Durante el último lustro, Stephen King parece estar en todas partes. Sus adaptaciones en cine y televisión se han multiplicado de forma exponencial, llegando casi a una docena desde el 2017. Además, como suele ser costumbre en el Maestro del horror, publicó un libro anual sin perder su capacidad para cautivar a sus lectores. Uno de los más recientes, La Sangre manda, estuvo 5 semanas entre los best sellers del New York Times.

No obstante, la obra más comentada y la que ha despertado mayor interés durante los últimos meses, no es reciente. Se trata de The Stand, el clásico fundacional del escritor publicado en 1978 y que narra detalle a detalle, la caída de la civilización después de que un virus diezmara la población mundial. El libro es una monumental mirada al caos, los intentos de los sobrevivientes por reagruparse y la batalla por la conciencia del mundo recién nacido de la catástrofe. Todo con las acostumbradas referencias de terror y tintes sobrenaturales habituales en la obra del escritor.

A medida que la pandemia del coronavirus se extendió a través del mundo, las referencias a The Stand se hicieron cada vez más obvias. Y, finalmente, el propio escritor salió al paso de los comentarios que comentaba el icónico libro con la situación actual. Y aunque al principio negó todo vínculo entre la obra y la circunstancia que ocasionó la emergencia pandémica, tuvo que admitir que la realidad era más parecida a la ficción de lo que el escritor habría deseado.

El terror de acertar con la realidad de 'The Stand'

Hace meses, King debatió debatió con sus seguidores en Twitter el temible capítulo ocho de la obra. En el fragmento se narra la rapidez como el virus potencialmente puede esparcirse por errores y falta de previsión ciudadana. El autor trató de utilizar la obra como una advertencia a lo que podría ocurrir si no toman las medidas adecuadas para la contención de la pandemia. En especial, hizo hincapié en la forma en que la administración Trump ha manejado la crisis.

Crítico con todos

The Stand -CBS

Pero no solamente el escritor ha tenido palabras para analizar el impacto de su obra en la situación que se padece a nivel mundial. También el equipo creativo de la más reciente versión televisiva de la novela ha tenido palabras para analizar las similitudes entre la historia del libro y lo que se vive en la actualidad. El productor Taylor Elmore y el guionista Benjamin Cavell comentaron lo sorprendidos que se encuentran sobre la simetría de la historia en pantalla con los sucesos reales fuera de ella. En especial, Cavell hizo hincapié en lo asombrado que se encuentra King con el renovado fenómeno alrededor del The Stand. “Creo que él, como todos nosotros, está igual de sorprendido y horrorizado por cuánto acertó. Porque nadie vio venir algo como esto. Y es importante que la gente lo sepa. Definitivamente es una serie que no está inspirada en hechos reales”.

La serie ha sido criticada precisamente por obviar los puntos más críticos de la novela sobre la forma en que el virus se expandió a través del mundo. En lugar de eso, la serie de CBS se concentra mucho más en la forma en los sobrevivientes toman decisiones y asumen el futuro como un recorrido hacia una decisión entre el bien y el mal. Carvell insistió en que no era el objetivo de la serie mostrar “a la gente muriendo”, sino plantear un escenario en que los que lograron sobrevivir a la catástrofe enfrentan lo que ocurre en su entorno.

Un recorrido incómodo

The Stand - CBS

Stephen King ha debido lidiar con un nuevo tipo de reconocimiento después de que la novela escrita hace cuarenta años se convirtiese en referencia accidental sobre los estragos de la pandemia. En varias ocasiones, el maestro del horror ha insistido que The Stand está más relacionada con la posibilidad sobre qué ocurría con una nueva cultura nacida de las cenizas de una catástrofe sanitaria. Pero incluso ese matiz se debate en redes sociales y plataformas especializadas, por ser una mirada directa al miedo, la paranoia y el terror colectivo acerca de las consecuencias a mediano plazo del coronavirus.

“El libro es sobre una pandemia solo en el comienzo y después trata sobre cómo nos comportamos en ese escenario. Eso fue en lo que más nos enfocamos. La segunda parte de la historia es la que nos interesa más. La pandemia de la que hablamos en la serie es producto de un arma viral que el gobierno desarrolló y no de un virus que ocurrió de manera natural. Creo que esa distinción, al menos, nos distancia de la realidad que estamos enfrentando”, dijo Taylor Elmore, co-creador del proyecto, durante el estreno para StarzPlay de la obra.

Tanto los productores como el escritor parecen estar de acuerdo en que el libro necesita comprenderse como un todo en el que se refleja la concepción de la naturaleza humana en lucha en contra lo inexplicable. Incluso si se trata de un fenómeno biológico como un virus.

'The Stand': un producto de la casualidad

The Stand -CBS

Aunque el proyecto ha sido parte de varios intentos de adaptación, solo en el 2019 se logró reunir al equipo creativo necesario para llevar a cabo una historia de semejante envergadura a televisión. De hecho, la postproducción de la serie tuvo que enfrentar los estragos del parón general y asumir la posible influencia que la situación tendría sobre el resultado final. Incluso llegó a debatirse la posibilidad de incluir la emergencia del coronavirus en el argumento, una idea que fue descartada por deshonesta, tanto por King como por los productores.

Al final, The Stand continúa siendo una incógnita sobre la naturaleza humana, algo que tanto los realizadores como el autor han querido preservar. ¿Lo logró la reciente adaptación? A juzgar por las críticas a la serie – especialmente duras en su incapacidad para narrar la historia literaria en todo su poder –la novela de Stephen King continúa siendo un reto como una forma de comprender la naturaleza humana. Y en especial, su poder de supervivencia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.