Curiosidad

Unsplash

El ser humano es curioso por naturaleza. Y esa curiosidad afecta a varios aspectos de nuestra vida, incluida la educación y nuestro bienestar emocional. Necesitamos respuestas. Ahora, un nuevo estudio realizado por la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Pensilvania, el departamento de Filosofía y Religión de la misma universidad y la Escuela de Comunicación Annenberg ha intentado profundizar en cómo nos comportamos a la hora de buscar respuestas en Wikipedia sobre temas que nos producen curiosidad. Es decir, en cómo se expresa esa curiosidad que nos caracteriza.

Esta nueva investigación ha sido publicada en Nature Human Behavior. Y tiene una muestra pequeña, de apenas 149 participantes. Aunque lo que han visto tendrá que estudiarse en mayor profundidad, el resultado es muy interesante. Y es que gracias a la observación del uso de Wikipedia de los participantes durante 21 días y una teoría matemática conocida como Teoría de Grafos, según explican desde ScienceAlert, ahora sabemos un poco más sobre cómo nos comportamos cuando sentimos curiosidad. Los participantes debían pasar unos 15 minutos al día en Wikipedia, aunque no se les señaló ningún tema en particular. Entre todos vieron unas 18.654 páginas.

Tipos de curiosidad

Previamente se han identificado varios tipos de curiosos de los que ahora se buscaba saber más; por lo que se ha dividido a los participantes en estas dos categorías previas: cazador y entrometido. El primero se suele mantener enfocado en sus búsquedas, siguiendo algún hilo. Mientras que el entrometido explora mucha información de Wikipedia y va saltando de una página a otra casi sin orden ni concierto.

"Cada estilo de curiosidad tiene su propia firma cinestésica que describe cómo una persona busca información de forma natural", explica en un comunicado de prensa Perry Zurn, profesor asistente en el departamento de Filosofía y Religión de la Universidad de Pensilvania. "Por ejemplo, el estilo cazador se caracteriza por la búsqueda de información estrechamente relacionada; con el objetivo de sumergirse profundamente en un tema determinado. Mientras que el entrometido salta de un tema a otro, recopilando información vagamente relacionada".

Cuando uno navega en Wikipedia, los datos se registran como redes de conocimiento "donde cada página de Wikipedia única visitada se convirtió en un nodo y la relación entre las páginas de Wikipedia; determinada por la similitud de texto entre dos páginas, creó el grosor de los bordes entre los nodos", señala el comunicado.

¿Qué tipo de curioso soy?

¿Y qué tipo de curioso predomina sobre el resto? El estudio parece que tiene la clave. Aunque habrá que seguir investigando al respecto. Y es que, aunque parecen dos tipos de curioso muy diferentes -casi antagónicos-, en el estudio se ha podido ver que no somos solo un tipo. Es decir, que nuestra curiosidad no se expresa siempre de la misma manera; no es un comportamiento que siempre sea igual. Y los investigadores se han preguntado por qué sucede esto.

"Descubrimos que las personas son curiosas a su manera y entran y salen de diferentes estilos, como lo demuestran los cambios en las estructuras de la red de conocimiento a lo largo del tiempo. Luego quisimos comprender los impulsores de estos cambios", explica Danielle Bassett, autora principal del estudio, y profesora de la Universidad de Pensilvania. "Presumimos que un cambio del estilo de cazador a entrometido podría surgir debido a la búsqueda de sensaciones o al ansia de novedades y nueva información durante el día”, añade.

Ansia de novedades

"Al medir el nivel de búsqueda de sensaciones de una persona antes de cada sesión de navegación en Wikipedia, descubrimos que la gente tendía a dar pasos más grandes entre los nodos cuando la tendencia a buscar nueva información era alta", explica David Lydon-Staley; coautor y profesor de la Universidad de Annenberg. Y es que, por lo visto, la necesidad de experiencias nuevas o ansia de novedades es un factor que determina qué tipo de curioso somos.

En definitiva, como viene a explicarnos este estudio: nadie es solo un curioso entrometido o cazador. Sino que este comportamiento depende del día y de si necesitamos sensaciones nuevas. Aunque, por supuesto, no debemos olvidar que estamos ahora comenzando a saber más sobre la curiosidad y cómo nos comportamos, por lo que iremos teniendo más información para saciar nuestra necesidad de saber incluso sobre este tema.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.