Dos años atrás, Game Of Thrones despedía su reinado entre las series televisivas con una última temporada controvertida. Se trató de la peor calificada por audiencia y crítica, y dejó el sabor de la decepción.

Eso, mientras George R.R. Martin sigue en la escritura de los dos libros restantes de la saga, lo que parece condenar al mundo de Westeros a permanecer en cierto territorio inconcluso por años. Pero para consolar la rabia e inconformidad de los fanáticos, HBO está decidido a mantener la llama del interés viva, al menos durante el próximo lustro.

A las buenas noticias sobre la producción del spin off House of the Dragon, se une las de la posibilidad de una precuela basada en el libro del 2005 Tales of Dunk and Egg, ambientada 90 años antes de los sucesos narrados en la saga de novelas Canción de hielo y fuego. Como si todo lo anterior no fuera suficiente, HBO anuncio esta semana que una serie animada para adultos basada en el universo de la serie y los libros estaría en desarrollo.

Detrás de ‘Tales of Dunk and Egg’

Según The Hollywood Reporter, las reuniones con los escritores ya están en marcha, aunque no se han llegado aún a acuerdos concretos. Tampoco hay detalles sobre el argumento, aunque algunos rumores señalan que podría tratarse de una revisión a varias historias incompletas que no mostró el argumento central. No obstante, y a pesar del entusiasmo que despertó la noticia, THR hizo hincapié en que es muy posible que un drama animado basado en el mundo de Game of Thrones no se materialice. Al menos no de inmediato.

Se trata de un dilema sobre argumento y repercusión que tiene una directa relación con el escritor George R.R. Martin. Según algunas informaciones cruzadas, el autor se encuentra todavía en pleno desarrollo de la antipenultima novela de la Saga Vientos de Invierno, en la que podría estar basada la serie animada. El escritor parece no tener la intención de, otra vez, sufrir la presión de escribir material que se muestre casi de manera simultánea en la televisión. No obstante, otro de los problemas podría radicar en que la producción de la serie animada podría extenderse durante al menos dos o tres años, lo que la haría coincidir con el estreno de la esperada House of the Dragon.

Y aunque la idea detrás de cualquier serie de Game of Thrones es continuar la expansión del universo de George R.R. Martin, la posibilidad de saturación del material preocupa a los ejecutivos. Por ahora, la historia animada se encuentra en manos de un grupo de producción liderado por Francesca Orsi, que mantiene reuniones con Martin desde el año pasado para estructurar la posibilidad de una historia viable.

No obstante, el escritor parece estar aún concentrado exclusivamente en las novelas venideras, por lo que no hay muchos avances en un posible show en que se vea involucrado.

De camino a Westeros

Game Of Thrones no ha dejado de ser noticia a pesar de su criticada octava temporada y las dificultades de Martin por continuar la saga.

Hace unas semanas, la noticia que el spin-off más reciente Tales of Dunk and Egg podría llegar antes de dos años a la pantalla de HBO Max animó a los fans. La propuesta podría expandir el universo ya mostrado en pantalla, al mostrar la travesía de Ser Duncan the Tall y un joven Aegon V Targaryen a través del continente.

Sin embargo, la serie se enfrenta a la situación complicada de enfrentar el legado que le precede. El conjunto de historias, que incluyen The Hedge Knight (1998), The Sworn Sword (2003), The Mystery Knight (2010) y Knight of the Seven Kingdoms (2015) no son especialmente conocidas por los fans. Con frecuencia se describen más como novelas de caballería en un ámbito fantástico, que la épica adulta que hizo famoso al escritor. De modo que su versión en pantalla debería competir con la espectacularidad de Game Of Thrones con acento en el misterio, la estrategia y la magia.

El mismo problema debe superarlo House of the Dragon, otra precuela de Game of Thrones que comenzó oficialmente su producción en el año 2019. La serie contará la historia de la casa Targaryen y tendrá lugar 300 años antes de la serie original. House of the Dragon se basará en Fire & Blood de George R.R. Martin, una compilación de historias y registros históricos relacionados con la Casa Targaryen. No obstante, es mucho más llamativa que la de los caballeros andariegos de Tales of Dunk and Egg, por lo que es probable sea la primera, sino la única opción, al momento de continuar la herencia de Martin en pantalla.

‘Game of Thrones’: una larga lista de desencuentros

Hace unos meses, el canal canceló una precuela de Game of Thrones protagonizada por Naomi Watts. Según George R.R. Martin, quien coescribió el episodio piloto, la historia se habría ambientado 4.000 años antes de los eventos del programa central. Siempre según el escritor, narraría “el descenso del mundo desde la Edad dorada de los héroes hasta su hora más oscura».

Lamentablemente la producción se detuvo por razones poco claras y es probable que jamás conozcamos sus detalles. Aunque es probable que Martin termine por incluir el argumento en cualquiera de sus libros futuros. Si es que llegamos a leernos en algún punto del futuro, claro.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.