pay para realizar pagos en comercios físicos siempre que tengan un terminal con tecnología contactless (NFC). Basta con entrar en la aplicación Wallet –o presionar dos veces el botón lateral, en el caso de los iPhone con Face ID–, escoger la tarjeta con la que se quiere pagar, verificar nuestra identidad mediante la huella dactilar o el rostro y acercar el dispositivo al terminal de pago.

Para pagar en comercios físicos también puedes utilizar un Apple Watch. En este caso, basta con presionar dos veces el botón lateral, seleccionar la tarjeta con la que quieres hacer el pago y acercar el reloj al TPV. Si en algún momento te quitas el Apple Watch de la muñeca, este se bloqueará al instante. Por lo tanto, si te roban el reloj, los ladrones no tendrán forma de utilizar Apple Pay a menos que conozcan dicho código.

La plataforma de Apple también se puede utilizar para realizar pagos en ciertas aplicaciones (como Uber) y en páginas web. En estos casos, la operación se puede hacer con un iPad, un iPhone o un Mac compatible. Basta con escoger «Apple Pay» como método de pago en la aplicación o página web y verificar la operación mediante un método biométrico (Face ID o Touch ID).

¿Es seguro Apple Pay?

Sí. Apple Pay, de hecho, es incluso más seguro que las tarjetas físicas convencionales. Estas son algunas de sus virtudes:

  • Apple Pay requiere un método de autenticación biométrico para completar cualquier transacción. Este sistema es más seguro que la firma o el código PIN de las tarjetas bancarias.
  • Al pagar con Apple Pay, el comerciante no tiene forma de conocer los datos de tu tarjeta. La plataforma genera una serie de números virtuales que encubren la información real de la misma y protegen al comprador de posibles fraudes.
  • En caso de pérdida, puedes entrar en el portal web de Apple y eliminar remotamente las tarjetas bancarias de cualquier dispositivo.
  • La información de Apple Pay está cifrada y, como también ocurre con otros servicios de la compañía, Apple no almacena ni monitoriza tus transacciones bancarias.

Tendencia en Hipertextual